lunes 21 de junio de2021

Harry Styles: de un concurso de talentos a una estrella pop
Ícono de la música y la moda, Harry Styles cada vez suma más y más proyectos a su carrera. ¿Cómo fueron sus comienzos?
Espectáculos

Harry Styles: de un concurso de talentos a una estrella pop

El artista británico sigue subiendo escalones en el mundo del espectáculo. Comenzó su carrera en The X Factor y hoy se encuentra en el auge de la música y la actuación.

Harry Styles: de un concurso de talentos a una estrella pop
Ícono de la música y la moda, Harry Styles cada vez suma más y más proyectos a su carrera. ¿Cómo fueron sus comienzos?

Tras haberse filtrado nuevas imágenes de su participación en una nueva cinta, las noticias vuelven a estallar tras la figura de Harry Styles. Lejos del escándalo, los titulares que lo acompañan siempre hacen referencia a factores positivos del cantante británico.

Cinco años después de comenzada su carrera solista, hoy se consagra como una de las grandes figuras del mundo del espectáculo, sumando cada vez más seguidores y ganándose el cariño de la gente.

Comenzó a mostrar interés por la música desde pequeño, a tal punto de que antes de su salto a la fama tuvo su propia banda “White Exkimo” junto a sus compañeros de escuela. Su llegada a One Direction fue su primer paso a emprender esta carrera de éxitos, que hoy a sus 27 años lo llevan a la moda, el cine y la música.

¿Será el destino el que lo llevó a ser hoy una de las estrellas más aclamadas de la industria musical?

Sus comienzos con One Direction

En 2010, un joven británico se presentó en el programa de talentos “The X Factor” frente a un jurado liderado por Simon Cowell. Con una angelical y dulce voz, Harry de apenas 16 años en ese entonces se ganó el aplauso y aceptación del público.

Tras algunas galas de eliminación, donde logró subsistir junto con quienes serían sus compañeros de banda, el jurado decidió formar un grupo musical con él y cuatro participantes más.

Comenzaron en 2010 en la competencia británica The X Factor..

Junto a Zayn Malik, Louis Tomlinson, Niall Horan y Liam Payne formarían el ícono pop y boy band británico-irlandesa One Direction. Por dos semanas se dedicaron a conocerse y practicar juntos, y tras mucho ensayar y prepararse en deslumbraron en el escenario de la competencia.

Finalmente, se posicionaron en tercer lugar, aunque ya se habían abierto paso frente a la industria. En 2011 firmaron un contrato discográfico de 2 millones de euros con Syco Records.

El legado de la boy-band

El primer hit de la banda fue “What Makes You Beautiful”, single con el que lograrían alcanzar el número uno en listas de Gran Bretaña e Irlanda. Fue gracias a su gran debut que lograron recibir reconocimiento como Brit Award al mejor sencillo británico, tres MTV Video Music Awards al mejor artista nuevo, mejor vídeo pop y vídeo más digno de compartir.

Este fue el primer salto a la fama que los llevaría más adelante a convertirse en un ícono adolescente, abriéndole puertas a cada uno de sus integrantes. Su primer disco, “Up All Night” debutó número uno en los Billboard 200, y además convirtió a la banda británica en el primer grupo que alcanza el número uno con su primer disco en la historia de la lista.

Desde 2011 hasta 2014 grabaron cuatro álbumes: Up All Night (2011), Take Me Home (2012), Midnight Memories (2013) y Four (2014). Encabezaron las listas de popularidad con éxitos como “What Makes You Beautiful”, “Live While We’re Young”, “Story of My Life” y “Steal My Girl”, y sus discos alcanzaron los primeros puestos en las listas.

Tras el retiro de Zayn Malik en marzo de 2015, los cuatro integrantes continuaron con la agrupación un álbum más y lanzaron “Made In The AM” (2015). En marzo de 2016, un año después del retiro de Malik, anunciaron un descanso de la banda donde se dedicarían a proyectos personales.

Su carrera solista tras la banda

Tras cinco años de estar en One Direction y alcanzar fama mundial con cinco discos que se posicionaron número uno en las listas musicales, finalmente comienza la etapa solista de cada integrante.

En el caso de Harry Styles, sus horizontes irían mucho más allá de la música. Moda, actuación y música han sido los principales espacios en los que el joven británico se ha destacado.

Siendo el menor de la banda, fue quien más reconocimiento ha alcanzado desde la separación de One Direction. Su primer single solista “Sign of the Times” se posicionó número uno en Reino Unido, alcanzó el cuarto puesto en la lista Billboard Hoy 100 y fue nombrado por la revista Rolling Stone como el mejor tema de 2017.

El mismo año lanzó “Two Ghost” y “Kiwi”, dos singles que luego conformarían su primer disco y que comienzan a mostrar el estilo más fresco y lejos de lo que se presentaba en su etapa grupal. Atrás quedaron las vestimentas de niños y su postura se volvió mucho más personal frente a temas a tratar en su música.

En medio del caos que generó la llegada de la pandemia y lejos de quedarse de brazos cruzados, lanzó su éxito “Watermelon Sugar”, una canción que nada tiene de coincidencias.

Sorprendió con una gran escenografía y sin dejar las cosas al azar, el escenario es muy particular: volviendo a sus orígenes, Harry decidió dirigirse a la playa en Malibú donde junto a sus cuatro compañeros grabaron su primer videoclip. Con un estilo totalmente diferente y adaptándolo a su nuevo mensaje solista, demostró de dónde viene y hacia dónde quiere ir.

Ninguno de sus compañeros en One Direction ha conseguido mantener su nivel. En su primer trabajo en solitario, con su nombre homónimo, vendió más de un millón de copias y fue número uno en todo el mundo anglosajón e incluso en España; el siguiente, Fine Line (2019), repitió números en los Estados Unidos, Reino Unido y Australia.

Relación con la moda lejos de estereotipos

Una de las características principales que detectamos a simple vista es su vestimenta. Lejos de encasillarse en estereotipos, Harry ha demostrado que las prendas no tienen género y es uno de los mensajes que intenta transmitir en cada alfombra roja, shows, videoclips y portadas de revistas.

Luciendo trajes de ballet rosa, faldas escocesas y prendas no hegemónicas, se ha posicionado como uno de los íconos de la moda del siglo XXI, posando frente a la cámara sin tupé para demostrar que hoy por hoy, la masculinidad de ha reversionado y cada vez más, las prendas dejan de tener género.

En la portada de la edición estadounidense de Vogue, la primera que ocupa un hombre en solitario en los casi 130 años de la revista, Harry Styles proyecta una imagen claramente andrógina.

Con un vestido de seda transparente que deja entrever sus tatuajes del pecho, Harry se presenta al mundo como una figura masculina sin miedo al qué dirán.

Las revistas anglosajonas especializadas en estilo de vida y moda masculina han señalado que Styles ha acumulado a sus 27 años los méritos para que se le considere un varón heterosexual sin pudor para ampliar los códigos de lo que, ética y estéticamente, debe ser un hombre hoy.

Harry logró este paso del público juvenil al mercado global de manera exitosa, algo que implica una transición difícil que debe darse con cuidado.

Su llegada al mundo cinematográfico

Y por si fuera poco, la estrella británica también se encuentra sumergida en la actuación. Tras su primer papel en “Dunkerque” bajo la dirección del gran Christopher Nolan, se encuentra trabajando en su segundo largometraje.

My Policeman, película dirigida por Michael Grandage y que llegará a Amazon Prime Video, será su nuevo desafío en materia cinematográfica. Basada en la novela del 2012 de la autora británica Bethan Roberts, la historia gira en torno a Tom Burgess (Harry Styles), un hombre atrapado en un sórdido triángulo amoroso entre su esposa, Marion, interpretada por Emma Corrin (“The Crown”), y su amante Patrick, interpretado por David Dawson (“Peaky Blinders”).