viernes 27 de noviembre de 2020

El gobernador Rodolfo Suárez y el CEO de YPF, Sergio Affronti, recorrieron las instalaciones de la destilería.
Economía

Suárez reclamó a YPF más producción e inversiones adeudadas

El Gobernador se reunió con el CEO de la petrolera estatal y pidió que se preste más atención al lado mendocino de Vaca Muerta.

El gobernador Rodolfo Suárez y el CEO de YPF, Sergio Affronti, recorrieron las instalaciones de la destilería.

Por primera vez desde que asumió en el cargo, el CEO de YPF, Sergio Affronti, mantuvo una reunión con el gobernador Rodolfo Suárez. El encuentro tuvo lugar en la refinería de Luján de Cuyo. Luego de una recorrida por la planta, se discutió el plan de obras de la empresa. No hubo nuevos anuncios, pero fue la oportunidad para que Suárez reclamara por un aumento de la productividad y por las inversiones que requiere Mendoza.

El ministro de Economía, Enrique Vaquié, quien también formó parte de la reunión, señaló que desde YPF resaltaron las dificultades que tiene la compañía producto de la pandemia. Uno de los problemas centrales es la caída en la venta de combustibles en todo el país.

“Aún entendiendo las dificultades económicas de la compañía, desde el gobierno planteamos la necesidad de que la zona de Vaca Muerta se desarrolle. Para eso, tienen que ser más activos en la búsqueda de un socio”, comentó el funcionario.

“A su vez, planteamos un reclamo antiguo de Mendoza que tiene más de ocho años. Se trata del Plan Gas, que ya está en varias provincias, pero que aquí todavía no se desarrolla. Desde YPF nos contaron que van a presentar proyectos asociados en el plan de Petróleo Activa”, agregó.

Desde lo positivo, el funcionario provincial destacó las inversiones que se están haciendo en la destilería, que continuarán el próximo año (el plan de la empresa incluye una inversión de U$S1.400 millones desde 2019 hasta 2024). “También están planeando instalar una planta de polímeros en el sur de la provincia, en Malargüe”, comentó.

Producción a la baja

La primera reunión entre Affronti y Suárez fue calificada de forma positiva, teniendo en cuenta que fue una buena oportunidad para “limar asperezas”, generadas por la caída en el nivel de actividad de YPF de Mendoza. Es que el nivel de producción en la provincia es el más bajo desde que se tiene registro, y hay 200 pozos completamente frenados desde el inicio de la pandemia. Según fuentes del Ministerio de Economía, cerca del 80% de esos pozos pertenecen a YPF.

Entre enero y agosto de este año (último dato disponible), la empresa produjo 1.549.479 m3 de crudo en Mendoza, lo que significó una retracción del 10,9% en relación a igual período del año pasado. En gran parte, esto se explica por el parate económico del coronavirus y la crisis internacional del pretróleo, pero también inciden otros factores, como el declive natural de los pozos de recuperación primaria. En la provincia la mayor parte del crudo disponible es “pesado”, lo que demanda un costo más elevado para lograr su extracción. Todo esto llevó a que el año pasado, antes de la pandemia, se registrara una caída en la cantidad de crudo extraído por YPF (-6,9% entre enero y agosto) y por la mayoría de las empresas que operan en Mendoza.

Petróleo Activa

El proyecto del Gobierno provincial para reactivar al sector petrolero, ya fue aprobado en Diputados y se estima que la semana próxima conseguirá mayoría de votos positivos en el Senado. Según explicó Enrique Vaquié, esto le fue presentado a YPF, y desde la firma mostraron mucho interés en participar.

La iniciativa propone la entrega de un bono fiscal a cambio de inversiones por parte de las compañías del sector petrolero. En el texto que se evalúa en la Legislatura, se especifica que el Estado otorgará “un aporte no reintegrable de hasta el 40% de la inversión efectivamente realizada, neta de IVA, y en los términos que determine la reglamentación, consistente en certificados de Crédito Fiscal que podrán ser aplicados para el pago del impuesto a los Ingresos Brutos de la Provincia de Mendoza y de las Regalías hidrocarburíferas de la Provincia de Mendoza”.

El Plan Gas

El presidente Alberto Fernández anunció a mediados de octubre el “Plan Gas 4”, un programa que busca incentivar a las petroleras a invertir unos U$S5.000 millones en un plazo de tres años para extraer gas, y sustituir importaciones por U$S5.629 millones. Como su nombre lo indica, se trata de la cuarta edición de un programa que se inició en la primera presidencia de Cristina Fernández, y que continuó durante la presidencia de Macri. En su concepción, el Plan Gas buscaba incentivar la producción para recuperar reservas a mediano plazo, con un mecanismo de compensaciones económicas, por las que el precio de referencia alcanzaba los U$S7,50 por millón de BTU. Los planes 2 y 3 fueron complementarios y buscaron sumar nuevas empresas.

En esta ocasión, el precio techo rondaría los U$S3,70 por millón de BTU. A cambio, el compromiso de las empresas sería invertir de manera en que se alcance el autoabastecimiento, e incluso quede una cuota para exportar.

No obstante, el plan no parece estar hecho a la medida de Mendoza, ya que las dos cuencas que concentran el 85% de la producción de gas son la austral y la neuquina y, aunque la provincia comparte “cuenca y formación” con Neuquén, todas las inversiones estarían orientadas a la provincia vecina. Es por esto último que Mendoza reclama inversiones en la materia desde 2008, cuando comenzó la aplicación de estos programas.

Paro de mantenimiento

En estos días YPF realiza el paro de mantenimiento en las unidades de Hidrotratamiento de gasoil, Hidrógeno 3 y Aguas Agrias 3, con el objetivo de optimizar el funcionamiento del Complejo.

Se están realizando, entre otras cosas, cambio de catalizadores en los reactores, limpieza de equipos, inspección interna y, particularmente, recambio del material refractario de un horno-reactor con materiales y mano de obra nacional. Además del mantenimiento regular, los paros totales programados permiten acceder a los equipos que, en operación normal, sólo se puede acceder de forma externa.

Además, es posible remplazar los catalizadores de los reactores que tienen una vida útil determinada, permitiendo operar otro ciclo con máxima eficiencia.

Los trabajos de intervención en las mencionadas plantas involucran a 450 personas y a 13 pymes locales que prestan distintos servicios. Un aspecto relevante fueron las medidas orientadas a preservar las condiciones de seguridad por Covid-19, que incluyeron desde protocolos estrictos hasta la instalación de plantas desinfectantes. A esto se suma la transmisión remota de información en video y audio a los especialistas de Dinamarca y Estados Unidos que supervisaron los procesos más delicados de carga de los reactores.

En detalle

Las plantas de YPF

En la Unidad de Hidrotratamiento de Gas Oil (HDS3) se efectúa la remoción de contaminantes, fundamentalmente azufre, del gas oil. El producto de esta planta contiene menos de 10 partes por millón de azufre (0,001%) y es el principal componente de la formulación de gas oil Euro.

En la Unidad de Hidrógeno 3 se obtiene hidrógeno de alta pureza mediante un proceso de reacción de gas natural y vapor de agua. Ese hidrógeno es luego utilizado en el proceso de hidrotratamiento.

La Unidad de Aguas Agrias 3 es la responsable de reacondicionar el agua con alto contenido de sulfhídrico para poder ser reutilizada nuevamente en el proceso. El ácido sulfhídrico es tratado en otra unidad de proceso (Claus) de la cual se obtiene azufre elemental que es comercializado.


Por las redes