Sorpresas, festejos y algunas dudas por los anuncios de Milei

El presidente Javier Milei habló por cadena nacional y anunció una profunda desregulación de la economía. Entre las leyes que deroga hay normas que hacen referencia a la vitivinicultura. Celebración en el sector inmobiliario por la eliminación de la Ley de Alquileres. La reforma laboral también fue bien recibida. Empresarios esperan por la letra chica y la resolución final.

Ley de Alquileres y prepagas: los puntos que más destacan del DNU de Milei
Ley de Alquileres y prepagas: los puntos que más destacan del DNU de Milei

En un mensaje por cadena nacional, el presidente Javier Milei dio a conocer los principales puntos de un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) de 366 artículos que implica una profunda desregulación de la economía y en el que propone un “plan de estabilización de shock”. Para alcanzar el objetivo, deroga múltiples leyes y normativas y apunta a avanzar en la privatización de las empresas públicas.

A la vitivinicultura también la toca con la “liberación del régimen jurídico aplicable al sector vitivinícola”.

Dentro del sector, recibieron bien el mensaje pero con algo de confusión y hasta tuvieron que ponerse a estudiar para conocer en detalle a que legislación hizo mención el presidente.

En otros rubros, como el inmobiliario, la derogación de la Ley de Alquileres que presentó Javier Milei fue ampliamente festejada.

En líneas generales, el empresariado mendocino recibió de buena manera los anuncios presidenciales, no obstante también se reservaron el derecho de conocer la letra chica de cada apartado antes de emitir una sentencia sobre los anuncios.

Al dirigirse a todos los argentinos por cadena nacional, el presidente destacó que se inició el “camino de la reconstrucción” del país después de la “enorme crisis” heredada.

Acompañado por todos los miembros de su gabinete, el mandatario enumeró “30 de las más de 300″ reformas, medidas y derogaciones que incluye el DNU para “comenzar la reconstrucción del país”.

El mandatario señaló que su administración estuvo enfocada en “intentar contener la enorme crisis que heredamos” y que por eso diseñó un “plan de estabilización de shock que comprende un plan de ajuste fiscal, una política cambiaria que sinceró el tipo de cambio y una política monetaria que incluye saneamiento del Banco Central”.

Por otro lado, anunció que convocará a sesiones extraordinarias del Congreso para tratar un paquete de leyes cuyo contenido aún se desconoce.

La visión mendocina

Con respecto a desregulación que el presidente anunció en la industria vitivinícola que, según su visión, ha lastrado durante años su potencial, en el DNU propuso la derogación “de la Ley N° 18.600 de contratos de elaboración de vinos, la Ley N° 18.905 de política vitivinícola nacional (1970) y la Ley N° 22.667 de reconversión vitivinícola (1982)”.

La primera de estas leyes es la N° 18.600, la cual establece las normas para los contratos de elaboración de vinos bajo diferentes sistemas, como el ‘contrato de elaboración por cuenta de terceros’, ‘a maquila’ o por ‘cuenta del viñatero’.

Asimismo, el presidente derogará la Ley N° 18.905 de política vitivinícola nacional, promulgada en 1970, y la Ley N° 22.667 de reconversión vitivinícola, emitida en 1982.

En el sector vitivinícola hay sopresa. Muchas de estas regulaciones ya no están vigentes, o están en desuso y fueron creadas para otro momento de la vida del sector.

Por otra parte, la derogación de la ley de contratos para elaboración por cuenta de terceros sí genera dudas y algunos estiman que podría dejar sin posibilidades de reclamos a los productores y en desventaja frente a los industriales.

Para un bodeguero, el anuncio presidencial no genera gran impacto en la industria porque si bien “dentro de este espíritu liberal que promueve Milei, son regulaciones, pero en la realidad ya no se aplican. Son leyes de la década del 70 y la otra de la reconversión de los 80″, lanzó.

Con respecto al tema de la ley de contratos “en realidad tenemos una ley provincial en ese sentido, entonces no hay mucho más”, agregó el bodeguero.

En el caso de la derogación de la Ley de Alquileres, Santiago Debe, un referente del sector inmobiliario mendocino con 47 años en la actividad, celebró en grande la decisión.

Es lo que estábamos esperando hace tiempo, porque en Argentina había cepo en todo, no solo en el dólar. Cualquier actividad que necesitaba del libre albedrío de las partes, dentro de un marco por supuesto, para ir adelante y funcionar, no podía, todo estaba sujeto al Estado”, afirmó.

“En el caso de los alquileres, el Estado no tiene nada que ver ahí, el desastre que han hecho con el mercado inmobiliario es inmenso, han dejado propiedades vacías, los propietarios tenían que pasar todo un año esperando que el día, una vez por año, para actualizaba ese alquiler, con una inflación enorme y el inquilino esperaba en ese momento como si le cayera a una explosión encima porque no sabía a cuánto se le iba a ir el alquiler de un día a otro. Así no se podía seguir”, sentenció Debe.

Matías Díaz Telli, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), se enfocó en la reforma laboral y si bien opinó que es sumamente necesaria aunque “me gustaría ver la letra chica”.

El titular de la UIM aseguró que “hay que ir hacia un futuro sin conflicto donde se respeten los derechos de las partes, pero no podíamos los argentinos estar orgullosos de tener una norma que regía las relaciones laborales conforme a 1972, eso es darle la espalda a la evolución. En principio este celebro que se modifique esa ley”, afirmó.

Además consideró que sería bueno aplicar convenios colectivos de trabajo “por regiones del país”, si “estará eso o no estará, no sabemos, esperemos que sí este”, indicó.

Pablo Ambrosini, presidente de la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán consideró que las medidas del presidente “vienen en sintonía con el mensaje que ya venía dando sobre la desregularización de la economía y no intervención en el mercado, así que a mi criterio y por lo que viene pensando la Cámara, creemos que es necesario porque la intervención ha estado entorpeciendo todo”.

Según el dirigente empresarial, “la situación sigue un poco turbia en cuanto a que no se terminan de sincerar algunos precios luego de la devaluación, pero según las actividades muchos ya hasta están bajando precios y se ha normalizado, así que creo que hay que darle un poco de tiempo a todas estas medidas. Todos estamos esperanzados en que esto sea para mejor”, finalizó.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA