sábado 23 de enero de 2021

Hace apenas dos semanas llegó a la plataforma y está en boca de todos.
Espectáculos

Las claves para ver “Soul”, la última película “existencialista” de Disney

Ya es el primer gran éxito de su servicio streaming desde el desembarco en Latinoamérica. Una historia de extrema belleza visual, cuya temática poco tiene de infantil: el sentido de la vida. Lo que hay que saber antes de sentarse a verla.

Hace apenas dos semanas llegó a la plataforma y está en boca de todos.

No es algo de lo que no se haya hablado hasta ahora. Y es que Disney tiene madera para hacer filmes que, más allá de su público infantil, alcanzan a enamorar a grandes y chicos. Ahora, desde que Pixar lanzó “Soul” el 25 de diciembre en Disney Plus, la película no para de ser el centro de atención en las redes y ya podríamos anticiparle el título de “película del verano”.

Estamos frente a una película de animación enorme y, podríamos decir ya, su primer gran éxito en la plataforma desde que el coronavirus cerró los cines (“Mulán”, la predecesora más inmediata, tuvo fuertes críticas por su estreno apresurado en el streaming, por sus cambios respecto a la original y por su enorme precio diferencial de casi 30 dólares).

Hay más. El protagonista de “Soul” es su primer personaje afroamericano. Pete Docter, el director, nos ha entregado grandes producciones a lo largo de los años, y ahora abordó la temática de las almas y el propósito del ser humano en la tierra.

Joe es un profesor de música en un colegio secundario de Nueva York. Su anhelo, desde que su papá lo llevó a ver jazz en una sesión en vivo, es tocar en una banda. Y cuando llega a él la oportunidad de cumplir su sueño, solo le interesa que su deseo se vuelva realidad, descuidando hasta su propia seguridad caminando por la calle. Así pasa a otra dimensión, y como se niega a aceptar su muerte, ingresa al Gran Antes, donde se preparan los espíritus antes de llegar a la Tierra. Joe se convierte así, en ese mundo metafísico y bastante extraño (gráficamente, no se parece a nada que hayamos visto en Disney-Pixar), en el tutor de una almita que espera descubrir su propósito en la vida antes de nacer. La aventura que inician no la vamos a spoilear.

Con un protagonista amante del Jazz, la banda sonora del filme es excelente, trabajada con especialistas en su ámbito.

Tiene infinidad de puntos atractivos, comenzando por la profundidad de la temática que elige abordar el director. Luego de experiencias previas como “Monsters Inc.”, “Up” e “Intensamente”, Docter vuelve a sorprender, ahora abordando un tema que, a priori, no tiene nada de infantil: así conecta con “Coco”, una película que sacó más lágrimas a los adultos que a los niños.

En lo visual es excelente y merecía ser disfrutada ciertamente en la pantalla grande. En los rasgos de los personajes, el diseño del Gran Antes y el Gran Después, y en cada rincón de Nueva York, Pixar logra lucirse como pocas veces.

Las claves de su éxito

1-Los sentimientos y emociones. Como decíamos, Docter nos ha regalado grandes producciones que abordan temáticas que van más allá del entretenimiento infantil. En “Soul” las lágrimas son seguras. La historia moviliza a nivel emocional, conmoviendo hasta al más duro de sus espectadores. Además, sus mensajes, como dijimos, son un gran guiño para los adultos quienes podrán hacer una lectura más profunda del filme, similar a lo que pasa con “Up” e “Intensamente”.

2-Cambia el paradigma. Kemp Powers, guionista de la película, formó un departamento especial en Pixar integrado por trabajadores afroamericanos, y uno externo compuesto por expertos en la representación afroamericana en las artes. El objetivo era evitar la apropiación cultural. Powers tiene puntos en común con el personaje principal, ya que proviene de la misma comunidad, ambos son de mediana edad, y les encanta el jazz. El mundo está cambiando y Pixar no queda exento de ello.

El director asegura que las figuras más complejas de crear fueron los consejeros, los únicos personajes del filme que son bidimensionales.

3- Música al servicio de la historia. Si debemos destacar algo de las producciones de Disney son sus visuales y sus bandas sonoras. Por años, sus películas han cautivado en todo sentido, incluso hasta a nuestro oído. Al igual que en “Coco”, filme que ganó el Oscar a Mejor película animada en 2018, la música se convierte en una gran protagonista. El Jazz es primordial y está utilizado de una forma tan minuciosa que es perfecta. Hay numerosas referencias al género, con locaciones características y las letras abordan importantes mensajes como la inspiración, la vocación y la belleza creativa. El soundtrack fue creado especialmente para la película cuenta con canciones de Trent Reznor, vocalista de Nine Inch Nails, Atticus Ross y Jon Batiste.

4- El elenco que la compone. Aunque sea un filme animado, las voces detrás de cada uno de los personajes son de personas sumamente reconocidas en el mundo de la actuación. El actor Jamie Foxx, ganador de un Oscar, fue el elegido para darle voz a Joe Gardner. Tina Fey es 22, Graham Norton le pone voz a Moonwind, Richard Ayoade a Jerry, Rachel House es la contadora Terry, y Angela Basset a la famosa jazzista Dorothea Williams. Muchos de nosotros, igualmente, la veremos doblada. 

¿Por qué es más una película para adultos?

No es una novedad. Desde sus orígenes, la industria de producciones audiovisual apuntada a niños y niñas ha querido expandirse para toda la familia.

La vida y la muerte, el deber, los sentimientos, son temas que se encuentran presentes en varias de las películas que Disney nos ha ofrecido durante décadas. Desde los ’90 con “El Rey León”, “Tarzán”, hasta un poco más actual con “Coco” e “Intensamente”. La realidad es que trabajan en filmes que se amolden a una franja etaria muy amplia, entreteniendo a niños y reflexionando con sus padres.

En el caso de “Soul” entronca con toda la filmografía de Docter. Con “Monsters Inc.” la une ese mundo más allá de lo terrenal; con “Up”, las preocupaciones por la muerte y cómo un adulto ayuda a un menor en su vida (o antes de la vida, en el caso de “Soul”); con “Intensamente” el entramado y la manera en que presenta las emociones abstractas, sí, y también las cuestiones o preguntas metafísicas.

“Soul” logra algo bastante difícil y de una manera muy efectiva, y es que el espectador se pregunte lo mismo que los personajes: por el propósito de estar vivos y cuáles son las “chispas” que despiertan su pasión y su anhelo para estar vivos.

En un viaje por la vida y la muerte, los personajes de Soul intentan encontrar su próposito en la vida, apuntando su temática a un público más adulto.

En las películas de Docter se puede apreciar una mirada un tanto desalentadora o triste. Y es que es la tristeza la que impulsa a los cambios, como ya lo vimos en “Up” e “Intensamente”. “Soul” quizá tenga más impacto en los adolescentes y adultos que en los más pequeños, porque toda su carga simbólica es existencial.

Y como expresó el director en una entrevista con Clarín, su propósito con esta historia es disfrutar de la vida sin querer siempre cumplir con algo impuesto por nosotros mismos o alguien más.

“Muchos de nosotros crecimos con la idea de que tenemos que ganarnos el camino para ser dignos. Y es por eso que, muchas veces, algunos de estos objetivos terminan siendo, en cierto modo, autodefinidos o autolimitados. Y uno de los objetivos de la película es decir que sólo por estar vivos, somos valorados. Ya somos suficientes. Todos merecemos disfrutar de lo que la vida tiene para ofrecer. Todo lo que tenés que hacer es abrir los ojos y mirar a tu alrededor”, dijo.