viernes 18 de junio de2021

Ya están en Mendoza las 35 mil nuevas dosis de la vacuna de AstraZeneca: hacia quiénes irán dirigidas
Mendoza ya cuenta con otras 35 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca. / Orlando Pelichotti
Sociedad

Ya están en Mendoza las 35 mil nuevas dosis de la vacuna de AstraZeneca: hacia quiénes irán dirigidas

En los próximos días llegarán también más Sputnik. Se espera que ambas se destinen a mayores de 60 años, quienes ya se están vacunando, y pasar al otro segmento priorizado, personas menores de 60 años con comorbilidades.

Ya están en Mendoza las 35 mil nuevas dosis de la vacuna de AstraZeneca: hacia quiénes irán dirigidas
Mendoza ya cuenta con otras 35 mil dosis de la vacuna de AstraZeneca. / Orlando Pelichotti

Ya están en Mendoza las vacunas del laboratorio AstraZeneca que ingresaron ayer al país. Se trata de 35 mil dosis que eran muy esperadas ya que la campaña de vacunación provincial debió frenarse luego de que se terminaran las dosis de inoculante contra el Covid-19 el jueves pasado.

Las vacunas de AstraZeneca llegaron a Mendoza para continuar con la campaña de vacunación. /

Ayer, el Gobierno nacional recibió 964.000 dosis del desarrollo de Oxford/AstraZéneca a través del Fondo Covax. Son parte de las 9 millones que la Argentina acordó con este mecanismo de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que busca garantizar el acceso a vacunas a los países con menos recursos. Ya habían llegado 218 mil dosis (a nivel nacional) el 28 de marzo.

Además, se ha anunciado el ingreso hoy de 800 mil dosis de la vacuna rusa Sputnik V al país.

Se espera que ambas se destinen a mayores de 60 años, quienes ya se están vacunando. La intención es pasar al otro segmento priorizado, personas menores de 60 años con comorbilidades que los hagan susceptibles de desarrollar cuadros más graves de Covid-19.

El inoculante de AstraZéneca ha estado envuelto en controversias debido a que tras ser aprobado, algunos países europeos suspendieron su aplicación por haberse informado cuadros trombo.

Sin embargo, la OMS y la Agencia Europea de Medicamentos avalaron su uso. Entre los argumentos cuentan que no ha podido determinarse una relación directa, que entre los segmentos vacunados hay un determinado número de trombos que se producen anualmente y por otra parte que los beneficios son ampliamente mayores que los riesgos. Sobre todo de este último argumento se toman las autoridades sanitarias locales para decidir continuar con la vacunación, como se hace en el país y dado que no hay recomendación en contrario.