8 consejos para reparar la barrera cutánea de los daños del sol, estrés y falta de hidratación

Es importante cuidar la piel del cuerpo y rostro todos los días; ya sea de afuera hacia adentro o viceversa. En esta nota, te cuento todo lo que tenés que saber para revertir el daño en la capa más externa de la dermis y empezar a crear hábitos saludables para protegerla.

8 consejos para reparar la barrera cutánea de los daños del sol, estrés y falta de hidratación.
8 consejos para reparar la barrera cutánea de los daños del sol, estrés y falta de hidratación.

La barrera cutánea, también conocida como barrera epidérmica, se refiere a la capa de la piel que protege el cuerpo contra el entorno externo. Esta barrera es esencial para prevenir la entrada de microorganismos, alérgenos, toxinas y pérdida excesiva de agua.

La barrera cutánea, también conocida como barrera epidérmica, se refiere a la capa de la piel que protege el cuerpo contra el entorno externo.
La barrera cutánea, también conocida como barrera epidérmica, se refiere a la capa de la piel que protege el cuerpo contra el entorno externo.

Este escudo protector está compuesto principalmente por la capa externa de la piel llamada epidermis. La epidermis está formada principalmente por células llamadas queratinocitos, que se renuevan constantemente y producen queratina, una proteína que otorga rigidez y protección a la piel. Su principal función es evitar que las sustancias dañinas entren en la piel y la pérdida excesiva de agua.

La barrera cutánea está compuesta principalmente por la capa externa de la piel llamada epidermis.
La barrera cutánea está compuesta principalmente por la capa externa de la piel llamada epidermis.

La barrera cutánea también incluye las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas que producen aceite y sudor y ayudan a mantener la piel hidratada y ácida, creando un entorno hostil para muchas bacterias y microorganismos.

La barrera cutánea también incluye las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas que producen aceite y sudor.
La barrera cutánea también incluye las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas que producen aceite y sudor.

Cuando la barrera cutánea se daña debido a lesiones, irritaciones, enfermedades de la piel o exposición a factores ambientales agresivos como el sol, viento o frío; puede causar problemas de salud de la piel como infecciones, sequedad, inflamación y alergias. Por lo tanto, es muy importante cuidarla y protegerla para mantener su salud e integridad.

Cuando la barrera cutánea se daña debido a lesiones, irritaciones, enfermedades de la piel o exposición a factores ambientales agresivos como el sol, viento o frío; puede causar problemas de salud de la piel.
Cuando la barrera cutánea se daña debido a lesiones, irritaciones, enfermedades de la piel o exposición a factores ambientales agresivos como el sol, viento o frío; puede causar problemas de salud de la piel.

¿De que manera podemos proteger la capa más externa de la piel?

1. Limpieza suave: utiliza limpiadores suaves y sin fragancia para evitar la eliminación excesiva de aceites naturales de la piel. Lava tu rostro con limpiadores Syndet. A diferencia de los jabones tradicionales, que son alcalinos y pueden ser más agresivos para la piel, los limpiadores Syndet tienen un pH más cercano al pH natural de la piel, que es ligeramente ácido (generalmente alrededor de 5.5). Esto los hace menos propensos a eliminar los aceites naturales y dañar la barrera cutánea, lo que los convierte en una opción más suave para limpiar la piel.

La limpieza es clave para mantener la salud de la barrera cutánea.
La limpieza es clave para mantener la salud de la barrera cutánea.

2. Hidratación: aplica una crema hidratante después de la limpieza para mantener la humedad en la piel y a fortalecer la barrera cutánea.

3. Protección solar: El sol puede dañar la barrera cutánea. Usá protector solar diariamente, incluso en días nublados, para proteger tu piel de los daños provocados por los rayos UV.

4. Evitar productos agresivos: Evita los productos de limpieza o cuidado de la piel que contengan ingredientes agresivos como el alcohol, fragancias fuertes, ácidos exfoliantes en exceso. Estos pueden dañar la barrera cutánea.

Mantené una dieta equilibrada rica en antioxidantes, ácidos grasos omega-3 y vitaminas para promover la salud de la piel desde adentro.
Mantené una dieta equilibrada rica en antioxidantes, ácidos grasos omega-3 y vitaminas para promover la salud de la piel desde adentro.

5. Dieta equilibrada: mantené una dieta equilibrada rica en antioxidantes, ácidos grasos omega-3 y vitaminas para promover la salud de la piel desde adentro.

6. No te exfolies de forma excesiva: la exfoliación puede ayudar a eliminar las células muertas de la piel, pero hacerlo en exceso puede dañar la barrera cutánea. Exfolia tu piel una o dos veces por semana.

Tomá agua para mantener tu piel hidratada desde el interior. La hidratación es fundamental para la salud de la piel.
Tomá agua para mantener tu piel hidratada desde el interior. La hidratación es fundamental para la salud de la piel.

7. Hidratación interna: tomá agua para mantener tu piel hidratada desde el interior. La hidratación es fundamental para la salud de la piel.

8. Evita el estrés: el estrés crónico puede debilitar la barrera cutánea. Practica técnicas para el manejo del estrés, como la meditación o yoga.

El estrés crónico puede debilitar la barrera cutánea. Practica técnicas para el manejo del estrés, como la meditación o yoga.
El estrés crónico puede debilitar la barrera cutánea. Practica técnicas para el manejo del estrés, como la meditación o yoga.

Usa productos adecuados para tu tipo de piel; ya sea grasa, seca, mixta, sensible, etc.. Cuidar la barrera cutánea es importante para mantener una piel sana. Los cambios en la rutina de cuidado de la piel pueden llevar tiempo en mostrar resultados, así que mantené la constancia en el cuidado de tu rostro.

Si querés saber más sobre dermatología y estética, entrá a mi perfil de Instagram @dra.sofiamazzaroni y estate atento a toda la información que tengo para contarte sobre tu piel y cómo cuidarla.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA