Oportunidades para el desarrollo de negocios de triple impacto

El economista mendocino Heraldo Muñoz desglosa la importancia de diseñar negocios sostenibles
El economista mendocino Heraldo Muñoz desglosa la importancia de diseñar negocios sostenibles

El autor analiza, a través del modelo FODA, las fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas de los emprendimientos sostenibles

Existe una evidente tendencia a modelos de negocios con impactos conscientes y evolucionados (NICE), que buscan armonizar la rentabilidad necesaria para los negocios, con consciencia por el cuidado del ambiente y los impactos sociales, cada vez más buscado por las personas, sobre todo los jóvenes.

La evolución de los modelos de negocios se puede sintetizar en un análisis FODA, denominado análisis de las 4 “CO”: convicción (fortalezas), conocimiento (debilidades), conveniencia (oportunidades) y coerciones o regulaciones (amenazas). Ese método ayuda a diseñar estrategias para generar modelos rentables, sustentables y de alto valor agregado financiero y socioambiental.

Para este FODA 4CO comenzaremos con el análisis externo, describiendo las amenazas o aquello a lo que debemos prestar atención, por la coerción, para continuar con el análisis de las oportunidades por conveniencia. Finalmente haremos el análisis interno, escribiendo cuáles son las principales cualidades que un individuo puede desarrollar, desde los desafíos a superar hasta las fortalezas a poner en valor.

Mapa estratégico de los negocios sostenibles
Mapa estratégico de los negocios sostenibles

Primero, tengamos en cuenta las amenazas -o factores que demandan atención- relacionadas con la primer CO, por el lado de la coerción. Los cambios ambientales, sociales y demográficos del entorno empresario han generado un escenario muy inestable para proyectos que no consideren a estas variables como críticas. Si bien hasta hace poco tiempo no se presentaban como un problema para el éxito de los proyectos, posiblemente (y por suerte) será cada día más difícil realizar negocios que perjudiquen el ambiente y la sociedad.

El mundo está cambiando demasiado rápido en aspectos culturales y legales, relacionados al cuidado del entorno socioambiental, por lo que seguir haciendo las cosas sin considerar esos impactos, aun cuando antes no era un problema, puede ser una causa de riesgo e incertidumbre en el mundo moderno. Los inversores son conscientes de esto y, aunque no tengan sensibilidad por temas ambientales o sociales, ven como una fuente de riesgo inconmensurable que los proyectos no estén cuidando estos temas y temen por su futuro y sus fondos invertidos en estos proyectos.

Como contra reacción de esas amenazas, surgen las oportunidades relacionadas con la segunda CO, por el lado de la conveniencia, que es aprovechar ser parte de negocios modernos y evolucionados. El comportamiento de las grandes corporaciones nos muestra que hoy “conviene” alinear la agenda a los negocios sostenibles, tengan o no convicción los inversores.

Cada día se vuelve más importante para la mejora de la imagen corporativa el compromiso con el cuidado y la generación de valor socioambiental. Hecho de forma verdadera y con convicción, es una oportunidad para el desarrollo de buenos negocios. Pero se debe tener cuidado, ya que es un arma de doble filo y se ve mal cuando no es genuino y solo buscan hacer lo que se denomina “green washing” (o lavado verde).

Una debilidad, o desafío a superar, se les presenta a las personas que se mantienen ignorantes de estas tendencias. Esto está relacionado con la tercera CO, por falta de conocimiento. Quienes no consideren en sus proyectos los impactos socioambientales de manera consciente tienen una desventaja muy importante respecto a los modelos modernos de negocios, ya que no solo son vulnerables a amenazas sobre su imagen corporativa, sino también a las relacionadas con la no consideración de efectos climáticos y sociales, que son cada día más volátiles, poniendo en peligro los negocios.

Esto, desde aspectos como: la provisión de insumos y recursos, posibilidad de entrar a buenos mercados, imagen corporativa para estabilizar ventas, conseguir fondos de buena fuente institucional (tan necesarios para estabilizar las finanzas). En los procesos de búsqueda de talento, cada día será más importante considerar aspectos relacionados con la formación en sostenibilidad.

La cuarta CO está relacionada con fortaleza por convicción. Ante la oportunidad de generar valor desde el triple impacto y la sostenibilidad, las personas convencidas tendrán una ventaja competitiva mayor frente a aquellos que lo hagan solo por conveniencia, ya que tienen un beneficio o satisfacción implícita y emocional.

Solo por el logro de generar un valor agregado sostenible, ya se ve compensado; más allá de poder transformarlo íntegramente en ingreso, salario o rentabilidad. Eso lo vuelve más eficiente, porque tiene menos presión para generar valor monetario, ya que en parte consigue una renta intangible, que no percibe el que solo lo hace por conveniencia.

Adicionalmente, las empresas que buscan desarrollar los modelos NICE, aunque sea por conveniencia, necesitan personas convencidas, por esa mayor productividad en el rol. Conseguir talentos, consumidores e inversores tiende a ser más fácil para las empresas o emprendedores convencidos.

Por Heraldo Lali Muñoz - Economista especialista en comportamiento humano, innovación y finanzas sostenibles

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA