He leído y me pregunto

Marcha de agosto de 2018 contra la corrupción en la Justicia (Facundo Luque/Archivo).
Marcha de agosto de 2018 contra la corrupción en la Justicia (Facundo Luque/Archivo).

He leído varios artículos que hablan del declive general argentino, donde cada gobierno se ha esmerado para que todo lo que podría salir mal saliera así, mal.

O sea que Argentina es como un laboratorio histórico desgastante y eso que ganó varios premios Nobel.

Hoy tenemos un sistema pedagógico decadente, con una economía al borde de la bancarrota, sin inversiones, con una gran hiperinflación, devaluación de la moneda, control cambiario y un gran desempleo.

Lo que nunca sabremos es cuando comenzó la decadencia del país.

Para algunos cuando derrocaron el gobierno de Yrigoyen.

Para otros con la llegada de Juan Domingo Perón con su movimiento político que es “la quintaesencia del populismo latinoamericano, con su énfasis redistributivo mediante clientelismo político”.

Y así “el peronismo es un movimiento que se reinventa constantemente y está en el ADN social argentino, por eso hay que tomarlo como un dato en cualquier propuesta para sacar a la Argentina delante”.

Y varios atribuyen la decadencia argentina a la caída del plan de desarrollo del gobierno de Arturo Frondizi.

Y muchos estiman que la falta de democracia trajo nuestro retroceso, pero desde 1983 que tenemos una democracia ininterrumpida y sigue la decadencia en el país.

Sobre todo en el sistema político que produjo una gran corrupción estatal buscando la impunidad y por lo tanto hemos perdido la Justicia.

Y me pregunto: ¿Al quedarnos sin Justicia por un puñado de prebendas (clientelismo político) algún día volveremos a tener Justicia verdadera?

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA