Caputo se reunió con banqueros para explicar su plan de salida de las Leliqs

Prometió “una solución de mercado”. Los mercados financieros cerraron la semana acentuando la tendencia positiva en un contexto de confianza sobre los nombres que desembarcarían en el Palacio de Hacienda.

Luis "Toto" Caputo. / Foto: Federico López Claro
Luis "Toto" Caputo. / Foto: Federico López Claro

Los mercados financieros afirmaron la tendencia positiva al cierre de la primera semana de Javier Milei como presidente electo, a partir del perfil que sugiere el nombre de los futuros funcionarios que estarían a cargo del Ministerio de Economía.

Si bien aún no hay una confirmación oficial, los agentes financieros descuentan la llegada de Luis Caputo al Palacio de Hacienda y de Demian Reidel al Banco Central.

De hecho Caputo mantuvo hoy una reunión con los representantes de las entidades bancarias ADEBA y ABA a quienes les explicó los trazos generales de su propuestas para solucionar el tema de las Leliqs que obsesiona a Milei.

La reunión se gestó luego que ayer los bancos decidieron no renovar la Leliqs y transformaron esos pesos en pases de un día.

Caputo les prometió que habrá una salida “de mercado” y que la dolarización quedará para una etapa posterior cuando quede ordenada la macreconomía.

Para acentuar la tónica y no dejar dudas acerca del rumbo que tomará su gobierno, en horas de la mañana Milei emitió un comunicado en el que aseguró que el cierre del Banco Central “no es negociable”.

En el mismo parte, confirmó a Osvaldo Giordano –ministro de Finanzas de Córdoba- al frente de ANSES y a Horacio Marín como responsable de YPF.

La oficina de prensa del presidente electo había comunicado que los partes se conocerían todos los días a las 18, pero dado el cariz de los rumores decidió adelantarlo con definiciones clave.

La ratificación de la política sobre el Banco Central y el resultado de la reunión de Caputo con los banqueros fue un nuevo impulso para todo el mercado que desde las primeras operaciones se mostró en positivo.

A las subas de los últimos días MERVAL le añadió un alza de 4,4% y justamente los aumentos más fuertes se dieron en los papeles bancarios tras los comentarios de Caputo a los banqueros. Por ejemplo, BBVA subió 21,5 %, Superville 20,5%, Macro 20% y Galicia 11,7%.

La tendencia fue similar en Wall Street donde los ADRs bancarios también tuvieron alzas fortísimas: 25,4% Superville, 19,7% BBVA, 13,8% Banco Macro 13,5% Grupo Financiero Galicia.

A su vez, la acción de YPF continuó su rally alcista y aumentó 12,2%. En noviembre el papel de la petrolera acumula una suba de 70% en su operación en Estados Unidos.

Un panorama similar se observó en el mercado de bonos, donde se consignaron repuntes de relieve, especialmente en los nominados en moneda extranjera. El AL30 registró un avance de 2,3% y llevó su cotización a U$S 33,45. Una semana atrás, previo a la elección, había cerrado en U$S 22, lo que implica una suba de 54%.

El incremento en la cotización de los bonos soberanos arrastró el Riesgo País a perforar los 2.000 puntos para quedar en 1.961. Para algunos analistas si los títulos soberanos logran volver a la zona de U$S 40 se abrirán nuevas oportunidades de financiamiento internacional.

Este flujo resultaría clave para el primer objetivo de la presidencia de Javier Milei que solucionar el tema de las Leliqs y levantar el cepo.

En el mercado cambiario el dólar blue mantuvo su tendencia a la baja y cerró en $ 1.000. El viernes previo a la elección la cotización del paralelo había quedado en $ 950 y el miércoles llegó a tocar los $ 1.080. Pero en las últimas dos ruedas se produjo un marcado descenso que responde a la buena percepción sobre los nombres que trascienden para integrar el equipo económico.

A su vez, los dólares financieros se instalaron levemente por debajo de los $ 1.000. El MEP cerró la semana a $ 972,75, mientras que el Contado con Liquidación quedó en $ 925,18.

La devaluación del día para el dólar oficial fue de 0,23% y quedó en $ 375,38. En el caso del dólar mayorista subió 0,17% a $ 357,55. La cotización en el Banco Nación culminó en $ 373. Para las compras con tarjeta en moneda extranjera el valor subió a $ 957,22.

Las operaciones a futuro cerraron con un precio de $ 800 para finales de diciembre.

En su operación en el mercado de cambios el Central vendió U$S 27 millones y cortó una serie de 22 ruedas consecutivas de compras. El saldo mensual quedó en U$S 423 millones.

En otro orden el Directorio de la entidad prohibió la compra de dólares a precio oficial con los pesos obtenidos a través de un crédito hipotecario. Esta posibilidad estaba abierta pero fue desactivada tras descubrirse una maniobra por parte de una entidad del interior del país que representa el 2% del sistema financiero argentino pero concentraba el 80% de la entrega de préstamos hipotecarios.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA