Check in: Iván Frutos

Cocinero, creador de @delosfrutos sandwichería al paso y consultor gastronómico. Voluntario de Make a wish.

Último lugar que visitaste: Cafayate y sus viñedos mágicos.

Lectura para viajar: Libros y revistas de gastronomía, para inspirarme y nutrirme de mi mundo de alimentos y bebidas.

Música para volar en avión: Elijo la de baja frecuencia, para bajar la bendita ansiedad y disfrutar del viaje. Un clásico es Snatam Kaur o Mirabai Ceiba, mantras sánscritos.

Y para un viaje por la carretera: Música clásica vibrante para despertar los sentidos.

¿Qué es lo primero que hacés cuando llegás a un nuevo lugar? Me siento en un café, observo a las personas caminar, intercambio palabras con la gente que me atiende, deambulo sin rumbo, me siento bajo el sol en alguna vereda.

Lo peor que te puede pasar en un viaje: Nada pasa por que sí, así que lo peor no existe.

Tu ritual favorito: Probar el pan de cada lugar que visito. Al día de hoy, Francia lleva la posta.

Tu peor olvido: Cuando vivía en Francia, en unos de los viajes por Europa visitamos Amsterdam. Luego del paso por un coffee shop olvidé mi pasaporte arriba de una estantería de jabones en un supermercado.

Un cliché turístico que sí y uno que no: No hacer lo mismo que las masas de gente; no a las colas interminables; no escuchar consejos de nadie. Sí ir contra la corriente y a experimentar el viaje a mi modo.

Un sabor nuevo que hayas descubierto en un viaje: La combinación de banana asada con queso fresco y piel de limón en Ecuador.

¿Qué te gusta comprar? Productos de denominación de origen del lugar que visite.

Un museo que te impactó: La belleza y simpleza del Museo Rodin y la casa museo de Eugène Delacroix en París. Los patios de Fernández Blanco en Buenos Aires.

Un lugar para descansar: Valle de Uco. Aromas únicos, sinfín de colores y energía maravillosa.

Un destino de lujo: El lujo es subjetivo en estos tiempos; cada lugar y cada momento se puede etiquetar como un lujo. En mi caso, se va a destacar por lo noble y auténtico. Auguste Escoffier decía que "en la simpleza está la belleza".

Y uno de bajo presupuesto: Todos los lugares tienen opciones low cost si sabemos buscar, relacionarnos y hablar. Siempre es posible.

Un hallazgo cultural: Los edificios de Buenos Aires. ¡Hay que aprender a mirar hacia arriba! La ciudad de la furia tiene una mezcla de estilos arquitectónicos maravillosos.

Tu escapada favorita: Al campo en Venado Tuerto, mi ciudad natal.

Un destino que te sorprendió: Marruecos. Con una amiga alquilamos un auto y viajamos desde Marrakech hasta donde comienza el Sahara.

Hicimos escalas, paramos de noche y de día para hablar con lugareños, practicar nuestro francés, ver las estrellas en una ruta desolada, hasta llegar a una aldea de hippies en la costa atlántica de uno de los países culturalmente más ricos del norte africano.

Una canción que te recuerde un viaje: Razón de vivir.

El destino al que siempre podrías volver: Francia, bella Francia.

Tu recomendación para viajar: Sólo necesitás pasaporte y algo de plata. Lo demás dejalo que venga solo. Menos preocupación por lo material, más ocupación por vivenciar.

Un tip para un viajero que visite tu ciudad: Estudiar sobre nuestra historia para entender los barrios, nuestra cultura, nuestro arte y la forma de vivir a diario de un porteño.

Un recuerdo inolvidable: El encuentro de jóvenes en Roma con la organización Taizé, donde yo era el único argentino. Vivimos en casas de familia romanas, visitamos conventos e iglesias. El último día, el Papa Benedicto XVI nos recibió en la plaza San Pedro. Éramos casi 10.000 jóvenes. Fue único e irrepetible.

¿Adónde viajarías en el tiempo? Al campo donde vivía mi abuela: ordeñaba vacas, hacía quesos y salames.

El viaje de tus sueños: Todos los viajes son un sueño.

Un destino pendiente que empiece con tu inicial: India. Sé que necesito una preparación espiritual para poder nutrirme y entender sin juzgar semejante cultura. Ir con una cabeza tan occidental pienso que no es tan recomendable. Si viajo, es para aprender. Si no, me quedo en casa.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA