Deseo sexual: cómo mejorar la libido en tiempos difíciles

Si bien falta de deseo sexual puede estar asociado a factores orgánicos y la libido es altamente voluble a los cambios emocionales o ambientales, algunos pequeños trucos que no están directamente relacionados con el sexo, y que además son gratis, pueden ayudar a incrementarlo.

El deseo sexual puede desaparecer temporal o pemenentemente
El deseo sexual puede desaparecer temporal o pemenentemente

Si hay algo en lo que los argentinos tenemos varios posgrados es en resiliencia. Sin embargo nadie puede negar que a esta altura del año y de las circunstancias el cuerpo y la mente están al límite del agotamiento y esto repercute negativamente en los vínculos pero sobre todo en el rendimiento sexual. Las exigencias y presiones hacen que no nos quede “cabeza” para relajarnos y disfrutar de ese momento.

Todo esto ocurre porque la característica principal es que tanto la libido como la sexualidad son vulnerables a los cambios emocionales, pero además pueden verse afectadas por causas psicológicas ambientales y orgánicas, esta última es común en personas con trastornos endocrinos como el hipotiroidismo o el hipogonadismo (debido a la baja producción de hormonas) o que ese descenso ocurra cuando se toman tratamientos con ciertos antihipertensivos como betabloqueantes.

La pérdida prolongada de libido se llama “trastorno del deseo sexual hipoactivo” o TDSH y se trata de la falta persistente de interés por realizar todo tipo de actividad sexual.

Hay muchos consejos disponibles en línea para aumentar la libido y si bien algunos son excelentes, la pregunta es qué tan fácil es implementarlos en nuestras vidas y si se adaptan a nuestra economía. Por eso, vamos con los que no se pagan pero sin embargo tienen un enorme valor y pueden ayudar sustancialmente a mejorar las relaciones sexuales.

La respiración

Las personas con un horario de trabajo intenso, responsabilidades de cuidado u otro factor de estrés en su vida pueden sentirse fatigadas y, como resultado, tener deseo sexual bajo ya que los niveles altos de ansiedad son una barrera para el funcionamiento sexual.

La ansiedad y el estrés también pueden hacer difícil que alguien tenga o mantenga una erección, lo cual puede hacer que deje de tener relaciones sexuales. Una revisión de 2017 sobre la disfunción eréctil en hombres jóvenes sugirió que la depresión y la ansiedad pueden ocasionar una reducción en la libido e incremento en la disfunción sexual.

Una buena técnica para manejar la ansiedad es nada más y nada menos que respirar. Enfocarse 1 o 2 minutos en sentir la propia respiración, inhalando profundamente por naríz, sintiendo cómo se llenan los pulmones y exhalando por boca, es suficiente para manejar la ansiedad. Pero si además requiere algo más intenso, al exhalar pruebe haciendo un soplido muy fino y largo hasta vaciar los pulmones. Esto baja drásticamente los niveles de ansiedad y hasta funciona para el enojo y el malhumor.

Practicar la gratitud

La gratitud es una práctica de atención plena que implica notar las cosas buenas que suceden en tu vida. Puede tener un impacto positivo en la vida, las relaciones y el sexo ya que agradecer nos pone en modo positivo hacia lo que nos rodea, nos ayuda a “conectar” con nuestro entorno y con la pareja.

Por ejemplo, un estudio de 2019 descubrió que la falta de gratitud por parte de uno de los integrantes de una pareja disminuía drásticamente la satisfacción general de la relación para ambos.

Un estudio más reciente descubrió que existe un vínculo positivo entre la satisfacción sexual y la gratitud. Los investigadores descubrieron que las parejas que practicaban la gratitud mejoraron la fuerza sexual de la pareja (también conocida como SCS), que es una medida que indica qué tan motivados ambos para satisfacer las necesidades mutuas en una relación.

Pero ni siquiera hace falta que se digan en persona lo que cada uno agradece del otro. Basta con anotar en un cuaderno personal tres cosas por las que estás agradecido en tu vida y tres cosas buenas que te sucedieron ese día o el día anterior. Parece infantil, pero funciona.

Tiempo de calidad

Muchas personas experimentan un período de baja en el deseo y frecuencia sexual porque llevan mucho tiempo con la misma persona o porque existe la sensación de que las cosas no van bien en sus relaciones íntimas. Enfocarse en mejorar la relación puede incrementar el deseo sexual de cada pareja planificando una noche de citas, realizando actividades juntos fuera de la habitación, practicando la comunicación abierta o buscando pasar tiempo de calidad juntos

Meditar. Sí, meditar

La meditación ayuda a calmar la mente y estar más presente en nuestro cuerpo. Cuando hay una mejor conexión entre la mente y el cuerpo, y cuando estás presente con lo que te sucede durante el sexo, experimentarás mucho más placer.

Incluso 10 minutos diarios de meditación pueden tener grandes beneficios y varios estudios demuestran que las personas que meditan tienen más excitación y mejor funcionamiento sexual en comparación con las personas que no meditan. Para los que son nuevos y jamás meditaron, una buena forma es buscar meditaciones guiadas en Youtube. Al principio es frecuente quedarse dormido, no hay problema, es parte del proceso de aprendizaje en las artes meditativas. Pero es una estrategia muy eficaz para ayudar a desarrollar este nuevo hábito que aumentará la libido.

Enfocarse en la previa

En muchos casos, las personas pueden mejorar sus experiencias sexuales invirtiendo más tiempo en el contacto, los besos, los juguetes sexuales y el sexo oral. Para las mujeres, las actividades sexuales preliminares pueden ser especialmente importantes. De acuerdo con una investigación del 2017, solo aproximadamente el 18% de las mujeres tienen orgasmos únicamente de las relaciones sexuales con penetración mientras que 33.6% reportan que la estimulación general es necesaria para tener un orgasmo.

Priorizar el autoplacer

La sexóloga Juliet Allen dice que la masturbación es una manera de conocernos mejor a nosotros mismos. “La masturbación es esencial porque nos da la oportunidad de explorar nuestro propio cuerpo y descubrir lo que realmente nos excita. Aprendemos cómo nos gusta que nos toquen y nos complazcan y luego podemos compartir ese valioso conocimiento con nuestras parejas sexuales”, dijo en una nota publicada en bijouxindiscrets.com

Un mayor placer personal conducirá a un mejor sexo.Un estudio descubrió que el 35% de las mujeres que frecuentemente alcanzaban el clímax durante las relaciones sexuales en pareja se masturbaban con frecuencia. Por lo tanto, encontrar tiempo durante la semana para el placer personal es muy importante. Puede ser con juguetes o sin ellos, siempre y cuando sea un momento íntimo y propio.

Hacer ejercicio regularmente

Un estudio de 2015 de hombres en terapia de privación de andrógenos, que reduce los niveles de testosterona, determinó que el ejercicio regular ayudó a los hombres a lidiar con problemas como preocupación por la imagen física, libido baja y cambios en la relación.

Otra opción es salir a caminar diariamente porque esto podría ayudar a mejorar la libido, ya que el ejercicio cardiovascular regular tiene un efecto positivo sobre el estado de ánimo y la excitación sexual de las mujeres. Un estudio más amplio descubrió que el ejercicio cardiovascular semanal tiene un vínculo positivo con un mejor funcionamiento sexual general tanto en hombres como en mujeres.

Un plus es salir a caminar los fines de semana con la pareja porque además del ejercicio estás invirtiendo en tiempo de calidad que abre el diálogo, aporta endorfinas y crea buenos recuerdos

Dejar de fumar

Fumar cigarrillos puede tener un impacto negativo en el sistema cardiovascular de una persona. La buena salud cardíaca es importante para el buen funcionamiento sexual. Las personas que fuman cigarrillos pueden darse cuenta de que sus niveles de energía y el deseo sexual incrementa después de que dejan de fumar.

Mantener un peso saludable

Algunas personas con sobrepeso pueden experimentar efectos psicológicos negativos, como baja confianza corporal. Además algunos científicos relacionan el sobrepeso y obesidad con el bajo deseo sexual, junto con otros factores relacionados con la reducción en la fertilidad. Esto está relacionado con factores hormonales como bajas concentraciones de testosterona.

Dieta nutritiva

Parece obvio, pero seguir una dieta nutritiva puede beneficiar el deseo sexual de las personas estimulando la buena circulación y la salud cardíaca y eliminando alimentos específicos que pueden disminuir la libido.

El síndrome metabólico y la enfermedad cardiovascular pueden afectar el funcionamiento sexual físico. Además, el síndrome de ovario poliquístico puede afectar los niveles hormonales, que también pueden alterar la libido.

Comer una dieta rica en vegetales, baja en azúcar y alta en proteínas magras puede ayudar a evitar trastornos que afectan la libido.

Tomar suplementos

Si bien una dieta sana y equilibrada basada en alimentos integrales es lo mejor, a veces es posible que el cuerpo necesite un pequeño impulso para activar tu libido. En el caso de necesitar suplementos, lo mejor es consultar con un médico, pero también se pueden aportar otros nutrientes de origen natural. Hay poca investigación sobre cómo los remedios herbales mejoran la función sexual en los hombres y mujeres, aunque algunas personas los consideran benéficos. Aquí nos salteamos la consigna de “gratis” pero vale la pena probarlos.

-Maca

-Tribulus

-Ginkgo

-Ginseng

Las personas deberían de tener cuidado con el uso de las medicinas herbales sin la aprobación de su médico. Algunas medicinas de hierbas pueden interactuar con los fármacos existentes. Siempre consultar con el médico.

Comer más chocolate

El chocolate es muy bueno para nuestra salud y agregar chocolate amargo de buena calidad a su dieta puede ayudar a aumentar su libido porque promueve un mejor estado de ánimo y mejora nuestra función cognitiva gracias a la hormona del bienestar “serotonina” que se libera cuando la comemos. Alguna investigación También muestra que la serotonina podría desempeñar un papel en la mejora del flujo sanguíneo hacia el área genital.

Para aprovechar al máximo los beneficios del chocolate, hay que elegir un chocolate amargo de alta calidad elaborado con ingredientes naturales y que tenga la menor cantidad posible de azúcar agregada y otros ingredientes procesados.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

El alcohol, un placer ocasional

Es muy tentador tomarse un vinito después del trabajo, o tomarse un par de tragos con amigos el fin de semana. Sin embargo, varios estudios muestran que el consumo de alcohol en las mujeres podría aumentar el deseo sexual, pero reduciría la excitación fisiológica y podría disminuir la respuesta genital. Lo que significa es que es posible que sientas deseo pero que el cuerpo no sea tan receptivo a la estimulación y se presenten dificultades para alcanzar el orgasmo.

El consumo de alcohol también tiene un efecto negativo en los hombres. Está relacionado con la disfunción sexual en los hombres, incluyendo dificultad para alcanzar el orgasmo y disfunción eréctil. El alcohol reduce el flujo sanguíneo a los genitales, lo que puede afectar negativamente su capacidad para excitarse y mantenerse duro durante las relaciones sexuales.

Si bien no es necesario eliminar el alcohol por completo, si deseas aumentar la libido y mejorar la vida sexual, será necesario tratar el alcohol como un placer ocasional en lugar de algo cotidiano o de fin de semana.

Dormir bien

Dormir bien puede mejorar el estado de ánimo general y los niveles de energía de una persona; una investigación también relaciona la calidad del sueño con la libido. Una estudio de 2015 de pequeña escala en mujeres sugirió que dormir más durante la noche anterior incrementó su deseo sexual el siguiente día. Las mujeres que reportaron horas más prolongadas de sueño reportaron mejor excitación genital que las que durmieron menos horas.

Camas separadas

En Estados Unidos lo llaman “divorcio de sueño” e implica que durante la noche la pareja duerma por separado, ya sea en camas diferentes pero en la misma habitación, o en habitaciones completamente diferentes. Es mucho más común de lo que se cree y es una gran tendencia entre las parejas jóvenes.

Una encuesta de 2017 de la Fundación Nacional del Sueño muestra que incluso 1 de cada 4 parejas casadas elige dormir en camas separadas para poder dormir mejor mientras que otra encuesta de 2023 de la Sleep Foundation descubrió que más del 50% de las parejas que optaron por implementar el divorcio del sueño informaron que la calidad de su sueño mejoró. Por lo tanto, considere dormir en camas separadas o incluso en dormitorios de su pareja.

Si esta propuesta genera ansiedad o inquietud, no es necesario que sea permanente. Se puede intentar dormir por separado algunas noches a la semana. Y si aún así le cuesta acostumbrarse, se puede probar el método de escandinavo, que consiste en dormir bajo edredones separados o con almohadas formando una separación.. Pequeños cambios como este pueden ser suficientes para mejorar el sueño, el estado de ánimo y la libido.

Hacer ejercicios Kegel

Los ejercicios de Kegel tienen muchos beneficios para todos los géneros, ayudan a promover la salud de los músculos del suelo pélvico, mejoran los orgasmos y tratan la eyaculación precoz. Sólo te llevará unos minutos al día, por lo que definitivamente no es un nuevo hábito difícil de implementar.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA