Feletti ratificó su propuesta para subir retenciones al maíz, trigo y girasol

El funcionario denunció "un ataque especulativo" contra los consumidores argentinos.
El funcionario denunció "un ataque especulativo" contra los consumidores argentinos.

El funcionario dijo que si bien el Gobierno decidió no tocar las alícuotas, su planteo sigue en pie en el interior del Gabinete. Cuestionó la teoría de la “gallina de los huevos de oro” de Domínguez.

Visiblemente perturbado por lo que denunció como un “ataque especulativo contra los argentinos”, el secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, ratificó públicamente este miércoles su propuesta de subir las alícuotas de los derechos de exportación que pagan el maíz, el trigo y el girasol.

El funcionario señaló que las retenciones serían en la actualidad una buena herramienta para “desacoplar” el precio local del internacional, que se vio afectado por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania (este último, gran productor de girasol y trigo).

“Trigo, maíz y girasol, en sus grandes focos de comercio, han sido fuertemente afectados por esta guerra cuya duración desconocemos, por lo que el escenario cambia drásticamente”, señaló Feletti.

De esta manera, expuso las fuertes diferencias que hay en el equipo económico del presidente Alberto Fernández sobre las retenciones. El sábado pasado, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez, dijo que no había que tocar las alícuotas porque el campo es “la gallina de los huevos de oro”.

Feletti lamentó que por la fuerte suba de commodities no se haya podido sostener el acuerdo que había hasta el 31 de marzo para que el precio del pan se ubique entre los 220 y 270 pesos el kilo, con la bolsa de harina por 25 kilos en 1.300 pesos. La tonelada de trigo estaba entre 23.000 y 25.000 pesos y se disparó hasta alcanzar los 40.000. “Eso rompió el acuerdo”, dijo.

El propio funcionario reconoció en una conferencia de prensa que esa situación obligó a un debate en el Gobierno sobre cómo se protege la situación alimentaria de los precios internacionales. La Unión Europea y los Estados Unidos han iniciado mecanismos de protección y aseguramiento de abastecimiento, señaló.

“Este secretario planteó en las reuniones del equipo económico las necesidades de suba de retenciones sobre maíz, trigo y girasol. Y lo sostengo, lo sostengo. Yo no puedo entender como hay sectores de la producción que quieren que se les convalide un efecto riqueza del 50% en dólares solo por acopiar un cereal. Y eso impacta en la mesa de los argentinos”, afirmó.

Según Feletti, por un lado están el pan, la harina y los fideos, y por el otro quienes “quieren realizar una ganancia extraordinaria que simplemente es un efecto riqueza. Esto es incompatible con lo que está pasando en el mundo, y el riesgo alimentario es real, no es mentira”.

Entonces, agregó el funcionario nacional, “no es cuestión de tener la gallina de los huevos de oro pero que el oro se lo queden en el gallinero. ¿No? Quiero ser claro en este sentido”. El secretario de Comercio ejemplificó que el girasol pasó de pagar una alícuota del 12% en 2020 a una del 7% en 2021, mientras que desde ese cambio hasta la actualidad el precio de la tonelada subió “40% en dólares”.

Al denunciar “especulación”, Feletti habló de “los que quiere comprarse más departamentos en Miami, más 4x4 y salen a las rutas a exhibir el lujo que tienen, porque quieren convalidar una suba del 50% en dólares en sus stocks por el solo efecto riqueza. Yo lo dije la otra vez: si seguimos así, la Mesa de Enlace va a decidir qué comemos y qué no”.

Feletti le agradeció a Domínguez la suba de retenciones al aceite y la harina de soja para financiar el fideicomiso con el que se financiará los subsidios para que el precio de la tonelada de trigo se comercialice en Argentina en 25.000 pesos.

Eso va a permitir que la oferta de trigo sea de unas 6,2 millones de toneladas, para que haya una bolsa de harina de 25 kilos en un precio de 1.150 pesos, por lo que se vuelve al valor de enero, según Feletti. Esto demandará entre 350 y 370 millones de dólares.

El funcionario dijo que pretendía hablar de historia económica, pero señaló que el “sector agropecuario primario nunca dio un proyecto de país, nunca lo dio. De la generación del 80 lo que queda es el Teatro Colón”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA