lunes 12 de abril de2021

Charly García en pleno vuelo, hace 21 años, en Mendoza.
Espectáculos

Charly García prepara un nuevo disco a 21 años de su salto histórico en un hotel mendocino

Quien dio la noticia de este álbum en preparación fue José Palazzo desde Twitter. Según el productor, Charly le contó que estaba grabando un próximo disco “alucinante”.

  • Redacción LA
  • jueves, 4 de marzo de 2021
Charly García en pleno vuelo, hace 21 años, en Mendoza.

Mendoza es una ciudad importante en la historia de Charly, una geografía que ha sido contexto de varios apuntes para la historia del rock nacional. Uno de ellos fue noticia en el mundo entero y, efectivamente, hoy se cumplen los 21 años del suceso. Hablamos de aquel día insólito en el que Charly saltó desde el balcón de la habitación del hotel Aconcagua a la piscina.

El productor José Palazzo utilizó su cuenta de Twitter para informar ayer en la mañana que Charly García se encuentra grabando un nuevo disco. Esta novedad coincide con el aniversario 21 de ese salto inolvidable.

“Charly me contó que está grabando un disco alucinante, no pude verlo en la pandemia y no he podido escuchar el disco, pero me dejó una gran alegría saberlo”, escribió Palazzo, fundador del festival Cosquín Rock.

La confirmación del próximo paso discográfico de Charly García después de más de cuatro años (“Random” se publicó en febrero de 2017), coincide con los 21 años de ese salto interminable. O no tanto, si pensamos en la oportunidad de la difusión.

El mentor de Sui Generis, La Máquina de Hacer Pájaros y Serú Girán y uno de los mayores músicos populares de Argentina, tuvo ese arrebato como desenlace de un desacuerdo con la policía local.

El origen del salto se había gestado la noche anterior. Tras un concierto del ciclo de recitales gratuitos “Argentina en Vivo” en el estadio Malvinas Argentinas, que mostró a un García convulsionado y acompañado por su amiga Mercedes Sosa, el músico vivió un incidente con una fan.

A raíz de ese suceso, el músico fue buscado por la policía y debió ir a la oficina judicial a declarar pero se exasperó cuando lo empezaron a pasear por diferentes dependencias y, fastidiado, le dijo a uno de los policías en el lugar: “Mirame las manos, yo soy Charly García”. Y, por si quedaban dudas de que se trataba de una ofensa, insistió: “Yo no soy igual que vos, soy Charly”.

“A la mañana siguiente, estábamos sentados en el balcón que daba a la pileta. Charly empieza a dar vueltas por la habitación, corriendo de un lado para el otro, hasta que agarró un muñeco inflable y lo tiró por la ventana. Nos dijo que era para medir el viento”, recordó el año pasado Fernando Szereszevsky -ladero del rockero por entonces-.

La singular experiencia tuvo su versión musical, ya que unos meses después del salto, en octubre de 2000, en el lanzamiento del disco “Sinfonías para adolescentes”, que marcó la última vuelta de Sui Generis, se incluyó “Me tiré por vos” y “Noveno B”.

¿Por qué se tiró Charly del noveno piso?

“Estaba muy aburrido en mi Mendoza fatal. Dije: ‘¿Qué me falta ahora? ¡Solo aprender a volar!. Mirá pendejo, me tiré por vos...”; suena en “Me tiré por vos” el track 15 de “Sinfonías para adolescentes” de Sui Generis).

“Me voy a tirar del noveno piso, me voy a tirar al mar. Me voy a tirar sin pedir permiso, me voy a tirar igual...”, dice “Noveno B” del mismo disco.

Hace casi 21 años, el 30 de octubre, Charly y Nito Mestre publicaron “Sinfonías para adolescentes” con estas dos canciones que hacen referencia a lo que vivió el autor de “Clics modernos” el mediodía del viernes 3 de marzo de 2000 en nuestra provincia: uno de los hitos que marcaría para siempre su vida.

En la suite dejó su sello personal -alfombras y paredes pintadas con aerosol-, y es la misma donde 12 horas después se alojó el entonces presidente, Fernando De la Rúa, quien había viajado para la Vendimia.

Charly García, el día que se tiró de un noveno piso a una pileta en Mendoza.

“Es la primera cosa deportiva que realmente estoy disfrutando”, afirmaba en el video que registró el momento. Nadaba y charlaba con los periodistas que habían corrido hasta el borde de la pileta. Luego se paró en la parte menos profunda (entre 1,20 y 1,50 metros) pero minutos antes se estima que cayó en la parte más honda que es de 2,40 metros. Se cree porque la pileta estaba desierta y nadie lo vio caer.

Dependiendo de quién rememore aquellos días, hay diferencias en el relato. En el documental de National Geographic, el propio Charly contó: “¿Sabés por qué me tiré? Porque me perseguía la Policía. Había un policía abajo. Cuando subió, me dijo: ‘¡Yo soy la policía!’. Y le dije: ‘¿y quién te mandó a no estudiar?’. Me reí mucho”, relató. Y agregó que de joven se tiraba de los molinos de viento hacia la pileta. “Practiqué. ¿Vos te creés que estoy loco?. No, no estoy loco. Tenía un solo salto para hacer”.

En una entrevista con Los Andes en 2013 el rockero repasó el episodio. “Me di cuenta de lo que hice cuando estaba en el aire. La primera parte del salto -que es cuando todavía estás bajo la influencia de tus músculos- es una cosa. Y después te chupa la gravedad y bajás como un meteorito”, relató y agregó: “Me llevaba la policía por algo que yo no había hecho”.

Ahora a esperar el disco que no sabemos si hace alusión o no a esta efeméride, que siempre será recordada en la historia del rock argentino.