Ediciones del Retortuño cierra un año repleto de novedades

Sus libros se pueden conseguir en las librerías de Mendoza.
Sus libros se pueden conseguir en las librerías de Mendoza.

En un contexto difícil, esta editorial aun joven apuesta a la difusión de escritores locales. Presentó cinco libros en la última Feria del Libro y los proyectos abundan de acá a futuro.

El Retortuño nació junto a la primavera. Por eso lo recuerda muy bien Alejandro “Canito” Frías. La noche del 21 de septiembre de 2019 se juntaron en una pizzería del centro mendocino él, Andrea Barros, Claudia Saavedra y Facundo Correa, con el propósito de empezar a dar forma a una idea que tenían hace rato: hacer “una editorial que fuera una editorial realmente”. Parece redundante, pero no.

Lamentablemente, está muy instalada la idea de que una empresa de servicios editoriales es una editorial”, reflexiona Frías (escritor y gestor), “pero la primera no cumple la función que sí cumple la segunda”. Sigue: “Una empresa de servicios editoriales vende cada servicio (corrección, edición, diseño, etc.), mientras que una editorial se hace cargo del texto y de todo el proceso para que ese texto termine siendo un libro”. La diferenciación es importante para entender Ediciones del Retortuño.

Respecto de cómo surgió, me parece que era algo que andaba rondando y que de pronto terminó cristalizando”, dice Frías, quien recuerda cómo con sus colegas ya había coincidido, trabajando en otros ámbitos y proyectos. Entre ellos, tomó el rol de curador en el proyecto.

Creo que lo que sucedió es que todas las ganas y el respeto que teníamos mutuamente por la labor de las otras personas decantó en la creación de una editorial. Me parece que hasta podría considerarse que sería la conclusión lógica de nuestro trabajo por separado. En definitiva, esa noche en la pizzería lo que sucedió es que decidimos darle un nombre a algo que ya tenía forma”, remata.

Libros del catálogo de Ediciones del Retortuño.
Libros del catálogo de Ediciones del Retortuño.

- ¿Cómo pensaron la misión de EdR?

- Ya como editorial, lo que nos propusimos fue, además de publicar buenos títulos, hacer un trabajo respetuoso de todas las partes intervinientes en el proceso. En este sentido, y como primer punto, respetamos mucho el texto y a quien lo haya escrito. Tratamos de que el texto sea cuidado en sus mínimos detalles pero sin que el autor o la autora quede al margen de ese proceso, y mucho menos quienes lo van a leer quedan fuera de nuestra consideración, ya que el objeto libro se piensa desde varios lugares, ya sea desde lo cómodo que pueda ser para el público promedio ese objeto tenido entre las manos hasta la tipografía y la facilidad con que esta pueda leerse, y, por supuesto, desde el diseño, que es un plus importante en EdR. Y otro plus que me parece de suma relevancia a la hora de trabajar es que cada autora o autor, si bien acompaña el proceso, no tiene que preocuparse más que por lo suyo, que es escribir. De lo demás se encarga EdR.

-¿Qué pasó desde el surgimiento hasta hoy, teniendo en cuenta el difícil año que pasó?

-En cuanto a las publicaciones, lanzamos nuestro primer título en diciembre de 2019, y teníamos un plan editorial que recomenzaba en abril del 2020, pero en marzo, ya sabemos, la pandemia obligó a que todos esos planes se alteraran. Pero creo que esa fue nuestra prueba de fuego, porque a las complejidades y complicaciones propias de emprender cualquier proyecto cultural se nos sumó el aislamiento. Con sólo un título en la calle resistimos hasta que pudimos publicar el segundo, en octubre del 2020, y una vez que publicamos el tercero, en marzo de este año, todo se reencaminó. Salimos de pie de ese período y ahora estamos a velocidad crucero, si se permite la comparación.

El futuro de EdR está lleno de proyectos y su contundente presencia en la última Feria del Libro de Mendoza, donde presentó cinco libros, ya la perfila como una de las plataformas editoriales más firmes y prolíficas de la provincia.

Los libros que tuvieron lugar en la grilla son: “Los puquios”, de Oscar D’Angelo; “Cabeza de pájaro”, de Ofelia Santos; “Barro de domingo”, de Daniel Fermani y Frías; “Tres demonios”, de Beatriz Ardesi, y “La ciudad de barro” de Alejandro Santa María Conill, este último (en coedición con Ediciones Culturales Mendoza) es una publicación especial 80 aniversario, con prólogo de Oscar D’Angelo y textos que analizan la obra escritos por Marta Castellino y Fabiana Varela.

Presentación del libro "Barro de domingo", de Daniel Fermani y Frías, en la última Feria del Libro. Foto: Gentileza.
Presentación del libro "Barro de domingo", de Daniel Fermani y Frías, en la última Feria del Libro. Foto: Gentileza.

Después de reencaminar el cronograma, en los próximos días saldrá un nuevo título de la Colección Marilena: “Mariquita”, de María Luz Malamud. Además, para el primer semestre del año que viene ya hay en carpeta unos siete títulos, “de los que preferiría no adelantar nada, sólo que van a seguir sorprendiendo en la escena literaria mendocina”, promete Frías.

Un panorama de las novedades

“Los puquios”, de Oscar d’Angelo: “¿A quiénes entregaron su corazón los hombres y las mujeres que dieron su vida por estas tierras? ¿Cuáles son las preocupaciones antes de morir de un acaudalado empresario y de un general del ejército federal? ¿Qué secretos guarda una esquina que no ha sido derrotada por el tiempo? ¿Cuán cruel puede ser un hombre cuyo nombre reluce en calles y distritos de Mendoza? ¿Qué memoria queda en los pueblos de quienes emigraron? ¿Adónde puede llevar la necedad a un juez?”, enumera la contratapa del libro. “La Historia es como un gran río que abreva de pequeñas historias. Esas pequeñas historias son, pues, los puquios que alimentan nuestro devenir como pueblo. De allí el título de este libro. Cada una de las personas que construyeron, construyen y construirán este país es un pequeño hilo de agua. Algunas se pierden en el río de la Historia, otras lo alimentan para que se ensanche y no deje de fluir”.

“Cabeza de pájaro”, de Ofelia Santos: “Una pajarita se posa en el marco de la ventana y te da los buenos días. Un pequeño ser alado se detiene junto a vos en un banco de la plaza y te saluda con un saltito. Una bandada te sorprende elevándose hacia el sol. Una pluma cae arremolinada por la brisa y llega a tus manos como una carta. ¿Cuántas historias tienen para contarnos un hornero y una paloma, un tordo y una lechuza, una torcaza y un benteveo? ¿Cuántos cielos recorrió el gorrión ese que acaba de hallar una miguita de pan justo al lado de tus pies? Las imágenes de Ofelia Santos no cuentan una historia. Cuentan miles de historias, tantas como las que vos descubras. Escribilas, contalas, compartilas, desarmalas y volvelas a armar. Construí tu mundo de plazas y plumas, de sueños emplumados que nacen de una cabeza de pájaro”.

“Barro de domingo”, de Daniel Fermani y Alejandro Frías: “Domingo. Los medios de comunicación destacan en sus titulares el trigésimo aniversario de la aparición de ‘Cosmogonías extrasensoriales’, el disco de Ganesha que cambió la historia de la música. Desde un departamento céntrico y una casa en un barrio, Dante y Nicolás, dos de los integrantes de la banda, repasan sus odios y sus amores, perdidos en los vericuetos del tiempo y de las pasiones. ‘Sé que si no fuera por Ganesha, todo en mi vida hubiera sido más difícil, pero me sigue dando vueltas la idea de que el costo fue la pérdida de la felicidad. Ganesha nos esquilmó la felicidad para inyectársela a miles de personas’, concluye uno de ellos. ‘Barro de domingo’ se mete en la intimidad de una banda que tocó el cielo con las manos poco antes de hundirse en su propio infierno”.

“Tres demonios”, de Beatriz Ardesi: " Con destreza, Ardesi echa mano a los mitos y las leyendas que han acompañado a la humanidad desde hace siglos para materializarlos en historias contemporáneas. La soledad ante lo inconmensurable del tiempo y del espacio, la fragilidad del espíritu humano, la vulnerabilidad frente a los dioses y todas nuestras creaciones… Todo ello compone la materia prima de estos cuentos en los que Ardesi juega con nuestros miedos ancestrales”.

“La ciudad de barro”, de Alejandro Santa María Conill: Edición que quiere recuperar la importancia de este escritor para las letras mendocinas. Este segundo libro fue la confirmación de su talento y obtuvo el Premio Regional de Literatura en la Región Cuyo, otorgado por la Comisión Nacional de Cultura en 1941. Ese mismo año recibió una mención especial a la mejor obra en el concurso realizado en Buenos Aires por el PEN Club, en virtud de seguir en orden de mérito al libro elegido para el único premio instituido.

Dónde adquirirlos

Los libros de EdR se pueden conseguir en librerías de Mendoza como García Santos, Ludditas, Centro Internacional del Libro, etcétera. También en Umano, Libros & Objetos de Diseño, recientemente abierto en el Pasaje San Martín (local 36): además de libros, ofrece objetos de metal, tela y cerámica exclusivos.

Los libros también pueden adquirirse en Umano, tienda ubicada en el Pasaje San Martín.
Los libros también pueden adquirirse en Umano, tienda ubicada en el Pasaje San Martín.

Las colecciones de El Retortuño

Colección Piel de Gallina (de terror, suspenso y misterio)

Colección Marilena (literatura infanto-juvenil)

Colección Capítulo 68 (novela y cuento)

Colección Los Imperdibles (rescate de títulos y autores fundamentales de la literatura mendocina)

Colección Tres Empanadas (humor, libros fuera de lo común, textos que recuperan lo regional; es la colección más abierta)

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA