Economía del Conocimiento: el sector anticipa mayor expansión en Mendoza

Innovación. Las empresas y el gobierno preparan el marco para hacer de la ciencia y la tecnología una “política de Estado”. Foto: José Gutiérrez / Los Andes.
Innovación. Las empresas y el gobierno preparan el marco para hacer de la ciencia y la tecnología una “política de Estado”. Foto: José Gutiérrez / Los Andes.

Durante el primer semestre del 2020 se acentuó la caída de las exportaciones a nivel nacional, pero los empresarios plantean un escenario de crecimiento sin techo, y destacan el papel de la provincia en la promoción de toda la industria.

El sector de las Economías del Conocimiento (EdC) atraviesa un 2020 ambigüo, en el que ha logrado un crecimiento del 6,9% en el empleo formal, pero ha tenido un mal desempeño en el sector externo (las estadísticas demuestran que el sector en su conjutno sufrió en el primer semestre la sexta caída consecutiva en sus exportaciones). Aun así, los referentes locales estiman que el nuevo marco normativo nacional y provincial les permitirá expandirse.

De acuerdo con las estimaciones de ProMendoza, este sector es responsable de la generación, vía exportaciones, de al menos 150 millones de dólares al año en la provincia. Las economías del conocimiento exportan intangibles y por lo tanto no pasan por la Aduana, por lo que el registro exacto del comercio exterior resulta más complejo. Sin embargo, existen números claros que benefician a la provincia, como un centro desde el que se generan productos tecnológicos de exportación.

Además, Mendoza cuenta con ocho universidades, entre públicas y privadas, con carrereras relacionadas y se posiciona como fuente de recursos humanos calificados. Todo esto favorece al desarrollo de la actividad. Al respecto, Francisco Bravo, presidente del Polo TIC, señaló que en la provincia, y en el mundo, “el sector tiene un crecimiento permanente”.

Bravo aseguró que en el futuro “los intangibles serán los que hagan andar al mundo”, algo que ya está sucediendo, y en ese marco es que el capital intelectual de Mendoza resulta atractiva para el mercado de las economías del conocimiento. “La globalización no ha disminuido en pandemia, ha mutado, y esta industria se adapta a ello”.

La generación de empleo

De acuerdo a Francisco Bravo, desde el Polo Tecnológico observan permanentemente la aparición de nuevos emprendedores. “Mendoza ha liderado el incremento de empleo en el sector a nivel nacional, y no sólo con las actividades vinculadas a la tecnología, sino también con las economías naranjas, los juegos, y la animación”, cerró.

A fines del año pasado, sin la pandemia en el horizonte, las autoridades locales esperaban promover 10.000 empleos de calidad que se agregarían a los 13.500 actuales que tiene el sector, y elevar a U$S 350 millones las exportaciones del sector, que por entonces contabilizaba 300 firmas en la frontera tecnológica.

Para Rodolfo Giro, fundador de InterBrain, y representante del Sector Conocimiento y Software de la Federación Económica de Mendoza, las condiciones están dadas para que el sector se expanda, más allá de la pandemia. “El Covid ha afectado al sector de manera despareja. En algunos casos ha sido el mejor vendedor (por que promovió las operaciones digitales), pero para quienes requieren de mayor presencia física (hardware), complicó algunas operaciones”, comentó.

“El tipo de cambio nos favorece, pero la incertidumbre no, y algunos altibajos que ha visto la política no han hecho que crezcamos lo que esperábamos crecer. De todas formas, desde septiembre hasta ahora comenzamos con nuevos proyectos y los resultados son alentadores”, agregó.

De acuerdo con el empresario, para algunos proyectos más grandes se requiere que el cliente pueda visitar las instalaciones de la empresa y conocer al capital humano, pero sorteando estas dificultades, en un año particular como es el que cierra, se pudieron concretar negocios. “La sensación es que están volviendo las operaciones, y con el dólar que tenemos ahora, el sector es muy competitivo y es esperable que las exportaciones crezcan”, evaluó Giro.

El empresario comentó que existen dos variables fundamentales que colocan a Mendoza en el mapa de mundo para los clientes de las economías del conocimiento: “Nosotros no vendemos por volúmen, no es el precio lo que hace la diferencia, vendemos por especialidad, y por compatibilidad en el uso horario”.

