La bronca de María Julia Oliván en Aeroparque: “¿Nadie sabe qué hacer con un chico con autismo?”

La furia de María Julia Oliván en Aeroparque
La furia de María Julia Oliván en Aeroparque

La periodista estalló por el desconocimiento que el personal aeroportuario tenía sobre la ley de discapacidad.

Este sábado, María Julia Oliván se disponía a realizar un viaje junto a su pareja, Ariel Straccia y su hijo Antonio. Las vacaciones en Punta del Este estaban encaminadas hasta que arribaron a Aeroparque y su experiencia con el personal del aeropuerto dejó un gran malestar en ella, que se encargó de plasmar en sus redes sociales.

María Julia Oliván junto a su hijo Antonio y su pareja Ariel Straccia.
María Julia Oliván junto a su hijo Antonio y su pareja Ariel Straccia.

El motivo del enojo de la periodista se debe a la falta de prioridad que tuvo su hijo para abordar el vuelo, ya que el pequeño tiene un trastorno dentro del espectro autista:Soy una persona educada y espero que me digan que tengo prioridad, aparte lo conté en trescientos millones de canales”, comenzó María Julia en su cuenta de Instagram.

Desde la aerolínea de bandera le comunicaron que había una lista de prioridades en la que figuraba última, ya que primero estaban las personas con movilidad reducida. “Eso está muy bien”, aclaró.

Luego Oliván detalló que esto ocurrió justo en un día de temperaturas récord en medio de la ola de calor. “Después, en Migraciones, dije otra vez que tenía un nene con autismo. Era como la quinta vez que lo decía. Por supuesto se me escapó, lo corrí, lo tuve que meter en el baño de discapacitados para aguantar un rato”, continuó.

“¿Nadie de Migraciones ni nadie de Aerolíneas sabe que a una persona con autismo, a una persona con una discapacidad, hay que darle prioridad?”, señaló indignada.

“Estaba haciendo otra cola de 20 personas. Una persona que estaba atrás mío preguntó si yo no tenía prioridad. Y el de Migraciones dijo: ‘que les diga a los de adelante que tiene prioridad’”, agregó María Julia.

Luego contó que el diálogo con el personal de Migraciones continuó en malos términos. “Por supuesto me empezó a cagar a pedos, a decirme que no me tengo que poner nerviosa, que yo tenía que avisar. Como si fuera algo novedoso la ley de autismo, la ley de discapacidad. No podés ser tan forro. Pero este es un país lleno de forros”, afirmó, y continuó con su descargo: “Tanta pelotudez con el lenguaje inclusivo, con los cursos de mierda que hacen que gastan una fortuna. ¿En este país nadie sabe lo que hay que hacer con un chico con autismo? ¿Nadie sabe que a una mamá de un chico que se le escapa no es un maleducado, sino que es un chico que tiene un autismo y tiene un montón de estímulos y se pone nervioso? “, se preguntó cada vez más enfática.

La próxima me voy a poner un cartel porque es más humillante agarrar a tu pibe del piso 500 veces y decirle a los brutos de Migraciones y de Seguridad Aeroportuaria que tenés un nene con autismo, que ponerte un cartel con un certificado de discapacidad”, finalizó la periodista totalmente indignada por la falta de capacitación del personal de Aeroparque.

María Julia Oliván junto a su hijo Agustín
María Julia Oliván junto a su hijo Agustín

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA