Diciembre “apocalíptico” en Netflix: “Dejar el mundo atrás” se suma a una costumbre que nació en pandemia

En los últimos cuatro años, la plataforma más popular apuesta a enganchar al público navideño con películas originales que nos presentan escenarios devastadores. La última, “Dejar el mundo atrás”, con Julia Roberts y Ethan Hawke, ya es un éxito.

Captura de escena de "Dejar el mundo atrás" ("Leave the world behind"), el filme de Netflix que protagoniza julia Roberts, Ethan Hawke y Mahershala Ali. (Netflix)
Captura de escena de "Dejar el mundo atrás" ("Leave the world behind"), el filme de Netflix que protagoniza julia Roberts, Ethan Hawke y Mahershala Ali. (Netflix)

Ya se sabe: llega diciembre y Netflix nos lanza a la cara una película que nos ponga frente al fin del mundo. Un morbo escatológico que, al parecer, le rinde muy bien, porque se trata de producciones originales que estallan en los rankings de los días navideños.

La última en sumarse a la lista, y que confirma la política apocalíptica de la empresa, es “Dejar el mundo atrás”, subida a la plataforma el 8 de diciembre, que concitó toda la atención por juntar a dos actores de primera fila como Julia Roberts y Ethan Hawke. Dirigida por Sam Esmail, famoso por las series “Mr. Robot” y “Homecoming” (donde ya había trabajado con la actriz), el público se sorprendió con una historia de gran poder narrativo y visual, aunque dejó a más de uno pensando.

Pero antes, en similares circunstancias, la precedieron Cielo de medianoche(“The Midnight Sky”), estrenada el 23 de diciembre de 2020; “No mires arriba” (“Don’t Look Up”), estrenada el 24 de diciembre de 2021 (es la segunda película más exitosa de Netflix) y, el 30 de diciembre del año pasado, “”Ruido de fondo” (“White Noise”).

¿Podría decirse que es una costumbre surgida de la pandemia? Probablemente. Basta recordar cómo en esos meses del 2020 se pusieron de moda las películas de cine catástrofe como “Geotormenta”, que en noviembre de ese año saltó a lo más alto del podio y, después de haber pasado desapercibida en su estreno en cines, fue vista por todo el mundo e incluso elogiada. Sin embargo, Netflix huye del cliché y siempre quiere dar una vuelta de tuerca en sus contenidos originales.

Para empezar: sus apocalipsis tienen firmas de autor, como el genial Adam McKay en “No mires arriba”. A “Ruido de fondo” la dirigió nada menos que Noah Baumbach, el niño mimado del mumblecore, quien junto a su pareja Greta Gerwig, ya posicionados en el mainstream más ostentoso con “Barbie”, se convirtieron también en los mimados de Netflix.

"No mires arriba" (Netflix), la comedia apocalíptica que es la segunda película más vista de la plataforma.
"No mires arriba" (Netflix), la comedia apocalíptica que es la segunda película más vista de la plataforma.

Pero a la Gran N también le gustan las historias con conexiones sociales y políticas reales. Hace pocos días, de hecho, hubo una polémica por el uso de vehículos autónomos Tesla en “Dejar el mundo atrás”, en una escena en la que son hackeados y obligados a chocar uno detrás de otro. El grito en el cielo de Elon Musk nos recordó el mismo alarido que pegó en 2021, cuando un personaje de “No mires arriba” parodiaba a los gurúes tecnológicos y dejaba su ambición de conquistar el espacio (y sus riquezas minerales) como la perdición del planeta.

Nada es casual, y el rol de Barack y Michelle Obama como productores ejecutivos del filme de Sam Esmail no deja margen de duda de que, detrás de las espectaculares imágenes, hay una posición política frente al mundo.

2020: “Cielo de medianoche” (“The Midnight Sky”)

Dirigida por George Clooney, esta película sucede en un futuro post apocalíptico. Basada en la novela “Good Morning, Midnight”, de Lily Brooks-Dalton, está protagonizada por Clooney, Felicity Jones, David Oyelowo, Tiffany Boone, Demián Bichir, Kyle Chandler y Caoilinn Springall.

En 2049, la Tierra es un desierto a causa de una misteriosa catástrofe con radiación ionizante que ha arrasado con la civilización. Pocos quedan con vida. Entre ellos Augustine Lofthouse (Clooney), un científico que quedó aislado en una base en el Ártico y descubre un día una misteriosa niña en el lugar. Además, tiene que impedir que Sully (Jones) y sus compañeros astronautas vuelvan a casa después de pasar años orbitando Júpiter.

2021: “No mires arriba” (“Don’t Look Up”)

Esta película escrita, producida y dirigida por Adam McKay fue el batacazo de ese año. Mezclar ciencia ficción y sátira social cuando el mundo estaba saliendo de una tragedia global fue un gesto arriesgado que el público, aunque partido en sus opiniones, igual aplaudió.

Claro que para llegar a tal nivel de repercusión mundial tuvo que contar con un elenco estratosférico: Leonardo DiCaprio y Jennifer Lawrence a la cabeza, pero con Rob Morgan, Jonah Hill, Mark Rylance, Tyler Perry, Timothée Chalamet, Ron Perlman, Ariana Grande, Scott Mescudi, Himesh Patel, Melanie Lynskey, Cate Blanchett y hasta Meryl Streep en los papeles secundarios.

Este golpe a terraplanistas, antivacunas y trumpistas llevó la posverdad al límite, en una historia en la que dos astrónomos alertan al mundo de un asteroide que se acerca a la tierra y nadie les cree. En el guion, McKay expone los sinsentidos, contradicciones y estupideces de un mundo centrado en la imagen, las redes sociales y el dinero.

2022: “Ruido de fondo” (“White Noise”)

Noah Baumbach adaptó la novela de Don DeLillo con una impronta humorística y, a medida que transcurre el largometraje, cada vez más absurda. Protagonizada por Adam Driver, Greta Gerwig, Don Cheadle, Raffey Cassidy, Sam Nivola y May Nivola y ambientada en los 80′, la historia sigue la vida de un historiador especializado en Hitler y su familia, cuando ocurre un accidente de contaminación del aire cerca de donde residen.

Vertiginosa, divertida y con secuencias inexplicables, la película le da un giro al tema apocalíptico, al focalizarse en las vivencias de esta familia, que ve cómo todo lo que la rodea empieza a descarrilarse y todavía peor: a perder el sentido.

2023: “Dejar el mundo atrás” (“Leave the World Behind”)

Casi un año después que la película anterior, Netflix vuelve a ofrecernos una donde una familia ve cómo todo a su alrededor se va desmoronando. Para peor, no es algo de una sola ciudad, sino que la catástrofe parece ser en todo Estados Unidos, y quizás global.

En realidad, el miedo a no saber qué está pasando es lo que recorre la película, protagonizada por Roberts, Hawke, Mahershala Ali, Myha’la Herrold y Kevin Bacon. Basada en la novela homónima de Rumaan Alam, sigue la historia de los Clay, una típica familia newyorkina que quiere desconectarse del ajetreo y decide tomarse unos días cerca de un lago cercano.

El thriller apocalíptico de Netflix protagonizado por un gran elenco.
El thriller apocalíptico de Netflix protagonizado por un gran elenco.

Pero el plan misántropo del personaje de Julia Roberts empieza a tomar un rumbo inquietante. El primer hecho perturbador es que durante la noche un hombre y su hija golpean la puerta. Se presentan como los dueños de la casa que ellos alquilaron y les piden que los dejen dormir ahí, pues tuvieron un contratiempo luego de un concierto.

Este thriller apocalíptico y psicológico mezcla impactantes secuencias de terror con la constante incertidumbre de los protagonistas, lo que los lleva a construir varias hipótesis a lo largo de la película. Una manada de ciervos que buscan contacto con los humanos, aviones que pierden el control y mensajes en árabe escritos en papelitos que caen del cielo... La duda acompañará al espectador hasta el final.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA