El Gobierno Provincial y los privados unificarán reclamos contra la Nación

Desde la provincia se exige una ampliación de los cupos de importación o la eliminación de las restricciones.
Desde la provincia se exige una ampliación de los cupos de importación o la eliminación de las restricciones.

El ministro de Economía pedirá, junto a las cámaras, la flexibilización urgente de las importaciones.

Los sectores productivos de Mendoza y el país están ingresando en un cuello de botella difícil de frenar debido a los problemas que enfrentan por el cepo de acceso al mercado de divisas para el pago de importaciones que dispuso el Banco Central de la República Argentina (BCRA) el pasado 27 de junio. Es por eso que representantes de distintas cámaras de la provincia se reunieron el jueves con Enrique Vaquié, ministro de Economía y Energía.

En definitiva, los dos grandes inconvenientes que involucran a todos son el cupo limitado a las importaciones y el acceso a las divisas para el pago de aquellas compras en el exterior que ya habían realizado. “Las empresas tienen muchas dificultades para importar insumos para sus procesos productivos y, cuando los consiguen, poder tener los dólares para pagarlos. En el mediano plazo, la consecuencia de esto es que la producción cae y también lo hace el empleo. Es una situación que se ha ido agravando, sobre todo desde la salida de Martín Guzmán”, comentó Vaquié.

El funcionario provincial, en compañía de la senadora nacional Mariana Juri y otros miembros de su cartera estuvieron frente a frente con casi 20 cámaras multisectoriales donde empezaron a delinear los pasos a seguir para evitar el colapso. “Las empresas se comunicaban de manera individual con nosotros para que interviniéramos para que se les permita importar, y ya eran muchas. A su vez, algunas cámaras nos pedían que los acompañáramos a Buenos Aires para destrabar temas puntuales. Por eso, el Gobernador decidió que hiciéramos una reunión con todas las cámaras para poder lograr un planteo único. Los inconvenientes afectan al sector primario, la industria y hasta algunos servicios, quizás, la única actividad que no está teniendo problemas por el momento es el turismo” dijo Vaquié.

Cuáles son los pedidos de cada sector

En el encuentro, cada una de las cámaras tuvo algunos minutos para poder expresar cuáles eran las complicaciones más urgentes que aquejaban. En la vitivinicultura, el problema no pasa por el vino en sí, sino por otros elementos de la cadena productiva, como las botellas, el papel, el cartón y los corchos, todos necesarios para poder sacar la bebida al mercado. También se ven afectados de manera indirecta por la falta de insumos gráficos para la impresión de etiquetas, por caso. “Poco a poco se empieza a parar la mecánica productiva”, expresó Eduardo Sancho, referente del sector vitivinícola.

Desde el Valle de Uco, la Cámara de Comercio, Industria, Agricultura y Turismo de Tunuyán (CIAT) plantearon que tienen complicaciones para conseguir hojalata, lo que afecta a la industria conservera y, consecuencia, si no se logra el abastecimiento, estos productos podrían empezar a faltar en las góndolas.

Un factor que se repitió prácticamente en todas las cámaras fue el del acceso a maquinarias, tanto para el agro como para la industria, así como la imposibilidad de conseguir algunos repuestos y neumáticos. También, el abastecimiento de combustible fue un ítem que sumaron a la lista.

En lo que respecta a agroquímicos y fertilizantes, la preocupación en cultivos como el ajo, que necesita con urgencia los productos para comenzar con el cierre del ciclo, es por partida doble: la disponibilidad y el precio.

Si bien con las últimas disposiciones nacionales el abastecimiento, en parte, se ha regularizado, solo se contempla a aquellos artículos generales para el agro, el problema está en los fertilizantes de especialidades, tan necesarios como los primeros para garantizar la calidad de los cultivos. Asimismo, los productores aseguraron que no hay precios de referencia en el mercado ni tampoco financiación, lo que hace muy difícil para ellos poder costear la producción.

Tal como advirtieron, todo podría derivar en una producción de menor calidad y cantidad, lo que haría que Mendoza y Argentina pierdan competitividad en los mercados de exportación.

Por su parte, desde Aprocam destacaron que en los 12 días de complicaciones que se han registrado en el paso Cristo Redentor para cruzar a Chile, el sector perdió 10 millones de dólares, así como importantes mercados internacionales que será difícil recuperar.

Un plan de acción y un frente común

Conforme a lo que dijo Enrique Vaquié, el objetivo es tener una reunión con funcionarios nacionales que les puedan dar respuestas a estos problemas, tales como Daniel Scioli, ministro de Producción, Julián Domínguez, ministro de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentación, y Miguel Ángel Pesce, presidente del Banco Central. “Vamos a llevarlos pedidos más urgentes en compañía de algunas cámaras y en representación del Gobierno de Mendoza. Intentamos que esto tenga más volumen porque no es un problema solo de la provincia”, argumentó Vaquié.

Dada la gravedad del asunto, la celeridad será clave para llevar algunas soluciones a aquellos sectores más urgidos, como el agroindustrial, donde la falta de insumos importados puede repercutir de manera directa en la calidad y cantidad cosechada en la próxima campaña. Por tal razón, la intención de los funcionarios provinciales es pedir hoy la reunión para poder viajar a Buenos Aires la próxima semana. Además, para lograr un mayor volumen en el reclamo, planean reuniones con cámaras nacionales.

“Si no se soluciona esta situación, temas como la cotización del dólar y la inflación van a quedar en segundo plano, porque la gente va a empezar a quedarse sin empleo y van a escasear algunos productos en góndola”, advirtió Vaquié.

Una solución a medias

Mientras el ministro Vaquié se reunía con los representantes de los distintos sectores mendocinos, casi a la misma hora en Buenos Aires, Silvina Batakis, ministra de Economía de la Nación, encabezaba un nuevo encuentro con el gabinete económico en el Palacio de Hacienda.

Allí, la funcionaria en compañía del ministro de Trabajo, Claudio Moroni; la secretaria Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce; entre otros, definieron cuáles serán las acciones tendientes a mejorar las condiciones de acceso al mercado de cambios para el pago de importaciones de insumos destinada a sectores estratégicos con el objetivo de garantizar la continuidad de distintos procesos productivos.

En este sentido, se adelantó que una de las medidas que instrumentará el Banco Central facilitará el pago de insumos en tránsito que fueron embarcados en origen, hasta el 27 de junio de 2022, y han arribado al país con SIMI vigentes hasta dicha fecha.

Al respecto, Enrique Vaquié opinó: “En caso de concretarse esa medida, se solucionarían parte de los problemas que nos han planteado durante la reunión. Todavía quedaría el inconveniente de los cupos de importación que están afectando a casi todos los sectores”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA