jueves 26 de noviembre de 2020

Sólo suscriptores
El ministro Nieri fue el jueves a la Legislatura a presentar el Presupuesto y habló de la necesidad de “inversiones”. / Ignacio Blanco
Economía

La Provincia le apunta a un financiamiento árabe por U$S100 millones

El proyecto de presupuesto 2021 incluye el pedido a la Legislatura para acceder a un crédito en dólares de un fondo saudita, que ya tiene el aval del gobierno nacional.

El ministro Nieri fue el jueves a la Legislatura a presentar el Presupuesto y habló de la necesidad de “inversiones”. / Ignacio Blanco
Sólo suscriptores

Sin dinero suficiente en las arcas propias y poco acceso a financiamiento, el Gobierno provincial elaboró un proyecto de presupuesto 2021 en el que las obras que se hagan dependerán del endeudamiento. En este plan se incluye la llegada de capitales árabes por U$S100 millones para obras hídricas en el secano mendocino, un crédito para el que Rodolfo Suárez necesita el aval de la oposición en la Legislatura.

El jueves, el ministro de Hacienda, Lisandro Nieri, puso énfasis, en su presentación de la pauta de gastos en la Legislatura, en la necesidad de la llegada de inversiones para generar crecimiento en Mendoza. El pedido de endeudamiento por U$S350 millones, que despertó nuevamente resistencia por parte de la oposición, incluye la posibilidad de acceder a financiamiento de un fondo de inversión árabe que tiene aval por parte de la Nación dentro del Presupuesto 2021 que ya presentó el ministro de Economía, Martín Guzmán, en el Congreso.

Precisamente, en la planilla anexa del otorgamiento de avales se destacan los U$S100 millones de préstamos como monto máximo, con un plazo mínimo de amortización de 3 años, con destino al “Desarrollo Rural Integral del Secano y de los Oasis Productivos de Mendoza”.

En diálogo con Los Andes, Nieri sostuvo que el Gobierno nacional ya dio la autorización y que ahora falta la de la Legislatura para tomar ese crédito. El ministro detalló que se trata del Fondo Saudita para el Desarrollo (FSD), con el cual hace algunos años vienen teniendo conversaciones, que se afianzaron en 2019 con participación de la Cancillería.

“Mendoza es la provincia que ha elegido el FSD para comenzar esta relación e inversiones, que están apuntadas a todo lo que es inversión hídrica, impermeabilización de riego (para ampliar la matriz productiva) y también los sistemas de riego para la eficiencia del uso de agua, como los pivots de riego”, comentó Nieri.

No obstante, aclaró que el fondo árabe “no presta ni analiza el riesgo subsoberano (que serían las provincias), sino que presta contra riesgo soberano (Nación), por lo que se necesitaba el aval nacional y es el que está en el Presupuesto”.

Los pivots de riego a los que iría esta inversión son utilizados en Mendoza para el sector ganadero, con los cultivos forrajeros, pero también en la plantación de papas y otras hortalizas. Por eso el Gobierno sostiene que serían obras importantes para ampliar la capacidad productiva de la provincia tanto en agricultura como en ganadería.

Optimismo y ¿chicanas?

En lo estrictamente político, para el ministro de Hacienda la discusión ha comenzado en “buenos términos” y confía en poder negociar y tener una buena aceptación del peronismo y el resto de la oposición, teniendo en cuenta la necesidad de la Provincia de conseguir inversiones.

“Todos entendemos y empezamos a hablar seriamente de que la inversión es necesaria. Hablamos de cómo se financia la inversión, o el ritmo de esa inversión si no es con endeudamiento. Es como pretender hacer la casa propia con lo que sobra del sueldo todos los meses. Hoy estaría parada, como le pasó a la Provincia” este año de pandemia, graficó Nieri.

El funcionario comentó que tener la autorización legislativa no significa acceder al crédito: “Hay que salir a buscar opciones que sean acordes y lleva tiempo; pero si no hay condiciones convenientes, no se tomarán los créditos. No podemos tomar a cualquier costo”, aclaró. Hay optimismo en el oficialismo en la Legislatura para conseguir el apoyo de la oposición ya que aseguran que al tener el aval del gobierno de Alberto Fernández, sería una “situación incómoda” que el peronismo no aceptara un endeudamiento para créditos que ya cuentan con aprobación de la Nación.

Sin embargo, en el Frente de Todos son cautos y, como cada vez que escuchan hablar de endeudamiento, abren el paraguas. Incluso sostienen que en el tema hay “chicanas” del radicalismo porque tener el aval nacional no significa que automáticamente logre aprobación legislativa.

De hecho, en diálogo con los medios el jueves, los jefes de bloque Lucas Ilardo (Senado) y Germán Gómez (Diputados) se mostraron cautos a la hora de adelantar el acompañamiento o no al endeudamiento. “No hemos accedido al texto (del presupuesto), lo tenemos que estudiar. El momento económico y social del país amerita que los dirigentes estemos a la altura de las circunstancias, pero tampoco vamos a dar un cheque en blanco”, advirtió el senador de La Cámpora.

No obstante, desde el Gobierno Provincial destacaron que “desde el miércoles el texto se encuentra subido a la web de Hacienda, con todos sus apartados”.

El resto de las obras que necesitan crédito para concretarse

Además del plan de Desarrollo Rural Integral del Secano y de los Oasis Productivos de Mendoza, que implica los U$S100 millones árabes, el pedido de endeudamiento agrupa diferentes obras productivas, de transporte, educación y salud, entre otras, para los U$S250 millones restantes de la autorización que pretende Suárez.

Por ejemplo, hay varias obras que se vienen discutiendo con la oposición desde el gobierno de Alfredo Cornejo y que no han conseguido autorización para tomar el crédito: hablamos del sistema de Gestión Integral de Residuos Sólidos Urbanos (Girsu), de la doble vía Rivadavia-Junín y del acueducto ganadero de La Paz. También aparece el acueducto Monte Comán-La Horqueta, que tenía financiamiento pero el BID lo retiró por irregularidades en la licitación y denuncias cruzadas entre las empresas que participaron.

En materia sanitaria, la lista incluye obras de mejoramiento de diversos centros de salud y también para los siguientes hospitales: Notti (ampliación de consultorios externos y refuncionalización de quirófanos), Eva Perón de San Rafael (ampliación de la Internación), Schestakow (Guardia), Enfermeros Argentinos de Alvear (ampliación de la Guardia y áreas administrativas) y Gailhac.

También están en el listado la ampliación del Metrotranvía a Luján y el tren turístico al Valle de Uco, así como un plan de repavimentación de rutas provinciales y otros caminos específicos, como la ruta 94 Tupungato-Tunuyán; un puente badén en el río Mendoza, calles céntricas de la Capital, caminos estratégicos de Lavalle, remodelaciones en nudos viales de Godoy Cruz, un plan de pavimentación en Tunuyán y Maipú, el corredor del Parque Deán Funes-Rawson en San Rafael y la pavimentación de la calle La Vencedora en Tupungato, entre otros.

En materia de escuelas, hay un apartado de “infraestructura escolar”, así como también la escuela Carrone de San Rafael y otra en el Bajo Luján.

En contexto productivo, hay obras de modernización de canales de riego y reservorios de agua, planes de defensa aluvional y control de erosión de cauces, un programa de Gestión Integral de Riesgos en el Sector Agroindustrial Rural (Girsar) y otro de Desarrollo de la Cadena Caprina (Prodecca).

El resto son programas de mejoramiento de agua potable y saneamiento, de eficiencia energética en municipios, de conectividad provincial, de modernización del Gobierno, el programa Mendoza Construye, otro de infraestructura municipal y también de desarrollo de parques tecnológicos e industriales.