En este sentido, señaló Giro que Mendoza tiene una ventaja competitiva frenta a la India, por ejemplo (uno de los países en expansión en cuanto EdC), por tener al menos medio día de trabajo compatible con los principales mercados (Europa y Estados Unidos), mientras que para el país asiático es de noche, mientras que en el otro punto del mapa es de día.

Mendoza invierte en EdC

La provincia busca fomentar las inversiones en las Economías del Conocimiento. Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon -la entidad que agrupa a JP Morgan, Exxon Accenture, Deloitte, Microsoft, PwC, Chevron, American Express y Oracle, entre otras-, destacó dos medidas que persiguen este objetivo: una es la “Ley de Fomento Emprendedores”, que busca generar nuevos emprendimientos de base tecnológica, para que Mendoza se posicione como una de las principales capitales de Start -Up y economía del conocimiento. La provincia destina fondos por 1.500.000 dólares y 3.330.000 pesos para estos emprendimientos. La segunda es la Ley de Economía del Conocimiento, que apunta al desarrollo del software, servicios informáticos y audiovisuales entre otros considerados “economía naranja”. Además, promueve la creación de nuevas empresas de Servicios Basados en el Conocimiento, para lo que el Estado destina 1.400.000 dólares y 95 millones de pesos.

En la provincia, esto se completa con la creación de la Agencia de Ciencia, Tecnología e Innovación, que tiene como misión acompañar a todos los emprendedores y generar nuevas ideas. El objetivo es hacer de la ciencia y la tecnología una política de Estado. Formada por académicos y representantes de diversos sectores, diseña e implementa nuevas tecnologías, forma recursos humanos y vincula al sector productivo con los avances en materia de ciencia e industria.

“Más allá de los beneficios fiscales, tener una ley hacia afuera muestra que el gobierno nacional y el provincial apoyan al sector, y que en el futuro se va a conseguir gente para contratar. Son acciones que ratifican los discursos”, comentó Giro.

Exportaciones a nivel nacional

El primer semestre del 2020 se completó la novena caída consecutiva para las exportaciones del sector, y sin embargo crecieron en 445 mil los puestos de trabajo en el país. Los datos forman parte del último informe de Argencom. En vistas a futuro, el estudio asegura que Argentina tiene capacidad para generar 500 mil puestos de trabajo de alta calificación en la próxima década.

La educación como eje central del desarrollo

Sebastián Mocorrea, presidente de Argencom, destacó el desafío de integrar a la población argentina, y favorecer los “oficios digitales”, sacando provecho del acceso a la tecnología, por medio de los teléfonos móviles que tienen hoy niños y adolescentes de todas partes del país. “Tenemos programas con siete ONGs para llegar a todos los sectores. Hoy el manual educativo está acá (celular), y el desafío es avanzar en un proyecto de formación educativa que lo integre”, agregó.

De igual manera, Luis Galeazzi, director ejecutivo de Argencon, comentó que para aprovechar el potencial de creación de empleo que tiene el sector es necesario contar con un escenario de estabilización macroeconómico (evitar las constantes fluctuaciones de la divisa), y desde el ámbito educativo, promover “carreras orientadas a la salida laboral tecnológica, y al desarrollo regional”.

“Mendoza acaba de publicar una muy importante legislación promoviendo la Economía del Conocimiento. Este es un sector que integra solvencia fiscal, y el principal aliado debería ser el propio Estado, por los ingresos en dólares y el crecimiento que supone”, agregó Galeazzi.

Además, señaló que no solo se trata de sumar a la currícula de escuelas e instituciones educativas materias como programación, sino que el estudio de idiomas (inglés principalmente) dentro de la formación básica ya “colabora con el desarrollo de un pensamiento lógico, muy útil para lo que es el análisis, y es una pieza central en la formación del talento”.

Argencom presentó 15 propuestas para el desarrollo del sector, entre las que se destacan: “fortalecimiento del Régimen Promocional de la Economía del Conocimiento; eliminación de los derechos de exportación; compensación al exportador por falta de acuerdos de doble tributación; creación de instrumentos financieros; estímulo a las exportaciones estratégicas; estrategias de compras del Estado de bienes y servicios de la EdC; régimen especial para el nuevo empleo y promoción del teletrabajo; facilidades fiscales; fortalecimiento de la formación del talento; y un marco normativo para estimular la inversión privada.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA