domingo 16 de mayo de2021

De Simón y su familia “jurío” a “Papá Noel se va a morir”: cinco momentos navideños en la TV argentina
La televisión es un gran aliado para la Navidad, ya sea con películas o con escenas memorables de coberturas en vivo. Foto Ilustrativa
Espectáculos

De Simón y su familia “jurío” a “Papá Noel se va a morir”: cinco momentos navideños en la TV argentina

En épocas de memes y viralización, los vivos en los canales son una fuente constante de material imperdible. Y si a ello se le suma el espíritu navideño, las compras a último momento y Papá Noel, el resultado no decepciona.

De Simón y su familia “jurío” a “Papá Noel se va a morir”: cinco momentos navideños en la TV argentina
La televisión es un gran aliado para la Navidad, ya sea con películas o con escenas memorables de coberturas en vivo. Foto Ilustrativa

La televisión en época navideña es una aliada perfecta, tanto para la previa de la cena de Nochebuena como para el -generalmente- ocioso 25 de diciembre. Ya sea con películas como Mi pobre Angelito o Love Actually, especiales de Planeta Gol -también conocido como “El Programa de Lavecchia”, que incluye goles, jugadas y curiosidades de las ligas de fútbol de todo el mundo- o con los bloopers de Crónica TV; el zapping se apodera de nosotros durante horas. Y el resultado es, casi siempre, memorable.

Foto: Captura Internet.

Pero más allá de estos contenidos preparados especialmente para la Navidad (también se repite para Año Nuevo), hay otras escenas que no tenían como objetivo convertirse en clásicos navideños, aunque lo lograron. Móviles de gente que hace las compras a última hora con respuestas o reacciones inesperadas, presentadores o presentadoras desbordantes de emoción (excesiva) y hasta una canción creada por un grupo de niños que augura el peor de los finales para Papá Noel son algunas de los memorables momentos de la televisión argentina en Navidad.

Un Papá Noel fitness y sin copa para brindar

En 2018, el último día hábil previo a la Navidad, el entonces presidente de la Nación, Mauricio Macri organizó un brindis con los empleados de la Casa Rosada. Se trató de un acto espontáneo, en el que Macri se reunió en uno de los patios y propuso un brindis navideño.

La escena no tardó en viralizarse -y “memelizarse” también- por las características del Papá Noel presidencial: un hombre flaco -no se condice con la imagen del popular Santa-, con una inmutable mueca de seriedad, y sin una copa en la mano para poder brindar. “¡Salud, Papá Noel!” lo saluda Macri con su copa en mano, pero al intentar brindar, Papá Noel choca su puño con la copa.

Foto: Captura Internet.

Demasiado espíritu navideño

Que la proximidad del fin de año, la llegada de la Navidad y todo lo que la rodea nos pone un tanto sensibles; nadie podría discutirlo. La nostalgia, la melancolía y la emoción suelen apoderarse de nosotros; y cada uno o cada una trata de manejarlo como puede.

Pero la adrenalina y el entusiasmo de una conductora tucumana durante la transmisión de la llegada de Papá Noel a esa provincia superó cualquier expectativa; rompió el “emocionómetro”.

Fascinada por la “nave” en que llegaba el popular personaje -un helicóptero-, la joven no deja de pedir a viva voz que se lo aplauda, al tiempo que lo llama una y otra vez a los gritos. “¡Gracias por elegir Tucumán para venir!”, vocifera mirando hacia el firmamento. Y, totalmente extasiada, concluye con un contundente: “Me tiraría del escenario...”.

Simón y su “familia jurío”

Los centros comerciales suelen estar, metafóricamente, explotados los días previos a la Navidad. En este contexto, es infaltable el móvil televisivo en los shoppings, reflejando en intenso movimiento y entrevistando a los acelerados compradores.

Y fue durante uno de los móviles de TN cuando, con la emoción de cualquier niño de su edad, Simón se acercó corriendo a la cámara y el micrófono. “¿Le escribiste la cartita a Papá Noel?”, pregunta con ilusión el notero. “No, porque (titubea)... Porque ‘mi familia es judío’” responde con nervios y emoción el niño, y la D de “judío” suena como una R. “Bueno, ahí se va Simón entonces, que hoy no festeja la Navidad”, concluye la nota el movilero en un típico caso de lo que se conoce como “la rema”.

Un sincericidio fastidioso

En otro de estos infaltables móviles con las compras de último momento, también TN le regaló a la TV argentina un momento que nos acompañará por los siglos de los siglos. Esta vez no es un niño el entrevistado, sino que es una joven que recorría los pasillos del shopping para hacer las compras que había dejado para el final. Y, también a diferencia de lo ocurrido con Simón, es la cronista quien se acerca a entrevistarla.

Sin muchas ganas de detenerse a conversar, la joven enfrenta el micrófono y contesta de manera escueta. “¿Cómo vas a pasar la Navidad”, es una de las preguntas de la periodista. Y, sin inmutarse, la entrevistada responde con naturalidad: “En pedo”. Luego de las risas de la notera y de la conductora del segmento, desde el estudio de televisión, cual premonición, le advierten a la notera: “Te acaba de regalar un meme”. ¡Y vaya que sí!.

¿La muerte de Papá Noel?

A fines de 2006, y cuando en el cruce terrestre entre Argentina y Uruguay vía Entre Ríos estaba en pleno apogeo el conflicto con la papelera Botnia, un grupo de niños y niñas, junto a una docente, se congregaron en el lugar para manifestar de una forma bastante particular su preocupación por el medio ambiente.

Papá Noel nace literalmente en Finlandia, de donde es Botnia. Sabemos que si tienen un Papá Noel y llega a venir al Río Uruguay, se va a morir. Porque se va a tirar por la chimenea, por ahí vienen las dioxinas y chau Papá Noel”, resume con contundencia y ante las cámaras de Telefe Noticias la mujer que acompañaba a los niños.

Tras terminar de brindar su trágica predicción, los niños y niñas entonan una canción, no menos trágica. “Papá Noe, se va a morir cuando pase por el Río Uruguay... Dos papeleras enormes verá, por la chimenea el gordo se va a tirar, va a aspirar las dioxinas...”, entonan los chicos y las chicas.

Rodolfo Barili, llevó tranquilidad a los niños y niñas del país.

Ante semejante revelación en el móvil, de regreso a los estudios es el propio Rodolfo Barili (conductor) quien, consternado, se encarga de llevarles tranquilidad a los niños que veían el noticiero en sus casas. “Más allá de que a veces los adultos no cuidamos las palabras, Papá Noel no se va a morir, concluye. Y tranquiliza.