domingo 24 de enero de 2021

Espectáculos

Mademoiselle de Joncquières, la venganza de una mujer herida

Perfectamente ambientada, cuenta la historia de tres mujeres que perpetran un plan para conseguir sus objetivos y vengarse del hombre que engañó a una de ellas

Del género romántico más arraigado en el clasicismo puro del siglo XVIII llega esta historia basada en la novela Jacques el fatalista, del escritor frances Denis Diederot, en la que se cuenta la historia de madame de La Pommeraye, una bella mujer viuda y adinerada que pasa del enamoramiento lírico a la venganza sin escrúpulos luego de que su amado, el marqués de Arcis, le confesara que ya no quiere estar con ella.

La historia tiene lugar en Francia, donde el marqués, conocido en todo París por sus conquistas, se propone ganar el corazón de la joven viuda. La mujer, conociendo el historial de su galante pretendiente, inicia una especie de juego en el que le asegura que nunca podrá conquistarla.

Finalmente, el hombre lo logra.

Luego de un tiempo él comienza a estar más distante y tener prolongados viajes de trabajo. Ella, sospechando su desinterés, termina sacando de mentira a verdad lo que no quería oír. Él ha dejado de tener sentimientos hacia ella -si es que alguna vez los tuvo- y se alegra de poder tener una amistad abierta con la que hasta hacía un momento era su amada.

Así, madame de La Pommeraye decide vengarse: Encuentra a una mujer que había sido duquesa pero que la desgracia la había llevado a ella, y a su joven y hermosa hija, a trabajar en un prostíbulo, y las convence de seguir su juego.

De este modo, logra que el marqués de Arcis se enamore locamente de la muchacha, ocultando su pasado y haciéndola pasar por una joven consagrada a Dios.

La adaptación de la novela de Diderot, escrita y dirigida por Emmanuel Mouret y estrenada en 2018 tiene una elegante puesta en escena, paisajes bucólicos y tranquilos en los lánguidos jardines franceses. Los detalles de vestuario, mobiliario y lo

caciones son realmente espléndidos. Sin embargo la historia no termina de convencer, dado los giros forzados que requieren convertir a una mujer inteligente y risueña como madame de La Pommeraye en una despechada y vengativa bruja que no duda en destruir la vida de su ex amante, la de la desesperada ex duquesa devenida en prostituta y la de su hija, de igual suerte.

Los que tenemos algunos años recodaremos la magnífica película Relaciones Peligrosas, de Stephen Frears, con el maravilloso elenco que agrupó a Glenn Close, John Malkovich, Uma Thurman y Keanu Reeves en una historia de intrigas, despecho, engaños, desamores y traiciones.

Muy por debajo de aquella está Mademoiselle de Joncquières, nombre de su versión original, traducida al inglés como Lady J. Es una novelita para pasar la tarde con un kilo de helado de por medio y, en todo caso, analizar por qué la mujer que maltratada por los hombres termina quedando como la mala de la historia y el hombre que la utilizó -como a muchas otras- sale ganando. A ver si de una vez logramos desarmar la idea del amor romántico, aquel en la que el hombre elige y la mujer se deja elegir y debe estar agradecida por ello.

Mademoiselle de Joncquières. 2018. Francia. Dirigida por: Emmanuel Mouret. Protagonizada por: Cécile De France, Édouard Baer, Alice Isaaz, Natalia Dontcheva, Laure Calamy, Manon Kneusé, Arnaud Dupont, . Género: Romance, Drama de época. Disponible en Netflix. Nuestra opinión: Buena.