Por salarios bajos, alquileres suben menos que la inflación

El ajuste en la renta es de unos puntos menos que la estimación anual de aumento de precios porque a los inquilinos no les alcanza y hay oferta.

El sector inmobiliario transita otro período marcado por un descenso de operaciones de compra venta como en los valores de los alquileres. Al existir una robusta oferta de inmuebles para la renta, ocasionada por propietarios que no están dispuestos a vender a los actuales precios de mercado y optan por volcarlos al mercado de alquileres, estos contratos y sus valores tienden a la baja.

“Los ajustes anuales en los alquileres de vivienda, dependiendo del inmueble, rondan el 25%”, precisó Santiago Debé, presidente del Colegio de Corredores Inmobiliarios de Mendoza.

Según Manuel Otero, de Inmobiliaria Otero, los precios de los alquileres están muy estabilizados en materia de vivienda y en todas las operatorias se inician por debajo de la inflación.

Desde la visión de Fabián Balaguer, de Inmobiliaria Balaguer, que la demanda se mantenga estable a la hora de rentar una propiedad es consecuencia de los altos precios que hoy poseen los inmuebles a la hora de comprarlos.

De cualquier manera, la demanda este año es selectiva, producto de interesados que sufren una erosión constante de su nivel adquisitivo frente a la inflación. “Si la suba de precios para este año es de 35%, los alquileres -dependiendo de cada situación- oscilan en el 25%. De lo contrario, los propietarios no alquilan porque no consiguen interesados dispuestos a pagar precios más altos o iguales que la inflación”, deslizó Otero.

En el caso de Antonio Rez Masud, desde la inmobiliaria que lleva su apellido, la baja en los precios de los alquileres también tiene su explicación en los salarios que este año en particular crecieron muy por debajo de la inflación. “Hoy, para una familia promedio de cuatro integrantes las opciones de alquiler oscilan entre los $ 4 mil y $ 6 mil. Si suben de esos valores, difícilmente logren rentarlos”, explicó Rez Masud.

Valores bajos en el comercio

Con un centro comercial cada vez más despoblado de negocios, los alquileres también han sufrido en sus precios su correlato de caída. Hoy la tónica es ajustar los valores. De lo contrario los meses comienzan a acumularse sobre las superficies comerciales en desuso.

“Existe un riesgo comercial que el inquilino debe asumir como saber que el producto va a tener venta, pagar sueldos, enfrentar la presión impositiva, que es alta. Pero también hay un riesgo asociado a la inseguridad, y es un costo que en algunas ubicaciones del centro es cada vez mayor”, subrayó Balaguer.

Así, y ante una demanda en caída, desde la óptica de Otero y sus colegas, los contratos de alquiler de los locales comerciales están acordándose muy por debajo de la inflación. “En promedio llega hasta el 20%”, precisa Otero.  Al fenómeno de locales y superficies comerciales vacías se le suma la alta rotación en ciertos rubros y negocios, especialmente indumentaria y calzado. “Los negocios no duran y una misma superficie cambia varias veces de rubro”, añadió Rez Masud.

Desplome en las ventas

En la opinión de las inmobiliarias, el mercado de la compra  y venta está  estancado. La demanda, al ser tan escasa, ocasiona una baja en los precios de los inmuebles.

En lo que va del año y según Santiago Debé, la caída de los precios de venta de inmuebles es del 10%. Agregó que de 100 propiedades para la venta, 80 no son a estrenar y que el 50% de la venta de inmuebles con uso, es destinado a la compra de casas nuevas.

"El problema es que la construcción privada está muy estancada, producto de la alta inflación”, explicó Debé.

“El mercado está muy achatado, no hay demanda. Es muy difícil cerrar un acuerdo de compra venta cuando los dueños quieren recibir dólares y el comprador no quiere pagar con sus pesos el valor de un inmueble pautado en un dólar blue. Las escasas operaciones se cierran pero en el medio de las negociaciones hay mucho desgaste”, concluyó Otero.

En tanto, un subsector que mantiene su demanda es el que engloba los inmuebles que son rentados por profesionales. La tendencia es -cada vez más- compartir entre varios una misma oficina o consultorio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA