Los riesgos que trae el calentamiento global

El calentamiento global no es una mera especulación. Está presente, y los riesgos para la humanidad son arrolladores.
El calentamiento global no es una mera especulación. Está presente, y los riesgos para la humanidad son arrolladores.

Los investigadores de la ONU evalúan que para 2030 la temperatura del planeta podría aumentar 1,5 grados centígrados promedio. Ese desorden, según los expertos, traería riesgos de “desastres sin precedentes”.

Los pronósticos sobre el destino del planeta que habitamos son demoledores. A caballo del calentamiento global y del cambio climático, no hay indicadores que generen esperanzas de que la humanidad vaya a vivir en un mundo amigable mientras persistan las emanación de gases de efecto invernadero, la destrucción de las reservas naturales, la contaminación de mares y de ríos, y la polución sin control en las grandes urbes.

Sólo el decidido compromiso de los líderes políticos a escala global y la toma de conciencia de la población podrán salvarnos del “desastre”, tal como alerta la definición de investigadores de las Naciones Unidas (ONU).

Es de conocimiento público que las cumbres mundiales sobre el cambio climático se van repitiendo en pronunciamientos protocolares plagados de buenas intenciones, pero carentes de acciones concretas y factibles de llevar a cabo.

No alcanza con las “fotos de familia” de los asistentes a esos eventos de grandes pompas y de módicas resoluciones, carentes de un decidido compromiso personal en la materia.

Un reciente informe es contundente y nos interpela sobre lo que hacen cada comunidad y los gobernantes para evitar la degradación total.

Los investigadores de la ONU evalúan que para 2030 (faltan apenas nueve años) la temperatura del planeta podría aumentar, en promedio, 1,5 grados centígrados. Ese desorden, según los expertos, traería riesgos de “desastres sin precedentes”.

El informe advierte sobre consecuencias “irreversibles” para la humanidad, entre las que menciona una suba del nivel de los mares, además de otros cambios de gran relevancia.

Lo distintivo y a la vez inquietante del informe radica en que las previsiones para 2030 se anticiparon 10 años. No se trata de darle connotaciones apocalípticas al asunto, sino de tomar conciencia de que hemos retrocedido hasta límites de alto riesgo.

A sólo tres meses de que se realice una nueva cumbre sobre el clima en Glasgow, Escocia, el organismo de la ONU encargado de analizar el clima responsabiliza al “ser humano” por las alteraciones. Y enfatiza que no hay otra opción que reducir drásticamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

Un mensaje dirigido en buena medida a las grandes factorías y corporaciones que operan en el mundo en decidida violación a las normas establecidas en bien de evitar las consecuencias tóxicas sobre el aire que respiramos y del agua, como soportes vitales para el desarrollo y el bienestar de la población.

El calentamiento global no es una mera especulación. Está presente, y los riesgos para la humanidad son arrolladores. Preservar la salud del planeta es un desafío a la conciencia de todos.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA