Luz: usuarios de menos ingresos afectados por el esquema de subsidios

Tras la actualización de los precios que impulsa la Nación, en Mendoza, el ajuste de la tarifa rondaría un 117% más el porcentaje del Valor Agregado de Distribución (VAD).

Aumento desde el costo de distribución, a la unidad de tarifa final. Foto: Orlando Pelichotti
Aumento desde el costo de distribución, a la unidad de tarifa final. Foto: Orlando Pelichotti

En el Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE) se está trabajando en la adecuación del valor de la tarifa eléctrica de Mendoza, que según trascendidos podría aumentar en torno al 117%, sumado al porcentaje de ajuste correspondiente al Valor Agregado de Distribución (VAD). Con estos números, de concretarse las cifras extraoficiales, las boletas de luz de los mendocinos tendrían un costo que equivaldría al doble de lo que hoy están pagando por el servicio eléctrico.

En la previa a conocerse los datos oficiales, que podrían publicarse a principios de la semana próxima, se espera una repercusión significativa en el costo del servicio en los hogares. “El valor es importante, está próximo al 117%, a lo cual hay que sumarle el VAD y otros pequeños ajustes”, comentaron fuentes del sector. La demora del calculo está dada porque la Secretaría de Energía de la Nación, por medio de una resolución, programó los precios estacionales del verano, abarcando el período del 1 de febrero al 30 de abril de 2024.

Actualmente, un mendocino que vive en la calle Cobos, que pagó en diciembre a $ 5.266 por la luz, con un costo bimestral de $ 10.533, de aplicarse este incremento del 117% abonaría por mes por el mismo consumo $ 11.425 (es decir $ 6159 más). Mientras que un caso de Junín, con un consumo de 1120 Kw/h, que en enero pagó $24.250 abonaría $ 52.607 (sufrirá un aumento mensual de $28357)

Aumento desde el costo de distribución, a la unidad de tarifa final.
Foto: Orlando Pelichotti
Aumento desde el costo de distribución, a la unidad de tarifa final. Foto: Orlando Pelichotti

El costo de la luz en Mendoza

Mediante la resolución 7/2024, la Secretaría de Energía de la Nación estableció un incremento en el precio estacional de la energía (PEST) durante el período comprendido entre 1 de febrero y 30 de abril, lo que se traduce en un incremento del 50% en el valor de las facturas. Pero para los usuarios mendocinos hay un ítem que también impactará en el precio del servicio y afectará a todas las categorías sin restricciones: el Valor Agregado de Distribución (VAD).

Fuentes del sector le explicaron a Los Andes que el costo de abastecimiento se verá afectado por la quita de los subsidios al consumo, como también por el precio estacional de la energía. Explicando que en invierno, como hay menos caudal en los ríos, cae el porcentaje de generación hidroeléctrica (que es de producción más económica para poner en funcionamiento las turbinas) y aumenta la generación térmica, a partir de la utilización de fuel oil o de gas.

Recordemos que en nuestra provincia, en la audiencia pública que se realizó a fines de enero, Distrocuyo, la empresa que entrega energía a las distribuidoras y grandes usuarios en Mendoza y en San Juan, pidió una suba del 249% en e valor de la tarifa actual y la adopción de un mecanismo de actualización mensual y automática. Porcentaje que para un usuario, con un consumo mensual de 450 kW/h, le sumaría $ 140 (un 1% más en el valor de su boleta) a quien hoy está pagando $13.000 mensuales por el servicio.

Lo cierto es que, a días 10 días del pedido de Distrocuyo para la de adecuación tarifaría (de 249%), con una incidencia en la tarifa final de no más del 3,7%, la base de calculo de la boleta final para el usuario es una incógnita, más aún si el “tarifazo” será de manera gradual o de manera directa.

Sinceramientos de precios

Mientras el Gobierno de Javier Milei avanza con su política de sinceramiento de precios en la economía, en paralelo se piensa en una nueva definición de los esquemas de subsidios de luz y gas. Desde la Secretaría de Energía se ha convocado, el 29 de febrero, a una audiencia pública online para debatir la reestructuración de los segmentos de usuarios que podrán obtener ayuda estatal. Un beneficio al que los consumidores van a poder acceder mediante su inscripción en el Registro de Acceso a los Subsidios de Energía (RASE).

El secretario de Energía, Eduardo Rodríguez Chirillo, detalló que en la audiencia se abordarán temas como la estructura actual de subsidios aplicada a los usuarios de luz, gas natural y gas envasado en garrafas. En la reunión se analizará el impacto de los subsidios en el precio estacional (PEST) en el Mercado Mayorista Eléctrico (MEM), el precio del gas en el Punto de Ingreso al Sistema de Transporte (PIST) y también el valor del gas de red. Además de revisar la asistencia estatal a los clientes de garrafa en el Programa Hogar.

Esta audiencia pública se da en el marco de un ajuste del 125% del precio de la tarifa de energía eléctrica, para los consumidores del Nivel 1, grupo que incluye a las familias de altos ingresos y a todos aquellos que renunciaron al subsidio por el motivo que fuere. Es decir, que esta variación por estacionalidad, impactará en el 30% del total de los hogares, aumentando el precio por MWH de $ 20.466 a $ 46.018.

Aumento en las tarifas de electricidad y gas

Foto: José  Gutierrez / Los Andes  
Aumento en las tarifas de electricidad y gas Foto: José Gutierrez / Los Andes  

Esquemas de precios

En el nuevo esquema, el Gobierno dejará de subsidiar a las empresas distribuidoras y pasará a subsidiar la demanda directamente a los usuarios. Esto implica que el Estado asignará fondos a los consumidores para cubrir parte del costo de los servicios. Esta medida afectará especialmente a los segmentos N2 y N3, correspondientes a ingresos bajos y medios, respectivamente.

Según declaraciones del Ministro de Economía, Luis Caputo, el objetivo es establecer límites de consumo con asistencia para estos segmentos. Por ejemplo, para los usuarios N3, que no cuentan con subsidio, se establecerá un tope de 400 KWH mensuales. Sin embargo, se espera que este umbral se reduzca significativamente, lo que implicará un aumento considerable en las facturas de energía eléctrica para los usuarios de todos los niveles.

Un estudio realizado por la consultora Economía y Energía estima que el incremento en las facturas será significativo. Se espera que la factura promedio de luz aumente alrededor del 125% para los usuarios del segmento N1, que ya no contarán con subsidio, mientras que para los usuarios del segmento N3, que actualmente pagan el costo pleno de abastecimiento, el incremento podría alcanzar el 337%.

Además de la eliminación de los subsidios a la demanda, en febrero se aplicará un incremento en el Valor Agregado de Distribución (VAD). Este aumento, establecido mediante el decreto N°2348, significó un aumento del 70% en noviembre del año anterior y se completará en febrero de 2024, lo que representará un impacto adicional en la tarifa final.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA