jueves 15 de abril de2021

Sólo suscriptores
Un informe privado revela que se requieren dos salarios promedios para cubrir la Canasta Básica Total, más gastos habituales. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Economía

Se necesitan más de 90 mil pesos por mes para ser de clase media

Un informe privado revela que se requieren dos salarios promedios para cubrir la Canasta Básica Total, más gastos habituales como internet, servicios de telefonía y cuotas de medicina prepaga.

Un informe privado revela que se requieren dos salarios promedios para cubrir la Canasta Básica Total, más gastos habituales. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Sólo suscriptores

De acuerdo con las estadísticas oficiales, una familia de cuatro integrantes requiere más de $ 52.600 para no caer en la línea de pobreza. Sin embargo, si a estos números se les agregan gastos típicos de las familias, como alquileres, mantenimiento del vehículo, y las cuotas de los colegios privados -que aumentaron un 15% este mes- el número puede superar los $ 90.000.

El dato se desprende de un informe de la consultora Evaluecon, que considera los gastos habituales de un hogar de “clase media” en la provincia. El estudio revela que se requieren dos salarios promedio de Mendoza (está en $45.448 netos, según el último dato disponible del Ministerio de Trabajo de la Nación) para cubrir esa canasta alternativa.

Las cuotas de los colegios

La Dirección General de Escuelas dispuso un aumento del 15% sobre el valor máximo de las cuotas que cobran “los Institutos Educativos de Enseñanza Pública de Gestión Privada que reciben aporte económico del Estado”.

Con el 100% de aporte, la primaria más económica puede costar $ 2.853 al mes por niño y $ 3.524 la secundaria; en el caso de la educación especial, las instituciones con 100% de aporte pueden cobrar hasta $ 5.082, y con un 50%, hasta $ 5.998; y en el nivel superior, el valor de las cuotas, según porcentaje de aporte, va desde $ 3.896 (100%) a $ 11.689 (40%). En todos los casos, se informan los aranceles programáticos máximos permitidos.

“Las asociaciones que representan a los colegios de enseñanza pública de gestión privada, han puesto de manifiesto la necesidad de incrementar los montos de la escala de equidad vigente, a fin de adecuarlos a la realidad económica actual”, se explica en la Resolución que publicó la Dirección General de Escuelas en el Boletín Oficial. La normativa explica que se realizó un “análisis valorado y justificado de la solicitud presentada por las asociaciones que representan a los colegios de enseñanza pública de gestión privada, a efectos de determinar y precisar el porcentaje de aumento y fecha para su correspondiente entrada en vigencia”.

Clase media mendocina

El Centro de Educación Servicios y Asesoramiento al Consumidor (Cesyac) suma parámetros para conocer en qué gasta la llamada “clase media”. Se trata de aquellas familias que a la CBT le suman, además, el alquiler de una vivienda, un auto de 10 años de antigüedad, un abono de medicina privada, el costo de enviar a sus dos hijos a un colegio privado y pagar la cuota del club (siguiendo el ejemplo de la familia tipo).

En este sentido, de acuerdo con el relevamiento de Evaluecon, el gasto y consumo de las familias en Mendoza, solamente teniendo en cuenta una familia tipo Hogar 2 (compuesto por un varón de 35 años, una mujer de 31 años, un hijo de 5 y una hija de 8 años) se distribuyen de la siguiente manera: alquiler: $ 19.500; impuestos y servicios: $ 2.850; alimentos y bebidas: $ 30.100 (incluyendo elementos de limpieza y tocador, entre otros); gastos varios: $ 1.900; indumentaria: $ 2.500; atención médica y gastos para la salud: $ 910 (sin incluir personas con tratamientos permanentes); transporte: $ 6.000 (sin considerar gastos de vehículo, sólo de colectivos); educación: $ 4.700 (sin contemplar cuotas a colegios privados, ni transporte escolar).

De esta forma, para la consultora una “Canasta Básica Total “digna” en marzo de 2021 fue de $ 69.630. Este es el dinero suficiente para que una familia tipo “no se sienta pobre o no perciba que está en niveles de pobreza”. Hace un año, sumando los mismos factores, se obtenía como resultado ingresos necesarios por $ 46.320 (aumento anual: 50,3%).

Ahora bien, si a lo básico se le suman otros servicios que se han vuelto imprescindibles para las familias, como internet, televisión por cable o satelital, servicios de streaming (al menos dos) así como las cuotas de los colegios privados que, en Mendoza, con el pago de conceptos extraprogramáticos, rondan los $ 3.400 (primaria, con aporte estatal), la suma mensual ascendería a $ 90.946.

Para el cálculo, se tomó en cuenta el costo de un pack de televisión más internet, en promoción por 6 meses, por $ 2.996; una prepaga para cuatro personas $ 11.520; el pago mensual del colegio por dos niños de primaria, $ 6.800.

Por otro lado, si la familia tiene un vehículo, hay que considerar el pago de una revisión anual, que incluya cambio de aceite y filtros, revisión eléctrica y mecánica, y de dispositivos de seguridad, con un costo total de $ 8.050 (service full para un vehículo como el Chevrolet Classic, Ford Fiesta, Ecosport Gol Power o Renault Clio, más alineación y balanceo de neumáticos). Si se prorratea en un año, al cálculo se suman $ 670,83 al mes. Además, si se considera que un auto promedio tiene un tanque de 50 litros, para llenarlo se deben gastar desde $ 4.045 con nafta súper y $ 4.660, si se opta por premium.

Salario e inflación

Ahora bien, el salario en el sector público, privado e informal de la economía mendocina alcanza los $ 45.448 en promedio (“de bolsillo”), algunos con acuerdos salariales cerrados para este año, de acuerdo con el economista José Vargas, titular de Evaluecon. Eso significa que se requerirían al menos 1,54 salarios para cubrir la canasta de la consultora, y más de 2 salarios si se suman los conceptos señalados anteriormente (prepagas, televisión por cable, colegios privados, y al menos un tanque de combustible al mes).

Además, las mediciones públicas y privadas, no incluyen los incrementos del mes que recién se inicia. En adelante habrá que considerar que para abril se espera un nuevo incremento en los combustibles y está previsto un 10% más para el salario del servicio doméstico, con lo que se completaría la pauta acordada en noviembre pasado. Además, se volverá a cobrar por extraer dinero de los cajeros automáticos, y se terminará por establecer el descongelamiento (o las tarifas de transición), para los servicios de luz y gas.