Cuidado con las estafas: ¿Te ofrecieron un crédito de Anses por teléfono o redes sociales?

Las estafas telefónicas siguen siendo una preocupación. / imagen ilustrativa
Las estafas telefónicas siguen siendo una preocupación. / imagen ilustrativa

El organismo advirtió sobre una modalidad de estafa que se ha extendido durante toda la cuarentena, y que tomó fuerza cuando anunciaron el regreso de los préstamos para jubilados y pensionados. Cómo evitar ser estafados.

El organismo previsional informó el 5 de enero el regreso de los créditos para jubilados y pensionados a tasa subsidiada, pero la única forma de acceder al beneficio es a través de un turno que se gestiona por la web de Anses, y acudir de forma presencial (el día y en el horario del turno) a una sede del mismo. Los llamados, mensajes de texto, o comunicaciones de cualquier tipo ofreciendo un crédito son falsos.

Anses no se comunica para ofrecerte créditos, bonos, programas ni asignaciones”, informaron desde la Administración Nacional de la Seguridad Social, y solicitaron realizar denuncias ante cualquier comunicación sospechosa en denuncias@anses.gob.ar.

También le recordaron a los beneficiarios que no hay que dar nunca datos personales, ni números de tarjetas de débito o crédito, ni publicarlos en redes sociales o foros.

Recordá también que todos los trámites y gestiones de ANSES son gratuitos y no necesitan gestores ni intermediarios.

El organismo tampoco realiza ningún tipo de relevamiento con listados que circulan por las redes sociales. ANSES no se contacta por WhatsApp, ni pide datos personales o bancarios por teléfono, mail o SMS.

Así te estafan

El primer contacto entre el estafador (o uno de los estafadores, porque generalmente funcionan en red) se da de forma que resulta creíble, formal e inofensiva. Quizás te ofrecen un servicio, como comentarte que tenés un crédito preaprobado de Anses, un seguro, una tarjeta o incluso que cambió el número de teléfono para realizar reclamos.

Es difícil conectar esa comunicación con lo que sucede después, pero en esa oportunidad acceden a gran parte de tus datos, para luego llamarte como si fueran reales trabajadores de algún organismo o entidad bancaria, fingir que están accediendo a una base de datos real, y así obtener tus claves bancarias, números de tarjetas, y todo lo que necesitan para robar tu dinero, o solicitar un préstamo a tu nombre.

“Hola les cuento que llamaron de Anses, me ofrecieron 17 mil para el salario, pero me pareció sospechoso porque me pedían otra tarjeta de un jubilado y su clave... Supuestamente tenía que ir a un cajero con la tarjeta de un jubilado y ellos me decían que tenía que hacer. ¿A alguien más le paso?”, es uno de los tantos mensajes que se pueden leer en Facebook, sobre personas que recibieron el llamado.

Recomendaciones:

La modalidad está tan extendida, que el Banco Central emitió una serie de recomendaciones para que los ciudadanos estén atentos y nunca den información personal, por más creíble que suene la comunicación telefónica:

1. No des tus datos personales (usuarios, claves, contraseñas, pin, Clave de la Seguridad Social, Clave Token, DNI original o fotocopia, foto, ni ningún tipo de dato), por teléfono, correo electrónico, red social, WhatsApp o mensaje de texto. Tu banco tampoco te va a pedir esa información.

2. No ingreses datos personales o bancarios en sitios por medio de links que te llegan por correo electrónico, podrían ser fraudulentos. Mantené siempre actualizado tus datos de contacto en los bancos en los cuales sos cliente.

3. No aceptes beneficios en los que te pidan a cambio hacer una transferencia de dinero.

4. No aceptes asistencia -presencial o telefónica- de terceras personas para operar en cajeros automáticos. Recordá que está prohibido hablar por teléfono celular en los bancos y en los lugares asignados a los cajeros automáticos.

5. Ante la menor duda, contactate con tu banco a través de sus canales oficiales.

Si cuidás tu información personal y bancaria podés evitar estafas.

¿Cómo denunciar un delito informático?

Además de comunicarte con el banco, y hacer la denuncia en denuncias@anses.gob.ar (si correspondiera). Si fuiste víctima de un posible delito informático, no borres, destruyas, o modifiques la información que tenés en tu computadora, equipo móvil, celular, etc, relacionada al hecho.

Recordá que mantener la evidencia sin alteraciones es importante a los fines de cualquier acción judicial que pudiera iniciarse.

Hacé la denuncia ante la dependencia policial más cercana a su domicilio (comisaría de tu barrio en cualquier lugar del país) o al fiscal en cibercrimen de la Procuración General de la Nación, Dr. Horacio Azzolin, cibercrimen@mpf.gov.ar, teléfono de contacto, 6089-9000, interno N° 9266.

División Delitos Tecnológicos de la Policía Federal Argentina (Cavia 3350 1° Ciudad Autónoma de Buenos Aires -Tel. 4800-1120/4370-5899).

Correo electrónico: delitostecnologicos@policiafederal.gov.ar. Tienen obligación de tomar tu denuncia.

A los fines de resguardar correctamente la prueba, una vez realizada la denuncia, procedé de la forma en que el investigador le indique.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA