Qué ingresos necesitó una familia mendocina para no sentirse pobre en septiembre

Una consultora mendocina reveló el monto que debieron reunir los integrantes de un grupo familiar de cuatro personas para poder cubrir sus necesidades básicas.

En setiembre, la canasta básica relevada por una consultora privada no tuvo mucha variación, pero advierten que esto se debe a medidas de contención del Gobierno nacional. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
En setiembre, la canasta básica relevada por una consultora privada no tuvo mucha variación, pero advierten que esto se debe a medidas de contención del Gobierno nacional. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

La consultora Evaluecon reveló que una familia típica mendocina necesitó $362.100 en septiembre para no sentirse pobre o cumplir con las condiciones necesarias para sentir que viven dignamente. El monto implica casi un sostenimiento del valor que la Canasta Básica relevada por la misma entidad tuvo en agosto -$362.100-, luego de la devaluación y el impacto que tuvo en los precios, pero advierten que se explica por diversas medidas de contención por parte del Gobierno nacional.

Según relevamientos propios -basados en encuestas telefónicas y consultas con distintos organismos privados-, Evaluecon detalló que una familia tipo hogar 2 del Indec, integrada por un varón de 35 años, una mujer de 31, una niña de 8 y un niño de 5, tuvo los siguientes gastos promedio el mes pasado:

  • Alquiler: $180.000
  • Impuestos y servicios: $12.000
  • Alimentos y Bebidas $79.500 (incluyendo elementos de limpieza, tocador, etc.)
  • Gastos varios: $10.000
  • Indumentaria: $35.000
  • Atención Médica y Gastos para la salud: $16.000 (sin incluir personas con tratamientos permanentes)
  • Transporte: $16.800 (sin incluir gastos de vehículo, sólo gastos de colectivos)
  • Gastos educación: $1.700 (sin incluir cuotas a colegios privados, ni transporte escolar)
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes
Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes

Por otra parte, este mismo grupo familiar necesita $2.650 por día sólo para comer y $12.200 diarios para vivir. Mientras que una persona requiere de $665 por día para alimentarse, en función de los requerimientos mínimos nutricionales, y $3.050 diarios, como mínimo, para vivir en condiciones dignas.

El informe de la consultora detalla que, después del “cimbronazo” inflacionario de agosto, quedó un arrastre estadístico y parte del impacto de la devaluación oficial para septiembre. El Gobierno, al ver el “descontrol” de precios en la última semana de agosto, tomó la decisión de congelar la mayoría de los valores hasta después de las elecciones generales.

A la vez, lanzó una serie de medidas para paliar el impacto en los bolsillos de los argentinos, como el programa compre sin IVA, créditos a monotributistas, créditos a empleados en relación de dependencia, bonos para jubilados, bonos para desempleados, bonos para trabajadores informales, suba del mínimo no imponible de Ganancias, eliminación retenciones, etc.

“Sabemos que todo esto tiene dos implicancias muy fuertes: más inflación reprimida y mayor emisión monetaria. Pero en las últimas dos semanas de septiembre los precios variaron a tasa decreciente y esto atenuó un poco el crecimiento previo, lo cual hace que sigan los precios creciendo fuerte pero no a la misma velocidad”, concluye.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA