Mendoza recibió más de $ 2.500 millones para financiar a 2.000 Pymes

Hoteles. Las actividades económicas vinculadas al turismo han sido las más golpeadas por la pandemia del Covid-19. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.
Hoteles. Las actividades económicas vinculadas al turismo han sido las más golpeadas por la pandemia del Covid-19. Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Es el balance de la primera etapa de créditos para la Reactivación del Sector Productivo. Ahora, se reorientarán los programas con U$S 500 millones más a repartir en todo el país.

En una primera etapa, unas 2.000 pequeñas y medianas empresas de Mendoza se beneficiaron con las líneas de financiamiento para compra de capital de trabajo y pago de salarios por un total de $ 2.500 millones. Ahora, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) acordó un financiamiento específico para el Programa Global de Crédito para la Reactivación del Sector Productivo, por U$S 500 millones, al que podrán acceder las provincias mediante convenios con sus autoridades.

Al inicio de la pandemia, junto a políticas de sostén de las empresas, como los programas de “Asistencia al Trabajo y la Producción” (pago de hasta el 50% de los salarios de los trabajadores, y reducciones en las contribuciones patronales), se destinaron $ 93.000 millones para financiar capital de trabajo y salarios. En este marco, 2.000 pequeñas y medianas empresas pudieron acceder a créditos con tasa subsidiada al 24%.

Según explicó Jorge Tanús, titular de Bice Fideicomisos, la compañía de servicios financieros del Banco de Inversiones y Comercio Exterior (BICE), y entidad encargada de la asistencia crediticia al sector pyme mediante créditos directos (Fondep) y el otorgamiento de garantías directas e indirectas (Fogar), la primera etapa, la de la pandemia, fue la que permitió sostener a las Pymes. En esta segunda parte, los fondos se destinarán a la reactivación de los sectores productivos.

Así, a la línea de financiamiento inicial se le sumará un convenio específico con el BID que sumará recursos para financiar capital de trabajo y salarios. “El objetivo principal de este acuerdo es reactivar el entramado productivo, apoyando a las Pymes para garantizar su crecimiento real y la generación de empleo de calidad, cumpliendo con uno de los objetivos del gobierno del presidente Alberto Fernández para generar más producción y trabajo”, sostuvo Tanús.

Nuevos fondos para Pymes

El Acuerdo entre Argentina y el BID permitirá reorientar U$S 500 millones para el financiamiento del Programa Global de Crédito para la Reactivación del Sector Productivo. Esta iniciativa permite la transferencia de U$S 365 millones al Fondo Nacional de Desarrollo Productivo y U$S 115 millones al Fondo de Garantías Argentino para el desarrollo de distintas líneas de financiamiento que brindarán apoyo a las micro, pequeñas y medianas empresas.

Además, se otorgarán préstamos directos para la inversión productiva y capital de trabajo asociado que rondarán los $ 200.000 y $ 15.000.000 por beneficiario para financiar el 80% del proyecto a una tasa nominal anual del 18%.

“También están disponibles los créditos para capital de trabajo a través de los cuales las provincias inscriptas podrán otorgar hasta $ 2 millones con una tasa subsidiada por el Fondep de 9,9%, y se garantizará entre un 25% y 75% del préstamo con el Fogar, según en el tamaño de la Pyme”, señaló Tanús. Para este último es que Mendoza, a través del gobernador Rodolfo Suárez, firmo un convenio muy reciente con Ministerio de Producción para destinar recursos a PyMes.

Sin ATP, pero con créditos

El programa de Asistencia al Trabajo y la Producción comenzó en abril de este año, a pocos días de declarado el aislamiento social, preventivo y obligatorio en todo el país. Con la evolución de la cuarentena y el paso del aislamiento al distanciamiento, se fue reduciendo la cantidad de beneficiarios. No obstante, el ATP se extendió hasta el último mes de 2020, inclusive, y ya se está ejecutando la novena edición.

De hecho, hasta el 23 de diciembre, las empresas que requieren asistencia estatal para el pago de salarios, tuvieron tiempo para inscribirse en la página de AFIP. En esta oportunidad, se habilitó sólo para sectores críticos.

Entre la primera y la sexta entrega (último informe del Gobierno Nacional), se puede ver cómo la asistencia se redujo de 7.804 empresas, a 4.839 en Mendoza. En el sexto mes de ATP se le negó el acceso a 2.859 firmas de la provincia que no cumplían las condiciones mínimas, principalmente porque superaron el piso de facturación permitida (1.458 casos), o bien porque se desempeñan en una actividad no incluida en el programa (810 compañías se encontraron en esa situación).

Para reemplazar a las ATP se diseñaron créditos específicos como los mencionados anteriormente, y el programa Repro II (Programa de Recuperación Productiva), por el que se cubrirá hasta $ 9.000 del salario de los trabajadores a las empresas adheridas al programa, por dos meses. Pasado ese plazo la empresa deberá volver a solicitar ser incluida en el programa.

Las actividades más afectadas

Uno de los sectores más críticos es el que tiene que ver con el turismo y la cultura. Al respecto, el titular de la Unión Comercial e Industrial de Mendoza (UCIM), Daniel Ariosto, señaló que están en conversaciones con cámaras nacionales (la CAC, principalmente y la Cámara de Turismo), para solicitarle al Gobierno Nacional que extienda el ATP por 180 días más.

Para el empresario, los créditos y el Repro II, son “como una aspirina contra una grave enfermedad”. De esta manera, el empresario destacó que “todo aporte es bueno”, pero que el pedido original de los sectores más afectados tenía que ver con que se declarara una “Emergencia Económica”, y no con el ATP, ni programas inferiores a este.

“La industria, la construcción, y por supuesto todo el sector metalmecánico y turístico, siguen cayendo en Mendoza, lo que necesitamos es una Emergencia Económica”, destacó.

Se mostró de acuerdo Mauricio Badaloni, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM). “Las instituciones de turismo reclaman una ley de Emergencia como la del sector agropecuario. Por la caída de piedra, en el Este se otorgaron exenciones impositivas fundamentales para poder ayudar a los productores en el año de pandemia”, señaló el empresario.

Los monotributistas podrán pedir créditos

A los monotributistas y autónomos se le dio plazo hasta el 31 de octubre para tramitar un crédito a tasa cero por hasta $ 150 mil. Más de 600 mil personas llenaron los formularios a través de la web de AFIP.

En paralelo, a los monotributistas de clase A y B, se les otorgó el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), que se pagó por última vez en septiembre, y alcanzó a 9 millones de personas. En Mendoza, según el último informe al Congreso, de la jefatura de Gabinete de Ministros, alcanzó a 356.616 personas, por un monto de $ 3.566 millones en cada una de las tres ediciones.

Ahora bien, con la evolución de las diferentes fases de la cuarentena, se presume que muchos trabajadores pudieron retornar a sus actividades. Quedaron fuera de esta posibilidad muchos monontributistas y autónomos que se desarrollan en actividades culturales. Para ellos sigue vigente la posibilidad de tramitar un préstamos de hasta $150 mil, que se acredita directamente en la tarjeta de crédito.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA