En agosto, las facturas de electricidad tendrán un aumento promedio del 12%

El incremento, que corresponde al ajuste del costo de operación de las distribuidoras locales, se aplicará en el trimestre agosto-octubre, si el Ejecutivo avala la propuesta del EPRE.

En agosto, las facturas de electricidad tendrán un aumento promedio del 12%

El mes que viene, las boletas de la energía eléctrica tendrán una variación promedio del 12% con respecto a mayo. Este aumento responde a la adecuación del Valor Agregado de Distribución (VAD), que es el componente de facturación que corresponde a los ingresos de las distribuidoras y que es de determinación provincial. Ayer se desarrolló la audiencia pública para presentar los datos y recibir opiniones sobre la propuesta.

Raúl Faura, gerente técnico de Regulación del EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico), recordó que el decreto 2348/23 estableció un procedimiento de adecuación trimestral de VAD, que se aplica en agosto, noviembre, febrero y mayo de cada año. Para realizar el cálculo, se toman como base los estudios presentados para la última revisión tarifaria (en este caso, desde el 1 de agosto de 2023 hasta el 21 de julio de 2028) y se consideran índices del Indec -el IPC, que sigue la inflación general, y el IPIM, que mide la evolución de los precios mayoristas-, como también los acuerdos salariales o los índices oficiales de variación salarial y los costos de capital.

Faura detalló que, desde agosto de 2023 a este mes (según previsiones del Relevamiento de Expectativas de Mercado, ya que todavía no se conocen los indicadores), la evolución del IPC será del 279%; la del IPIM, del 273%, la del precio de la energía, del 215%; y la del VAD, de 269%. Esto significa que lo que reciben las distribuidoras ha quedado un poco por detrás, pero acompañando la variación de otros precios de la economía.

Para el trimestre de agosto a octubre, el EPRE determinó un incremento del VAD que tendrá un impacto del 12% en promedio para todos los usuarios finales. De todos modos, el procedimiento indica que la decisión última está en manos del Ejecutivo provincial, que deberá definir si aprueba este aumento.

Se debe resaltar que este porcentaje ya incluye el ajuste adicional que surgió de una diferencia de interpretación entre el EPRE y las distribuidoras. Es que la primera adecuación del VAD con la nueva fórmula se aplicó en febrero, para lo que el ente regulador consultó los índices el 15 de enero, mientras las distribuidoras consideraron que debería haber sido el 20.

Por tratarse de un mes con una inflación muy alta (del 20,6%), esos cinco días generaron una diferencia de $4.200 millones mensuales a favor de las empresas y que deberán pagar los usuarios en agosto, septiembre y octubre. Se trata de una suba que va del 0,8% al 1,8% según la distribuidora.

Foto: Los Andes
Foto: Los Andes

El jefe de Gabinete del Ministerio de Energía y Ambiente, Manuel López, explicó la propuesta de modificación del régimen vigente para evitar que vuelva a producirse la misma situación en un futuro, como también que el EPRE pueda tomar no sólo los índices publicados sino también el REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado, que difunde el Banco Central).

Otros incrementos

Este aumento del VAD se suma al que ya tuvieron la electricidad y el gas desde el 1 de junio, por la determinación, por parte de la Secretaría de Energía de Nación, de los precios estacionales desde el 1 de junio al 31 de octubre (que debería haberse aplicado desde el 1 de mayo, pero se postergó un mes).

Por otra parte, hubo cambios en el esquema de subsidios, que no afectarán a los usuarios N1, de ingresos altos, porque ya vienen pagando tarifa plena, pero sí a los otros dos segmentos. Los hogares N2, de bajos ingresos, que hasta ahora tenían todo el consumo subsidiado, tendrán un límite de 350 kWh/mes y el resto lo pagarán como los N1. Mientras que los N3, de ingresos medios, que venían con un tope de 400kWh/mes, pasan a tener uno de 250 kWh/mes. Esto implica que quienes excedan el máximo establecido, recibirán un incremento en el monto total a pagar.

Objeciones

Uno de los oradores en la audiencia fue Nicolás Vicchi, gerente de Acovi (Asociación de Cooperativas Vitivinícolas Argentinas), quien detalló que el costo de la energía eléctrica para los regantes ha aumentado un 326% en el último año (a mayo) y 481% para las bodegas. Subrayó que el subsidio del riego agrícola no ha acompañado a las actualizaciones tarifarias y que, además, se debe contemplar que la crisis hídrica obliga a muchos productores a suplementar el agua superficial con la subterránea.

Andrés Muratti, de la Asociación Empresaria Hotelero Gastronómica y Afines de Mendoza (Aehga), manifestó que están de acuerdo con que la tarifa debe representar los costos de la prestación de servicios, pero que se debe tener en cuenta la situación actual. Comentó que encargaron un estudio a una consultora y la electricidad en Mendoza ha tenido un aumento en los últimos cinco años del 3.300% para hoteles y 3.200% para restaurantes, cuando la inflación acumulada en el mismo periodo fue del 2.500%. Consideró que podría implementarse una adecuación en el tiempo para evitar el cierre de empresas que hoy enfrentan una caída del 30% a 40% en las ventas, con costos crecientes.

Y Matías Díaz Telli, presidente de la Unión Industrial de Mendoza (UIM), señaló que entienden la necesidad de invertir en infraestructura energética, porque va a significar un mejor servicio y menores costos, pero que se debería intentar que la tarifa en Mendoza se mantenga cerca de la media nacional, para asegurar la competitividad de la industria local. Esto, resaltó, implicaría más producción y mayor demanda de energía.

Foto: Los Andes
Foto: Los Andes

Quiénes podrían perder el subsidio

Otra de las modificaciones que estableció la Secretaría de Energía de la Nación en junio fue que los usuarios que habían entrado de modo automático en el nivel 2, de bajos ingresos, deberán realizar la inscripción personal en el RASE (Registro de Acceso a los Subsidios a la Energía) o perderán el subsidio y pasarán a pagar como un N1.

Según datos del Ente Provincial Regulador Eléctrico (EPRE), en Mendoza hay 47.596 usuarios categorizados como N2, que ingresaron en el registro de manera provisoria por contar con algún beneficio provincial, como tarifa social, jubilados y pensionados, residenciales rurales, zona de montaña, electrodependientes por cuestiones de salud, entre otros.

Para mantener el subsidio deben inscribirse dentro de un plazo de 60 días corridos desde el 5 de junio. Pueden verificar si están inscriptos en el sitio web del EPRE www.epremendoza.gob.ar/segmentacion-tarifaria. Y quienes no se hayan inscripto o deban modificar datos deben ingresar a www.argentina.gob.ar/subsidios.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA