Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América

Por medio de cámaras trampa, algunos ejemplares de gato andino fueron registrados en Malargüe. Se trata del felino más amenazado de América del Sur y uno de los 5 más críticos en el mundo. El trabajo con perros protectores de ganados ayudó a que esta especie regrese al terreno.

Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza (Imagen ilustrativa)
Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza (Imagen ilustrativa)

El gato andino es una especie que se encuentra en peligro de extinción a nivel mundial y, en toda la extensión del continente americano, es el felino más amenazado en lo que hace a su conservación. Dada su característica de no acostumbrar a dejarse ver fácilmente por los ojos humanos, se lo ha bautizado como el “Fantasma de los Andes”.

Pero en las últimas semanas, y gracias al trabajo de “cámaras trampas” (aquellos dispositivos que se sitúan por períodos en un lugar para registrar movimientos y presencias de manera automática y sin presencia de personas), distintos ejemplares de gato andino fueron registrados y avistados en Malargüe, al Sur de Mendoza.

Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza
Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza

Las imágenes marcan la presencia de algunos ejemplares de gatos andinos que fueron captados en campos ubicados en la zona de la Reserva Natural Protegida La Payunia e inmediaciones. Y se trata de familias que vienen trabajando en el exitoso programa de perros protectores de ganado, para mantener al resguardo a los animales de su producción.

Justamente es en esta área natural en que el Gobierno de Mendoza se encuentra trabajando desde hace ya un tiempo, por un lado apuntando a la declaración como Patrimonio de la Unesco de esta maravilla natural.

Pero, además, recientemente sumaron más hectáreas al área protegida y de dominio público, lo que permite trabajar junto a puesteros y productores ganaderos (principalmente de ganado caprino) en la preservación de la zona y en la subsistencia de quienes allí viven y desarrollan sus actividades.

Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza
Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza

EL FELINO MÁS AMENAZADO DEL CONTINENTE

El gato andino es uno de los cinco ejemplares de felinos en mayor riesgo a nivel mundial, mientras que en la zona cordillerana de Argentina y el resto de América del Sur (su hábitat natural) es la especie más comprometida y amenazada. De hecho, se lo ha catalogado como en peligro de extinción.

Sigiloso, misterioso y salvaje, los contados ejemplares que quedan en el ecosistema no suelen deambular frecuentemente entre zonas concurridas, ni por personas ni por otros seres vivos

Gato Andino- Características
Gato Andino- Características

En cuanto a su descripción y características, el gato andino (Leopardus jacobita, de acuerdo a su nombre científico) es de tamaño un poco mayor al de un gato doméstico y habita en ambientes áridos que pueden ir desde el centro de Perú hasta Mendoza y Neuquén (y un poco más al Sur también).

Su cola es larga, gruesa, cilíndrica y de aspecto felpudo. En esta extremidad, además, cuenta con entre 6 y 9 anillos anchos de color que oscila entre café oscuro a negro. Tiene nariz negra -a diferencia del gato del pajonal, con quien comparte hábitat y que tiene la nariz rosada- y, por sus características, prefiere sitios aislados, caracterizados por la presencia de afloramientos rocosos donde habita su presa principal, el chinchillón (Lagidiumviscacia).

En particular, la población de gatos andinos de Mendoza y del norte de Neuquén aparece como genéticamente única y es fundamental conservarla ya que puede proveer herramientas para la permanencia a largo plazo de la especie.

PERROS DE CORRAL, UNA AYUDA PARA SU PRESENCIA

Las amenazas que atentan contra la conservación del gato andino son diversas, aunque por lo general tienen que ver con la incidencia humana y artificial. Entre ellas se destacan el desarrollo de actividades de industrias extractivas, las prácticas inadecuadas y no reguladas de ganadería, agricultura y turismo y la cacería.

Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza
Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza

Y es que, de la misma manera en que ocurre con pumas y zorros, los productores ganaderos suelen ver en el gato andino un peligro para sus animales (principalmente gallinas y otras aves de corral). Entonces, para proteger a sus animales, instalan trampas que terminan siendo mortales para el gato andino. Pero con consecuencias letales, incluso, para las personas.

Trampas metálicas (que derivan en la amputación de patas y muerte) y cebos envenenados -animales muertos a los que se les colocan agrotóxicos- suelen ser las peligrosas -y prohibidas- estrategias con que se busca mantener alejados a los predadores.

Sin embargo, hace ya varios años se viene trabajando en una técnica que ha dado resultados favorables, no solo para la preservación del gato andino, sino también de otros predadores que son especies protegidas (como el zorro y el puma).

Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza
Volvieron a fotografiar al “Fantasma de los Andes”, el felino silvestre más amenazado de América. Foto: Gobierno de Mendoza

Se trata de los perros de corral, canes protectores de ganado y que se crían junto a chivas y ovejas. De esta manera, generan vínculos familiares que los hacen ser parte de las majadas. Los perros marcan un territorio y disuaden a otros carnívoros de acercarse simplemente con su olor (pumas, zorros y gatos andinos no suelen acercarse donde perciben, a través de su olfato, la presencia de otros carnívoros).

De esta manera, los ganaderos pueden proteger a sus animales sin atentar contra la vida de otras especies, protegidas por ley y, por ende, cuya caza o matanza se encuentra prohibida y penada. Junto a los perros protectores de ganado, se está trabajando en otras estrategias, como el uso de luces nocturnas o sonidos que alejan del ganado a posibles depredadores silvestres.

El gato andino está entre los cinco felinos más amenazados del mundo y está catalogada como amenazada de extinción en Argentina.
El gato andino está entre los cinco felinos más amenazados del mundo y está catalogada como amenazada de extinción en Argentina.

“Gracias al trabajo interinstitucional continuo y comprometido de muchas personas hemos podido encontrar soluciones a una problemática compleja. Se busca que las personas y nuestras actividades productivas podamos convivir en armonía con la naturaleza”, destacó el director de Biodiversidad y Ecoparque, Ignacio Haudet.

Del programa de perros de corral -o perros protectores de ganado- participan el Gobierno de Mendoza, la Municipalidad de Malargüe y las organizaciones WCS -quienes disponen de los criaderos caninos- y Alianza Gato Andino, que trabaja en la preservación de esta especie.

Según los resultados de investigaciones llevadas adelante, 84% de quienes adoptan estas medidas alternativas (perros y estrategias con luces y sonidos) las han considerado como eficaces para contrarrestar las pérdidas por depredación. En tanto, 89% de estos productores ha dejado de cazar carnívoros y aves carroñeras.

Infografía que describe al gato andino  (leopardus jacobita), especie en peligro de extinción.
Infografía que describe al gato andino (leopardus jacobita), especie en peligro de extinción.

“Los carnívoros silvestres cumplen un rol fundamental para la salud de los ecosistemas en general y la estepa en particular, pero sabemos que pueden representar un riesgo para las actividades de productores que les repercute en lo económico” aseguró la doctora en Biología y Gerente de Manejo Regenerativo de WCS Argentina, María José Bolgeri.

Respecto al registro de los ejemplares de gatos andinos en Malargüe, la referente de WCS destacó que es histórico, teniendo en cuenta que los registros de hace ya algunos años tenían que ver con ejemplares que ya habían sido cazados o habían muerto atropellados.

“Este dato es fundamental porque ayuda a relevar su situación y comportamiento en un rango geográfico específico. A principios de este año logramos confirmar la existencia de individuos de esta especie en Neuquén, y ahora nos alegra poder hacerlo en Mendoza”, agregó Bolgeri.

Seguí leyendo

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA