Duro pronóstico de un banco estadounidense para Argentina: 60% de inflación para diciembre y enero

Es la estimación de JP Morgan. No obstante, la entidad bancaria consideró “si se ejecutan correctamente, la inflación debería empezar a desacelerarse en el segundo trimestre de 2024″.

JP Morgan - Archivo
JP Morgan - Archivo

El banco estadounidense JP Morgan analizó las medidas económicas dispuestas por el Gobierno de Javier Milei y pronostica un 60% de inflación para diciembre y enero. Además, la entidad bancaria estimó una caída del 3% de la actividad económica en 2024, en un informe dirigido a sus clientes.

El documento de la entidad financiera consideró que “las medidas anunciadas hoy parecen alinearse con el escenario base que establecimos para diciembre y el primer trimestre de 2024″.

En ese sentido, precisó que “se espera que la inflación general se acelere, acumulando un poco más del 60% en diciembre y enero”, aunque prevé que “si se ejecutan correctamente, la inflación debería empezar a desacelerarse en el segundo trimestre de 2024″.

Al respecto de esa proyección, desde el JP Morgan anticiparon que “nuestro escenario base actual supone una inflación mensual promedio del 13.3% en el segundo trimestre de 2024, del 4.5% en el tercer trimestre de 2024 y del 2.3% en el cuarto trimestre de 2024″.

En relación a la actividad económica, el banco estadounidense estimó que durante el año que viene “sufrirá una parada abrupta debido al freno ocasionado por el impacto de la corrección adelantada de los precios relativos sobre el ingreso disponible, así como por el ajuste fiscal”.

En esa línea, indicó que mantiene “la proyección de una contracción anual del PIB del -3% en 2024, reconociendo que los riesgos están sesgados a la baja, lo que en realidad oculta una contracción más profunda en la demanda interna, especialmente en el consumo”, informó la agencia Noticias Argentinas.

Al mismo tiempo, el informe sostuvo que “podría ser necesario una evolución en la plantilla de políticas para el segundo trimestre de 2024, una vez que las reservas internacionales comiencen a reponerse mediante las exportaciones de soja”.

Al plantear esa previsión, la entidad financiera la vinculó con la falta de apoyo parlamentario para sostener las medidas en el tiempo, junto con el acompañamiento social y con la continuidad del cepo cambiario que puede generar que la inflación se coma el achicamiento de la brecha, lo que derive en la necesidad de realizar una nueva corrección.

Al respecto, explicó que “en primer lugar, el hecho de que el ajuste fiscal dependa de manera relevante de un mayor recaudo fiscal (el 43% del ajuste total depende de un mayor recaudo) puede generar dudas, especialmente debido a la naturaleza temporal de algunos impuestos y a la necesidad de aprobación del Congreso”.

El “termómetro social” y la advertencia de JP Morgan

En el mismo análisis sobre el posible impacto de las medidas aplicadas por el gobierno del presidente Milei, el banco JP Morgan hizo una advertencia sobre la reacción de los ciudadanos.

“La aún considerable reducción del gasto real aún debe evaluarse a través del prisma de la tolerancia social”, explicaron. Por último, expusieron que “el riesgo de mantener el actual aparato de restricciones cambiarias es que la inflación borre rápidamente la corrección nominal del tipo de cambio”.

“Puede ser necesario realizar una nueva corrección cambiaria para finalmente migrar a un sistema de tipo de cambio unificado, sin restricciones en la cuenta de capital y financiera, excepto las macroprudenciales”, cerraron.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA