Mónica Heller, la única artista argentina en la Bienal de Arte de Venecia

Artista
Artista

La multifacética artista, presenta una obra en video con animaciones en 2D y 3D que quedó seleccionada entre 40 propuestas de otros realizadores. Se expondrá entre abril y noviembre y será la única representante en el pabellón nacional

La Exhibición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia, que tendrá lugar del 23 de abril al 27 de noviembre, cuenta este año con la presencia en el pabellón argentino de la artista Mónica Heller, dibujante, pintora y realizadora audiovisual de animaciones 2D y 3D, quien en esta oportunidad presenta su obra “El Origen de la Substancia Importará la Importancia del Origen”, seleccionada entre 40 propuestas de diferentes realizadores, en una convocatorio pública y abierta.

“La video instalación que Mónica Heller exhibe en el Pabellón Argentino de la 59na Exhibición Internacional de Arte de la Bienal de Venecia nos sumerge en un paisaje sensorial que conmociona nuestra percepción de lo real y nos invita a interrogarnos acerca de los límites corporales, imaginarios y cognitivos de lo humano, en tiempos dominados por la sospecha de su ocaso como paradigma civilizatorio”, asegura Alejo Ponce de León, curador del proyecto.

Captura de la obra de Heller
Captura de la obra de Heller

El aprendizaje autodidacta de las diferentes tecnologías que utiliza y la dedicación artesanal que imprime a cada una de sus obras han ido construyendo una ética del trabajo DIY (Do It Yourself - hazlo tu mismo) que caracterizan tanto a su variada producción como al lugar que ocupa dentro del panorama artístico argentino. La ética DIY y la semiótica humorística de Mónica Heller se ubican de alguna manera en las antípodas del entorno explícito y vigilado de la Bienal de Venecia.

En “El origen de la substancia importará la importancia del origen”, la artista ironiza un ambiente singular que podría ser tanto un libro para niños como un panteón. Distribuidas por todo el Pabellón Argentino, pantallas y proyecciones albergan una amplia gama de retratos digitales animados: una galería de individuos -tanto humanos como no humanos- que habitan anécdotas cíclicas y absurdas; personajes extrañamente dignificados por la nube de sátira que los envuelve.

“Sus protagonistas, encerrados dentro de bucles temporales infinitos, reiteran ciclos de acciones a través de los cuales se construyen, se desarman y se vuelven a levantar, ofreciendo una coreografía insistente que rechaza cualquier forma de unidad narrativa. Un paisaje de iteraciones vibrantes en el cual resuena tanto la neurótica recurrencia del formato .gif como el recurso a la repetición del que se valieron diferentes corrientes de vanguardia del siglo XX”, asegura el curador.

Captura de la obra de Heller
Captura de la obra de Heller

En un artículo del periodista especializado en arte, Claudio Iglesias, la misma Heller dijo, hace años, que su trabajo sale de su aprendizaje: estudia algo, y al ejercitar lo que está estudiando va criando sus obras lentamente, como las rodajas de un glaciar que después caen al agua. El glaciar, en sus minutos de ruptura, concentra la fuerza de años de movimiento invisible.

Algunos trabajos de Heller, que se concentró en la animación CGI en la última década, comparten el proceso e identificación entre espectador y personaje pero enuna clave más alegre y hedónica. Muchos de sus ersonajes parecen recién haber empezado a sentir. Algunos de estos trabajos: Del orden cósmico al orden cosmético (2016), Del campo de baile al velatorio de guitarras (2016), De la conciencia satélite al saber atelital (2019).

Sin embargo, según cuenta el propio Alejo Ponce de León en relación a los comienzos de Heller, la artista comenzó a trabajar a la manera argentina, es decir que jamás vendió un video de sus animaciones, sino hasta haber sido designada representante del país en la Bienal, en diciembre de 2021. Su primera obra en forma de imagen en movimiento, una filmación misteriosa en VHS, fue realizada y exhibida en el año 2000. En esa muestra le robaron el cassette y jamás nadie lo volvió a ver.

Hasta hace poco invertía su tiempo en empleos diversos y multifacéticos que le permitían acercarse a la posibilidad, siempre remota, de poder dedicarse exclusivamente a hacer arte. En determinado momento comenzó a explorar las posibilidades expresivas del modelado y la animación en 3D mientras desarrollaba también su corpus pictórico. Su trabajo como pintora le permitió hacerse un lugar en algunas pocas colecciones privadas, mientras que su obra en video le abrió paso entre concursos nacionales y la posicionó, a los ojos de sus colegas, como una de las principales referentes del país en el tratamiento artístico de la animación.

Bienal de Venecia
Bienal de Venecia

En el caso de “El Origen de la Substancia Importará la Importancia del Origen”, la exhibición se despliega en toda la extensión del pabellón en 13 módulos audiovisuales independientes, compuestos por proyecciones y pantallas LED de diferentes dimensiones. Completan la instalación un diseño de sonido envolvente y una puesta lumínica ambiental. De manera inédita, además, el catálogo de la muestra cuenta con la participación de colegas artistas, escritoras y escritores, convirtiéndolo en una obra autónoma de carácter experimental y colectivo que amplía las posibilidades de representación de la actualidad argentina del arte.

Los personajes a los que Heller ha dado vida en cada una de las piezas exhibidas provienen de una matriz personalísima y artesanal con la que interpela el mundo simbólico que la rodea. Junto a sus obras de animación presentará una novela visual inédita realizada en colaboración con varias y varios de los artistas y escritores más notables de la actualidad argentina. El libro, que completa y revisa las particularidades del universo narrativo desplegado en la exhibición, fue bautizado como “Sed de éxito”.

Artista
Artista

Acerca de Mónica Heller

Participó de la primera edición del Programa de Artistas de la Universidad Torcuato Di Tella (2009), creado por Inés Katzenstein. Recibió la beca de la Fundación MMSN para realizar una residencia en Hangar Centro de Promoción Contemporánea de Barcelona (2010). Entre los varios premios que recibió en los últimos años, se destacan: el Primer Premio del Premio de la Fundación Andreani (2017), el Premio Estímulo del 72º Salón Nacional de Rosario Castagnino + Macro (2017) y el Tercer Premio del Premio de la Fundación Fortabat (2021). En 2019 presentó “De la conciencia satélite al saber satelital”, un trabajo comisionado por el Premio Braque, y “El Gato Sangrante y el Corazón Barbudo” que exhibió en PIEDRAS galería, en la Fundación Proa (Buenos Aires, Argentina) y en “OK.012/019″ en LISTE – Art Fair Basel (Suiza) y Art Berlin (Alemania). Sus obras han sido expuestas de manera individual y colectiva en Buenos Aires, Rosario, Salta, San Martín de los Andes, Tucumán, Barcelona, Santiago de Chile, Londres, Lyon, San Pablo y Berlín, entre otras ciudades. Desde 2012 realiza junto a Marcelo Galindo la serie de animación “Ciudad Elemental” que fue presentada en el auditorio del Malba (Buenos Aires, Argentina) en 2018 y en Mundo Dios (Mar del Plata, Argentina). Es miembro del colectivo de dibujo experimental “Geometría Pueblo Nuevo”, junto a otros artistas argentinos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA