Tras el DNU, admiten que se normalizan las importaciones para los industriales mendocinos

El Gobierno planea digitalizar la aduana para simplificar procesos, en tanto, sin el pedido del SIRA del Banco Central, la Aduana agiliza el ingreso de productos importados. Se habilitó una nueva forma de pagar compromisos ya asumidos para sortear la falta de dólares de los últimos dos años.

Sin autorizaciones del BCRA: ahora se aprueban importaciones y se plantean nuevas formas de pago
Sin autorizaciones del BCRA: ahora se aprueban importaciones y se plantean nuevas formas de pago

El Gobierno anunció el fin definitivo del pedido de autorización para importar, y se espera una reforma todavía más agresiva que permita facilitar el comercio exterior, de la mano de la digitalización. En tanto, las primeras medidas “liberales” ya generaron una simplificación de los trámites en la aduana y “se están aprobando relativamente fácil”.

De acuerdo con algunos referentes consultados por diario Los Andes, todavía faltan procesos y, sobre todo, divisas, pero ante los últimos dos años de dificultades y trabas burocráticas, se están viendo con buenos ojos las desregulaciones del ejecutivo nacional.

Así, el Gobierno publicará en los próximos días el nuevo sistema de importaciones llamado SEDI (Sistema de Aprobación Estadística), que reemplazará al SIRA (permisos de importación). Estas últimas todaví siguen formalmente vigentes, pero el Banco Central ya no exige y para la Aduana significa un sistema para poder procesar la documentación.

El fin del Sistema de Importaciones (SIRA)

“Las importaciones siguen, el Banco Central no exige más la SIRA ni la cuenta corriente única de comercio exterior, pero existen otros sistemsa y otros requisitos para que sean aprobadas relativamente fácil”, explicó al respecto el experto en comercio exterior Carlos Clement.

Además agregó que lo que se está presentando, “está saliendo”. “El stock de deuda queda congelado, y para las nuevas operaciones, las realizadas desde el 13 de diciembre en adelante, que ya no están sometidas al SIRA, se van a poder pagar en cuatro cuotas iguales según el siguiente esquema: a 30, 60, 90 y 120 días corridos” (25% en cada vencimiento, desde la fecha del registro de ingreso aduanero)

Según el comunicado señalado por Clement, ya “no será necesario contar con una declaración efectuada a través del Sistema de importaciones de la República Argentina (SIRA) en estado “SALIDA” como requisito de acceso al mercado de cambios y ni convalidar la operación en el sistema informático Cuenta Corriente Única de Comercio Exterior”.

Todo lo anterior se traduce como “seguridad para el comercio exterior”, en cuanto al esquema de pagos se refiere y eso resulta ser fundamental para el sector.

Dólar hoy: a cuánto cotiza
Dólar hoy: a cuánto cotiza

Una posibilidad de pago para deudas con dos años de atraso

En cuanto al stock de deuda que no se puede pagar, se generó un mecanismo que fue publicado este viernes en el Boletín Oficial y que permitirá adquirir bonos a cuatro años en dólares para que los importadores pueden cumplir con sus acreedores. En algunos casos, se trata de obligaciones que acumulan dos años desde su vencimiento.

Se van a poder comprar bonos (solo en el caso de que se trata de importadores con deudas de comercio exterior), en dólares, que se van a poder pagarse en 30, 60, 90 y 120 días, y que, en un principio -hasta el 31 de enero-, no van a tener el 17,5% del impuesto País. Luego, permanecerán hasta el 31 de marzo, pero ahora sí con el impuesto”, comentó Clement.

Se espera la reglamentación de esta medida en breve, pero ya se sabe que permitirá a los importadores “entregarlos como parte de pago”, o negociarlos en el mercado y pagar deuda con ellos. “Pero la deuda no va a ser pagada en el próximo año y medio, porque hay un cronograma de utilización de esos bonos que inicia el 30 de abril de 2025″, agregó el especialista.

Es que, el cómputo de los bonos o títulos emitidos, susceptibles de ser utilizados como dación en pago de las obligaciones tributarias y aduaneras vencidas, estará limitado a un valor total de USD 3.500.000.000, debiendo utilizarse según el siguiente cronograma:

  • Un valor máximo equivalente a USD 1.000.000.000 desde el 30 de abril de 2025 hasta el 29 de abril de 2026, ambas fechas inclusive.
  • Un valor máximo equivalente a USD 1.000.000.000 desde el 30 de abril de 2026 hasta el 29 de abril de 2027, ambas fechas inclusive.
  • Un valor máximo equivalente a USD 1.500.000.000 desde el 30 de abril de 2027 hasta el 31 de octubre de 2027, ambas fechas inclusive.

“Todavía faltan mecanismos”

La derogación del Código Aduanero constituye una decisión que podría llevarnos hacia el camino de la libertad del comercio exterior, pero la falta de mecanismos de implementación vinculados al cruzamiento de información y digitalización atenta contra su eficacia.

Así lo alertaron desde la compañía Saldoar, una empresa mendocina que se dedica al intercambio de moneda digital, al resaltar la importancia del nuevo régimen y advertir sobre las necesidades aún sin contemplar.

“Es importante que la implementación del nuevo régimen aduanero se realice de manera transversal para evitar que se produzcan efectos negativos. En particular, es necesario que se garantice que los nuevos procedimientos aduaneros sean claros y accesibles, y que se cuente con el personal y los recursos necesarios para implementarlos de manera eficiente. Además, esta nueva normativa no contempla ninguna medida de protección para la industria nacional, por lo que podría verse afectada”, manifestó Pablo Reyes, CEO de Saldoar.

En este contexto, Reyes alertó que “esta gestión nos abre la puerta de la importación/exportación a todos, pero no ha provisto ningún tipo de herramientas para cruzarla; desde digitalización de los procesos hasta la complejidad e impedimentos para girar dinero”.

Saldoar subrayó la falta de informatización de los procesos y los conocimientos suficientes en los ciudadanos que podrían eventualmente verse afectados con costos ocultos o, peor aún, multas.

“Las decisiones tomadas van en el camino que prometieron pero, con la ausencia de las herramientas y sin preparación alguna de todos los actores actuales, nos hace pensar si realmente es de necesidad y urgencia, o simplemente se busca un impacto en la estructura política. Por supuesto, por ahora, los empresarios quedamos nuevamente a la espera y en el ojo del huracán”, afirmó Reyes.

El visto bueno de la Asociación Empresaria Argentina

Por el contrario, para la Asociación Empresaria Argentina (AEA), se está frente a una “oportunidad histórica”, tras un “largo período caracterizado por el estancamiento económico, altísimas tasas de inflación, y un muy significativo aumento de la pobreza”.

Asimismo, evaluaron como acertadas, las decisiones del gobierno de Javier Milei, y se mostraron “convencidos de que la revalorización del sector privado que propugna el gobierno, redundará en mayores inversiones productivas, en crecimiento del empleo y en un aumento de las exportaciones, todos ellos aspectos cruciales para volver a colocar a la Argentina en la senda del desarrollo económico y social sostenido”.

En este marco, os socios de la Asociación Empresaria Argentina llevaron a cabo ayer su reunión de fin de año y Asamblea Anual en la reeligieron como Presidente por un nuevo período, al Lic. Jaime Campos. También reeligieron a Paolo Rocca, Héctor Magnetto, Sebastián Bagó y Alfredo Coto como Vicepresidentes, y a Marcelo Argüelles y Martín Migoya como Vocales. Se nominó también a Alberto Hojman como Tesorero.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA