Luto en el escenario de Mendoza: a los 77 años murió la gran intérprete Lucy Fernández

Lucy Fernández.
Lucy Fernández.

La actriz y directora mendocina murió el jueves pasado. Fue una de las integrantes del famoso TNT y actuó dirigida por grandes artistas de la provincia, como Carlos Owens, Rafael Rodríguez, Maximino Moyano, José Bertonasco y Jorge Lira.

El mundo de la cultura y el teatro mendocinos despidió hace unas horas a la gran actriz, directora y docente Lucy Fernández, quien falleció a los 77 años a consecuencia de una neumonía bilateral bacteriana.

Su trayectoria en las tablas cubre medio siglo de rica trayectoria y también de enseñanzas porque fue una generosa docente en el arte, que amó la actuación.

Muchos colegas y amigos la evocaron con sentidas palabras. Pinty Saba la definió con precisión: “Lo verdaderamente mágico en ella era la velocidad con que se transformaba en otro ser, completamente distinto al subir al escenario”.

De izquierda a derecha, Lucy Fernández, Guillermo Fischer, Gladys Ravalle y Maximino Moyano, en la obra "Chúmbale", del dramaturgo Oscar Viale y dirección de Rafael Rodríguez (1973).
De izquierda a derecha, Lucy Fernández, Guillermo Fischer, Gladys Ravalle y Maximino Moyano, en la obra "Chúmbale", del dramaturgo Oscar Viale y dirección de Rafael Rodríguez (1973).

Lucy, su verdadero nombre era Lucía Beatriz Fernández, subió por primera vez a un escenario en 1966, con “Tierra Baja”, bajo la dirección de Luis Arias Robeau.

Tiempos en que debía definirse entre la escena o la docencia porque se había recibido de maestra normal en la Escuela de Magisterio y además como terapeuta del lenguaje.

Eligió lo primero y dio una satisfacción a sus padres, especialmente a su papá, Ovidio Fernández, músico y legendario linotipista de Los Andes.

Sus desvelos fueron criar a sus hijas: Gabriela, Ana, Eleonora y Valeria, actuar y enseñar el abc de la interpretación.

Sus dotes actorales estuvieron bajo la dirección de grandes directores, como Carlos Owens, Rafael Rodríguez, Maximino Moyano, José Bertonasco y Jorge Lira.

El grito pelado", de Oscar Viale y la dirección de Guillermo Fischer (1968).
El grito pelado", de Oscar Viale y la dirección de Guillermo Fischer (1968).

Se la vio en unas cincuenta obras y fue una de las protagonistas del gran momento de las tablas mendocinas, cuando en los setenta irrumpió el Taller Nuestro Teatro (TNT), aunque luego ella y varios compañeros, bajo amenaza de muerte en el gobierno militar, se fueron de Mendoza.

De sus grandes actuaciones se destacan “Contrapunto para dos voces cansadas” de Jorge Díaz; “Destiempo”, de Eduardo Griffero, conducción de Pinty Saba; “Juan Moreira”; “Las tejedoras del tiempo”, con puesta en escena de su hermana Mercedes, de quien fue inseparable y llegaron a plasmar muchos proyectos juntas, y “Cyrano de Bergerac”, en el porteño Teatro San Martín. También hizo “Los apóstatas” de Manuel Corominola.

Tuvo una destacada labor como directora teatral, y para dar un ejemplo citamos “Shunko”, de Jorge Ábalos. No incursionó mucho en el cine, pero se la vio en el largometraje “Caso cerrado”, de Daniel Herrera, y fue coordinadora de casting en “El jardín de los infiernos”, basada en un libro de su hermana Mercedes (1994).

Sus últimas actuaciones datan de 2007-08, y su papel en “La Boda”, en la Comedia Municipal, dirigida por Gladys Ravalle y “Poseídos entre lilas”, de Alejandra Pizarnik, con la guía de Juan Comotti.

Jurados que analizan distintos rubros de la actividad teatral la premiaron por actuación protagónica, mejor actriz, dirección y mejor obra. El Instituto Nacional del Teatro lamentó su pérdida.

En marzo de este año definió buena parte de la esencia de su trabajo: “Me siento orgullosa de haber sido parte de TNT, una experiencia de arte y militancia. Esos compañeros y compañeras marcaron una época y abrieron un camino; construimos un escenario atravesado por la palabra la emoción y la cultura”.

“Esta actriz es maravillosa”

La directora, intérprete y docente Pinty Saba, contó una anécdota sobre Lucy, en ocasión del dictado de un curso sobre técnica teatral que dio en Mendoza el gran director portugués, ya fallecido, Augusto Fernandes, en la sede del teatro Las Sillas.

“Durante casi todos los días del seminario ella había permanecido en silencio, con pocas intervenciones, discreta, casi tímida. Al llegar al final debíamos mostrar una escena. Entonces a Lucy le tocó una escena de una obra de Chejov. Yo, que lo conocía mucho a Fernandes, sabía que no esperaba mucho de esa actriz. De repente Lucy, con sólo un chal negro, entró de golpe al escenario en tal estado emocional, con un cuerpo y una voz desconocida y apareció en un segundo un personaje ruso verdadero con la emocionalidad, el dramatismo, el humor, la exageración que tanto nos cuesta lograr a los actores por nuestra diferente idiosincrasia con ese pueblo. Recuerdo la cara de asombro de Fernandes. ¡Estaba perplejo, maravillado! Me miró y por lo bajo me dijo: ‘¡Esta actriz es maravillosa!’”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA