Razonable planteo para la eliminación de las PASO

En agosto de 2011 los sectores políticos mayoritarios de entonces dispusieron de una sola propuesta cada uno, con lo cual las PASO iniciales se convirtieron en una especie de primera vuelta electoral. Esa anomalía se repitió, en mayor o menor medida, en cada uno de los procesos electorales posteriores.

Infografía: Comparacion PASO, Generales y Balotaje Pais
Infografía: Comparacion PASO, Generales y Balotaje Pais

Señalamos en una columna reciente la importante decisión del Poder Ejecutivo Nacional de implementar la boleta única de papel a partir de las próximas elecciones, de modo de dejar de lado la tradicional lista sábana con la que votan los argentinos desde hace muchas décadas.

Sin embargo, el paquete reformista y de ahorro del gasto público del gobierno de Javier Milei en el plano electoral es más amplio y también incluye la eliminación de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (PASO), vigentes en el escenario electoral nacional y en algunas provincias que también adoptaron ese sistema, como ocurrió en Mendoza.

Las PASO fueron creadas en el año 2009 a través de la ley 26.571.

Esa norma ordenó que en un único acto electoral al que pudieran tener acceso todos los ciudadanos, sin necesidad de encontrarse afiliados a una agrupación partidaria, se definieran las contiendas internas de los partidos políticos o de los frentes o alianzas conformadas por ellos.

Se generaba una sana expectativa, porque las nuevas elecciones pasaban a constituir una especie de antesala de las generales para cargos ejecutivos o legislativos, tendiendo a transparentar las diferencias internas en las agrupaciones políticas.

Dicho de otro modo: se pretendía que la gente sacase a la luz lo que las habituales “roscas” internas partidarias generalmente ocultaban y arreglaban entre bambalinas.

Se intentaba también superar a las viejas internas partidarias donde siempre se imponían los aparatos.

Hubo agregados importantes, como la exigencia de la obtención del 1,5% de los votos, como mínimo, para poder participar en las elecciones generales.

Esto también contribuyó a depurar la oferta electoral decisiva y amplió la voluntad frentista para sumar voluntades que incrementaran los porcentajes de votantes.

En provincias que posteriormente también adoptaron las primarias, como Mendoza, esa exigencia para avanzar a las generales se fijó en 3% de votos válidamente emitidos.

Sin embargo, aquel debut oficial del nuevo sistema en el país no fue un claro ejemplo de lo que se pretendía con el espíritu de la ley.

En agosto de 2011 los sectores políticos mayoritarios de entonces dispusieron de una sola propuesta cada uno, con lo cual las PASO iniciales se convirtieron en una especie de primera vuelta electoral.

Esa anomalía se repitió, en mayor o menor medida, en cada uno de los procesos electorales posteriores, llegándose al reciente, de 2023, en el que se sumó a la saturación de la mayor parte de la ciudadanía por un contexto económico totalmente desmadrado un proceso electoral larguísimo y desgastante (PASO, primera y segunda vuelta) con candidatos definidos desde el arranque.

En definitiva, el propósito ordenador que la ley impuso a las elecciones primarias quedó completamente desvirtuado por liderazgos que nunca dejaron de ser preponderantes en la política nacional.

Como se ha dicho en oportunidades anteriores, el descrédito de la clase política de nuestro país sólo puede alimentarlo la propia dirigencia con sus errores.

Bien utilizadas, las PASO hubiesen marchado en la dirección correcta en cuanto a la consolidación de una democracia sana y transparente.

Para ordenar siempre es preferible el voto popular sobre el dedo de los dirigentes.

Lamentablemente, se trata de algo que no supieron ver la mayoría de los políticos.

En ese contexto, tanto por practicidad como por optimización del gasto público aparece razonable la idea de supresión de las PASO.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA