jueves 13 de mayo de2021

Se vienen los Oscar: los 10 mejores momentos de los Premios de la Academia
La selfie de Ellen DeGeneres es parte de la lista.
Espectáculos

Se vienen los Oscar: los 10 mejores momentos de los Premios de la Academia

Graciosos, emotivos, extraños, pero sin duda inolvidables. Lejos de los mismos galardones, los Oscar han sido el espacio ideal para que los momentos más icónicos del cine se den a lugar. Discursos contra el gobierno y besos inesperados encabezan la lista.

Se vienen los Oscar: los 10 mejores momentos de los Premios de la Academia
La selfie de Ellen DeGeneres es parte de la lista.

El próximo 25 de abril son las entregas de los esperados Oscar 2021. La ceremonia ha sido toda una sorpresa, a causa de su retraso (usualmente se celebran en febrero) y por que en un principio se esperaba una suspensión de los mismos por la pandemia de Covid-19 que parece no aflojar. Pero para deleite de todos los aficionados del cine, la premiación no solo se realiza, sino que será en vivo y con la presencia de los nominados.

Sin embargo, para el entretiempo, te trajimos algunos de los momentos más memorables de las entregas de los Oscar, que siempre se convierten en el terreno ideal para directores, guionistas y actores de poder dar una última gran escena. Desde discursos de protesta a besos icónicos, estos son los mejores 10 momentos de los Premios Oscar en sus 90 años:

10. El discurso de Michael Moore contra el presidente Bush

Es uno de los cineastas más contestatarios de Estados Unidos, como así lo ha demostrado en cada uno de los documentales que ha presentado y que muchas veces han sido nominados a la gala. Una escena memorable fue su discurso en 2003, al recibir su Oscar por Mejor Documental en su trabajo “Bowling for Columbine”. En el mismo hablaba de la obsesión de sus compatriotas por las armas de fuego.

Pero socialmente el país no estaba de ánimo, ya que el presidente del momento, George W. Bush, había ya dado la orden de invadir Irak en represalia por el atentado contra el World Trade Center. Moore no desaprovechó su oportunidad y dijo al recibir su premio: “Estamos en contra de esta guerra Sr. Bush, me averguenza, y en cualquier momento tienes al Papa y a las Dixie Chicks en tu contra. Tu tiempo se acabó”, dijo con la ovación de pie de sus colegas y antes de que la música lo cortara.

9. El reemplazo de Jorge Drexler en 2005

En general, los músicos de las mismas bandas sonoras son los invitados a presentarse en los Oscar para entretener a la audiencia. Pero en una ocasión única, fue el uruguayo Jorge Drexler quien no tuvo la oportunidad de interpretar su propio tema.

El cantautor había sido nominado por su canción “Al otro lado del río”, de la película Diarios de motocicleta. Pero los productores consideraron que no era lo suficientemente conocido para el público, y lo reemplazaron por Antonio Banderas y Santana. Al final, la presentación fue duramente criticada, sobre todo por el guitarrista mexicano. Para su suerte, Drexler tuvo una venganza en la misma noche cuando ganó el premio, presentado por el mismo Prince, y se dio la oportunidad de cantar a capela la canción que había escrito.

8. La primera actriz negra en ganar un Oscar por papel protagónico

Aunque la Academia se muestre imparcial, lo cierto es que no fue hasta 2002 que una actriz con ascendencia afroamericana ganó un premio por su papel protagónico en una película. Hasta el momento, todos los galardones entregados eran por Mejor Actriz de Reparto, empezando en 1940 con Hattie McDaniel por Lo que el viento se llevó.

Fue Halle Berry quien rompió la barrera, cuando se llevó el premio por su trabajo en Monster Ball. Cuando Russell Crowe anunció su triunfo ni ella se lo creía y solo podía llorar de la emoción. “Es para cada mujer de color sin nombre que ahora tiene una chance porque esta puerta se abrió”, dijo en su discurso.

7. El beso de Halle Berry y Adrien Brody en 2003

Al año siguiente, Halle Berry volvió a protagonizar un momento inolvidable al anunciar a Adrien Brody como ganador a Mejor Actor por su papel en El Pianista. Este premio lo convirtió en el actor más joven en obtener la estatuilla. Pero tal fue su eufórica alegría que cuando subió al escenario y de un arranque le dio un apasionado beso a la actriz.

Tiempo después Halle declaró que nada fue arreglado y que ella misma quedó sorprendida cuando pasó.

6. La increíble conducción de Billy Crystal en 1992

Otra de las figuras clave para la noche es el presentador que, con ingenio y diversión, lidera los eventos de la noche y guía a los presentes y espectadores en cada momento de la gala. A pesar de que con los años cada cual tiene su preferido, casi todos coinciden en que Billy Crystal fue uno de los mejores.

Sus monólogos de apertura graciosos e irónicos, solo podían ser eclipsados por sus escenas agregadas a través en los clásicos del cine. Pero fue su presentación de una de las películas favoritas del año, “El silencio de los inocentes” lo que lo volvió icónico.

El actor fue elegido en 9 ocasiones como presentador (1990,1991, 1992, 1993, 1997, 2000, 2004 y 2012). Cuando la Academia decidió prescindir de los presentadores, el actor declaró en 2020 que “los Oscar sin presentadores son como juicios sin testigos”.

5. La selfie de Ellen DeGeneres de 2014

Cuando las selfies recién se volvían parte de lo cotidiano, la conductora decidió hacerla parte de su presentación en los Oscar, logrando una de las fotos más icónicas del cine. En la misma están Brad Pitt, Angelina Jolie, Jennifer Lawrence, Meryl Streep, Julia Roberts y Bradley Cooper, el encargado de tomar la foto. La imagen se volvió viral y durante muchos años conservó el record como la más compartida en Twitter, con 3.420.000 millones de retuits.

4. La caminata de Roberto Benigni en 1998

La historia dirigida y protagonizada por Roberto Benigni, La Vida es Bella, ha pasado a ser uno de los clásicos del cine. Pero en 1998 se convirtió no solo en la favorita sino en la revolución de los Oscar, cuyo éxito solo fue opacado por su mismo director. El artista había llamado la atención hace algún tiempo, cuando ya había ganado el reconocimiento en Cannes y se había arrodillado a besar los pies de Martin Scorssese.

En los premios de la Academia, la película comenzó ganando a Banda Sonora y Mejor Actor, pero todo se descontroló cuando Sophia Loren le gritó “Roberto” al director para anunciar su triunfo por Mejor Película Extranjera. Benigni comenzó a caminar por encima de las butacas para ir a buscar el galardón y hasta Steven Spielberg lo tuvo que sostener para que no se cayera.

3. El fatídico error con La La Land y Moonlight

Fue en 2017 que los actores Warren Beatty y Faye Dunaway cometieron uno de los más recordados errores de todas las galas, cuando erróneamente anunciaron mal al premio más esperado de la noche, de Mejor Película. Cuando todo el elenco de La La Land ya había festejado y subido al escenario para recibir el premio, integrantes de la organización notaron el error en el sobre.

El premio que habían leído era el Mejor Actriz, que era para Emma Stone protagonista del musical, pero en realidad el galardón de Mejor Película era para Moonlight. Muchos dudaron de esta versión, pero no hubo nada que hacer tras el anuncio.

2. La interpretación de “Shallow” por Bradley Cooper y Lady Gaga

La versión en 2018 de A Star is Born es la cuarta en la historia del cine que se entrega, pero parece que hasta ahora es la más exitosa, pues recibió ocho nominaciones en la misma noche. La química entre Bradley Cooper, que dirigió, y Lady Gaga, la protagonista, era uno de los puntos claves. Pero quedaron en la memoria de los Oscar cuando subieron a interpretar “Shallow”, nominada a Mejor Canción, premio que terminó ganando.

1. El gran Oscar de Leonardo Di Caprio en 2016

Durante años el preferido del público estuvo nominado por la Academia. A pesar de que recibió tanto nominaciones como actor de reparto (¿A quién ama Gilbert Grape?) y principal (El aviador, Diamante de Sangre y El Lobo de Wall Street) siempre sorprendía que no terminara recibiendo el preciado premio. Incluso los memes por las redes caían como cataratas.

Pero su recompensa llegó finalmente en 2016 por su protagónico en El Renacido, el papel por el que ganó todos los premios de la temporada. Cuando Julianne Moore anunció su nombre, todos sus colegas se levantaron para aplaudirlo, sobre todo con la sensación de una justicia cumplida.