domingo 29 de noviembre de 2020

Espectáculos

“Bala perdida”: el “Rápidos y furiosos” de poco presupuesto de Netflix

El punto débil de la producción francesa es la comparación con la saga, algo que la deja en completa desventaja. Sacándose el prejuicio, puede llegar a entretener.

Últimamente, parece que los éxitos se construyen gracias a las comparaciones. La semana pasada hablábamos de “365 dni”, la película polaca que, en gran parte por publicitarse como la heredera de “50 sombras de Grey”, sigue entre lo más visto de Netflix en el mundo. Ahora, la tirana comparación cae sobre “Bala perdida”, que ocupaba ayer el primer puesto de lo más reproducido en Argentina en esa plataforma.

Es que antes de su estreno, el 19 de junio, ya la llamaban la “Rápidos y furiosos francesa”. Y ahí está su karma, porque esta película, dirigida por Guillaume Pierret, no está a la altura de la saga creada en 2001, tanto en las artillerías que ponen sobre la ruta como en el espectáculo visual que ofrecen. Probablemente ese gancho publicitario sea el que termine hundiendo a esta modesta producción francesa, que difícilmente sea recordada por alguien después de este furor de reproducciones, que atribuimos a su reciente estreno. Y habría que avisarle a los creativos del marketing de los peligros de vender un bluff.

¿Esto quiere decir que “Bala perdida” es una película mala? No. Simplemente no se mide en las mismas ligas que “Rápidos y furiosos”.

Protagonizada por Alban Lenoir y Ramzy Bedia, nos metemos en la historia de un delincuente al que dejan salir de la cárcel por sus cualidades como mecánico (¿quéee?), y que se ve involucrado inmediatamente en una trama de policías corruptos.

Quien le ponga play a esta película esperando ver una fiesta de explosiones, chispas y metal retorcido se llevará su primera decepción, puesto que su bajo presupuesto le da corto alcance en la acción. Y aunque resulte por momentos plana, aunque sea una historia bastante lineal y simple de una hora y 33 minutos, puede resultar entretenida.

El error, nuevamente, está en la expectativa, porque “Bala perdida” está muy lejos de “The Fast and the Furious”, y aún en aquellos aspectos en los que podría haber destacado dada la pobreza presupuestaria, como el desarrollo de los personajes y la calidad del guion, no cumple demasiado tampoco. Aun mucho antes de sentir la adrenalina del primer choque, los que la estén viendo llenos de expectativas puede que se estrellen de sopor contra la pantalla.

Pero antes que una película de acción olvidable, ¿no conviene ver de nuevo una buena? Si “Bala perdida” era el plan para ver con papá en su día, convendría cambiarlo por otro, como volver a ver la saga yanqui. Hay nueve para elegir. No serán obras maestras, pero son efectistas.

La ficha

“Bala perdida”. Francia / 2020. 93 minutos. Acción - Thriller. Dirigida por Guillaume Pierret. Disponible en Netflix. Calificación: Buena.