Caída del consumo en Mendoza: esperan que el bum de turistas en julio revierta un primer semestre para el olvido

El primer semestre del año cerró con una caída en las ventas y el rubro Textil e Indumentaria fue el que peor la pasó con una retracción del 10%. Alimentos y bebidas también cerró en baja.

Consumo. El rubro textil es el que más cayó durante el primer semestre del año. Foto: Orlando Pelichotti / Archivo.
Consumo. El rubro textil es el que más cayó durante el primer semestre del año. Foto: Orlando Pelichotti / Archivo.

La aceleración de la inflación a lo largo del 2023 se sintió con fuerza y si bien en los últimos dos meses tuvo un freno, no fue suficiente para detener la caída en el consumo que en los primeros seis meses del año cerró con cifran negativas. Mientras se espera por los datos de julio, la esperanza de un pequeño repunte está depositada en el bum de las vacaciones de invierno que atrajo a 458.000 turistas a Mendoza.

Según los datos difundidos por la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), las ventas en el comercio minoristas en junio mostraron un descenso del 3,6% y cerró el semestre con una retracción promedio del 1,8%, en la variación interanual.

“La caída en el consumo fue muy grande en textiles y calzado, muy importante en recreación, en alimentos y bebidas también”, afirmó Santiago Laugero, presidente de la Federación Económica de Mendoza (FEM).

De los 7 rubros que mide la CAME, el único ramo en alza fue Farmacias (+3,9% en junio) y un incremento acumulado del 6,9%, aunque con dificultades en la reposición de algunas drogas específicas. En cambio, los otros 6 rubros fueron a la baja durante el primer semestre del año y Textil e Indumentaria fue el que tuvo la caída más estrepitosa.

En este caso, las ventas cayeron el 9,6% en junio, comparado con el mismo mes en 2022, y sufrieron una merma del 1,6% con respecto a mayo. Pero al tomar todo el semestre, el desplome en ese ramo alcanzó el 10%, frente a igual periodo del año pasado.

Otro ramo que también sintió el impacto fue el de Alimentos y Bebidas. Las ventas retrocedieron en junio, a precios constantes (sin la inflación) el 4,1% interanual y acumularon una retracción del 1,4% en el primer semestre del 2023.

“Lo que venimos observando, que es estructural más allá del mes a mes, es un amesetamiento hacia la baja del consumo” lo que implica que “se está viendo el impacto de la inflación y también del ajuste fiscal, que también impacta en el consumo, a veces de forma indirecta, pero se está notando, principalmente desde marzo en adelante”, explicó Juan Manuel Gispert, director ejecutivo de la FEM.

La esperanza está puesta en julio

Para los dirigentes de la FEM, que nuclean al comercio y las pymes mendocinas, la esperanza está depositada en julio y le apuestan a una recuperación, aunque sea leve, influenciada por el movimiento turístico.

“Esperamos que julio de un poco mejor porque la afluencia de turistas también impacta en el comercio en general, se genera consumo cuando la gente está de vacaciones y esperemos que se vea reflejado en los números del mes”, dijo Juan Gispert.

Mientras que Laugero afirmó que “por un lado está el hecho concreto de la caída en el consumo producto de la caída del poder adquisitivo y por otro lado está el tema de las vacaciones de invierno que fue el mejor año desde el 2017 en términos contantes, por la ocupación y el movimiento de dinero. La verdad es que son datos un poco contradictorios pero que claramente tienen que ver con un escenario de diferentes posiciones de los distintos sectores de la población en cuanto ingresos”, sostuvo Santiago Laugero.

Ante esta situación, el titular de la FEM consideró que “el gran movimiento turístico que tuvo Mendoza, en parte por el turismo internacional, brasileros y chilenos principalmente, pero sobre todo por el visitante argentino va moderar bastante la situación” y es muy probable “que mejoren las cifras en julio en la comparación mensual” aunque “por los datos que hemos ido recogiendo, en la comparación interanual, julio igual quede un poco por debajo”.

Aumento de compras con tarjeta de crédito

Un informe de Payway y Prisma Medios de Pago, que mide el uso que hacen los consumidores de los medios electrónicos de pago, reflejó que durante el segundo trimestre del año se acrecentaron las compras con tarjeta de crédito y sobre todo en cuotas aunque a corto plazo (3 y 6).

“Nosotros somos muy defensores de los programas de financiamiento porque eso te asegura una mayor regularidad en las compras. Cuando es de contado la concentración es en alimentos y bebidas y lo de urgencia, en cambio en cuotas las necesidades se van haciendo en el tiempo y eso asegura una uniformidad en el movimiento comercial”, dijo Santiago Laugero.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA