Por la inminente suba del “dólar turista”, se adelantan las compras de viajes al exterior

La mayoría de los paquetes que se están comprando son para el Caribe o Estados Unidos.

Foto: José Gutierrez / Los Andes
La mayoría de los paquetes que se están comprando son para el Caribe o Estados Unidos. Foto: José Gutierrez / Los Andes

Ante el anunciado cambio en las reglas del juego, los mendocinos anticiparon la compra de vacaciones en el extranjero. Caribe, Estados Unidos y Europa son los principales destinos.

Ante los trascendidos de que el Gobierno nacional estaría evaluando cambios en el dólar turista, que se aplicarían a partir de hoy para evitar la salida de divisas por viajes de argentinos en el exterior, muchos mendocinos optaron por adelantar su decisión de vacacionar en el extranjero. Desde las agencias locales coinciden en que hubo un incremento en las ventas en los últimos 15 días, pero advierten que también hubo mayoristas que frenaron las operaciones hasta conocer la nueva cotización del dólar.

Después de implementar un “dólar soja” para intentar compensar la balanza comercial, hubo versiones de que a partir del primer día de octubre se modificaría el dólar turista. Las opciones serían varias: aumentar los impuestos -hoy se aplica el 30% del tributo PAIS y un 45% de adelanto de Ganancias (se subió del 35% anterior)-; fijar un tipo de cambio similar al blue; desactivar la devolución de Ganancias; o hacer que los viajeros deban comprar divisas en el Mercado Electrónico de Pagos (MEP) al valor Bolsa.

Ante este panorama, lo único claro es que cualquier camino que elija el Gobierno encarecerá las compras de los argentinos en el exterior. Es por eso que cientos de mendocinos adelantaron las compras de pasajes y paquetes de viajes al extranjero. Mauricio Ruiz, de Be Fun Travel (Beatriz Cabrera Viajes), planteó que ha habido muchos comentarios respecto a las nuevas medidas, pero nada oficial, aunque es de esperar que algún cambio se implemente, porque hay presión de ciertos sectores (la Unión Industrial Argentina reclamó que las escasas divisas se destinen a la importación de insumos para la producción y no al pago de bienes finales).

También señaló que se habla de un “dólar Qatar” cuando, en realidad, se trata de todos los viajes al exterior, por una desesperación para evitar que salgan dólares. Y sumó que la preocupación parece que no es cómo generar reservas, sino cómo retenerlas. Además, aclaró que hace meses que se terminaron las ventas para el Mundial, que ya no se consiguen entradas a los partidos ni tampoco alojamiento en Doha, aunque quedan algunas opciones en Dubai. “Lo de Qatar es juego para la tribuna”, lanzó.

Por eso, consideró que, si aumenta el tipo de cambio para los viajes al exterior, va a impactar en los de vacaciones, pero también en los de visita a familiares y los de negocios. Ruiz indicó que se ha notado un aumento en las consultas y ventas en la última quincena, y lo atribuyó, en gran medida, al “apuro de la gente de concretar los viajes ahora, que el cambio sigue siendo relativamente bajo”.

Diferentes estrategias

Como se espera que las condiciones cambien este fin de semana, Ruiz comentó que algunos operadores suspendieron las ventas en pesos esta semana, hasta conocer el nuevo tipo de cambio. Explicó que las agencias le venden al cliente, pero que los que hacen el pago al exterior son los mayoristas, que acceden al MULC (Mercado Único y Libre de Cambios). Como el proceso no es inmediato, sino que toma un par de días hábiles, suspendieron las operaciones en moneda local, para resguardarse de una modificación marcada en la cotización.

Otros, en cambio, siguieron tomando reservas, pero dejando en suspenso el monto a pesos hasta el lunes o martes. En estos casos, detalló, se acordó con el cliente que iba a tener que cubrir cualquier modificación. Ruiz acotó que la mayoría de los viajeros sacó las cuentas de cuál podría ser la diferencia y siguió adelante con el plan. Es que, para muchos, es su primer viaje post-pandemia y, si pueden pagarlo, no abandonan el proyecto.

Sergio Cornejo, de ISC Viajes, comentó que la venta de pasajes y paquetes al exterior se está acercando a la que había antes de la pandemia y también señaló que la gente está cerrando operaciones por temor a un posible cambio en el dólar turista. Asimismo, indicó que se han reactivado los viajes corporativos; especialmente de empresas mineras, petroleras y farmacéuticas.

Para el empresario, este repunte en las ventas al exterior es coyuntural, porque muchos están aprovechando antes de que empeoren las condiciones, pero no saben si se mantendrá en el tiempo. “También se está moviendo bastante bien el turismo receptivo, con la llegada de brasileros y peruanos; aún en estas semanas, que son de temporada baja”, agregó.

La semana pasada, el economista Andrés Borenstein dio una charla en la provincia, invitado por Emerald Capital, y mencionó que el turismo internacional generará un déficit de divisas en 2023. Hasta ahora los argentinos no han viajado tanto, porque no hay tanta conectividad como en la prepandemia, pero se están recuperando rutas. Indicó que se calcula que el año que viene, los viajes al exterior podrían significar la salida de U$S 8 mil millones. A esto se sumó que la mayoría de los turistas internacionales que llegan al país, optan por cambiar dólares en el mercado paralelo, porque la brecha entre el blue es muy grande, con lo que se reduce el ingreso de reservas por turismo.

Precios 100% más caros

En cuanto a los destinos más buscados en el exterior, el fuerte sigue siendo Caribe, aunque en las últimas semanas ha empezado a ganar protagonismo Brasil; sobre todo desde que se anunció un vuelo directo de Aerolíneas Mendoza-Rio de Janeiro. Los valores para un paquete al Caribe con todo incluido, detalló el dueño de Be Fun Travel, parten desde los U$S 2.500 por persona, por 7 días; aunque los valores pueden bajar un poco con una buena anticipación. En tanto, a Brasil, el vuelo y el alojamiento por 7 noches con desayuno cuesta U$S 1.500 como mínimo.

Si la mira está puesta en Estados Unidos, se debe pensar en que el pasaje a Miami ronda los U$S 1.000 y que el alojamiento por una semana asciende a U$S 2.000 en promedio. En cambio, para ir Europa, la suma se eleva, porque el aéreo difícilmente baje de los U$S 2.000. Ruiz indicó que los tickets están bastante por encima de su valor prepandemia, porque las aerolíneas necesitan recuperarse después del freno que se impuso por el Covid-19, y que, antes, se podía volar a Estados Unidos por U$S 600 y a Europa por U$S 800.

También Cornejo coincidió en que, quienes viajan de vacaciones, tienen como prioridad Caribe. Le siguen Estados Unidos y Europa. Algunos han optado por viajar en octubre y otros a partir de diciembre, pero hay quienes están comprando para mayo de 2023. El empresario coincidió en que la venta de pasajes a Qatar fue muy acotada -no vendieron ningún paquete- y que no cree que haya nuevas operaciones para el Mundial.

Los viajeros, sumó, buscan mucho el “all inclusive”, porque así se aseguran un monto total para el viaje. El precio de los paquetes para el Caribe, indicó, empieza en los U$S 2.000, aunque varía según la temporada y la categoría del hotel. Mientras que los aéreos para Estados Unidos parten de los $300 mil y a Europa de $400 mil (con la cotización actual).

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA