Di Benedetto, aniversario y merecidos tributos

Hoy se cumplen 30 años de la desaparición física de Antonio Di Benedetto, figura fundamental de la literatura latinoamericana del siglo XX, perpetuado en una original obra literaria. Como dijo con gran verdad una de sus biógrafas: “Es símbolo mundial de

Al cumplirse hoy 30 años de la desaparición física del periodista y notable escritor Antonio Di Benedetto, ex subdirector de Los Andes, diversos acontecimientos rendirán honras a su talento como narrador y a su trayectoria como testigo de una época, la que media entre 1943 y 1986.

Reediciones de sus escritos periodísticos, especialmente a través del aporte de la editorial Adriana Hidalgo, la realización de documentales, la publicación de trabajos críticos sobre su producción literaria y la adaptación al cine de su exitosa novela “Zama”, tarea encarada por la directora Lucrecia Martel, dan cuenta de la vigencia de un escritor esencial. Inclusive, hay libros por salir, como el que tiene listo la actriz y directora teatral Sonnia De Monte.

Mendoza, tierra de nacimiento del narrador, no es ajena a ese movimiento de revaloración de una trayectoria, y entre otros homenajes, en los próximos días se desarrollará una doble jornada en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo, con la pretensión de examinar aún más la vida y obra del intelectual, en sus aspectos particulares y en sus proyecciones literarias, cinematográficas, políticas y culturales.

Se recreará un espacio para el debate enriquecedor en torno al hombre que empezó a escribir muy joven, o antes quizá, casi niño.

La Municipalidad de la Capital también ha organizado reconocimientos, uno de los cuales será imponer el nombre del autor a una plaza, un espacio público en el área de la Nave Cultural, a metros del Parque Central.

Consciente de la fecha y de la figura narrativa del siglo XX, la Dirección General de Escuelas (DGE) ha propuesto diferentes actividades y acciones educativas y culturales para alumnos, tendientes a rescatar la figura del mendocino. También se abre la posibilidad de que textos de Di Benedetto, como por ejemplo sus cuentos, entre otros los insertados en “Mundo animal” (1953) o “El cariño de los tontos” (1961), se incorporen como textos de lectura en las aulas del ciclo medio.

También llegará a Mendoza una exposición bibliográfica con las primeras ediciones de sus libros en castellano y otros idiomas, a cargo del librero de Buenos Aires Lucio Aquilanti, el mismo que organizó la mayor muestra existente sobre Julio Cortázar, en 2014.

La evocación tiene otras dos efemérides: en 1956 aparece “Zama”, la obra cumbre que le otorgaría el reconocimiento temprano pero definitivo, especialmente en el exterior.

En 1976 se produjo su detención por la dictadura militar que asumió el poder en ese momento, privando de la libertad al hombre y limitando por un año y medio su creación literaria libre y espontánea. Nadie sabrá nunca qué escritura se perdió para siempre a causa del encierro.

Para terminar este comentario, dos citas, una de una de sus biógrafas perseverantes, Liliana Reales, profesora de Letras de la Universidad de Santa Catarina (Brasil). Ella dijo: “Antonio Di Benedetto es un inmortal y un incorruptible. Es símbolo mundial de un hombre que amó la libertad y defendió la libertad de prensa”.

El otro testimonio pertenece a Jorge E. Oviedo, tal vez el periodista que más trató al literato, con quien compartió dos décadas en la redacción de Los Andes. Hace 10 años escribió: “Hablar hoy, en estas circunstancias, de Di Benedetto como hombre sería volver a abrir el cofre de los adjetivos, del que cada uno puede expresar según su recuerdo, según sus lecturas, según las brumas y certezas, la palabra determinante, precisa, para una definición que lo pueda contener en toda su amplitud”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA