Materiales amigables con el ambiente y las personas: la importancia de la calidad del aire interior

De los materiales ecológicos o amigables con el medio ambiente se espera que no generen contaminación del aire ni despidan elementos nocivos para las personas durante su instalación y vida útil, e incluso durante su proceso de fabricación.

Con esta premisa, AGBC (Argentina Green Building Council), la ONG líder a nivel regional en el desarrollo y gestión de estrategias que buscan acelerar la sustentabilidad y fomentar la transformación en el sector de la construcción del país, realizó un análisis de aquellos materiales que hoy se encuentran en el mercado y que cumplen con los requisitos necesarios para cuidar la salud de las personas que habitan las viviendas o trabajan con materiales de la construcción.

Al secarse, las pinturas convencionales desprenden compuestos orgánicos volátiles (COV o VOC, en inglés), los cuales son potencialmente perjudiciales para la salud y se los vincula a enfermedades respiratorias. Por el contrario, las líneas de pinturas especialmente formuladas con bajo contenido de COV no emiten agentes nocivos y su formulación “al agua” reemplaza solventes y diluyentes. Con lo cual, los pintores y personas que están en contacto con estas pinturas no quedan expuestos a la inhalación de compuestos nocivos.

Algunos pegamentos utilizados para la colocación de solados también pueden contener COV. Los materiales para pisos de base mineral -tales como cerámicos, ladrillos y piedra cortada sin recubrimientos de base orgánica- califican por sí mismos como materiales saludables. Pero hay que elegir el pegamento adecuado: si los pisos y revestimientos aplicados con selladores o adhesivos sin COV, podrá otorgarse un punto para el cumplimiento de las normas LEED.

Los productos para revestimiento de paredes con textura también son amigables con el ambiente y las personas por ser productos de formulación “al agua”. A su vez, los revestimientos a la cal permiten que las paredes “respiren”, logrando un tenor de humedad óptimo en los espacios interiores. Este material evita la formación de hongos y esporas, lo cual es beneficioso para la salud de las personas.

En el mismo sentido, las placas de yeso resistentes a la humedad colaboran para mantener la calidad del aire interior. Los sistemas antihumedad conforman una barrera protectora -el yeso es un regulador natural de la humedad y permite evitar su propagación al ambiente- y contribuyen a la regulación de la temperatura interior. Además, el yeso mineral no contiene sustancias peligrosas para las personas ni componentes volátiles. Una vez instalado, mantiene sus propiedades y beneficios durante toda su vida útil.

La preocupación por el medio ambiente y la búsqueda de la sostenibilidad se han arraigado en nuestra sociedad actual. En este contexto, la construcción sostenible se posiciona como un elemento clave para alcanzar sociedades en armonía con el entorno y mejorar significativamente la calidad de vida de sus habitantes.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA