Supuesta empleada de obra social mendocina dio falsos e insólitos fundamentos para que la gente no se vacune

Manifestación en contra del pase sanitario en Mendoza. Mariana Villa / Los Andes
Manifestación en contra del pase sanitario en Mendoza. Mariana Villa / Los Andes

En una marcha contra el pase sanitario, la mujer que trabaja en OSEP dijo que las vacunas tienen grafeno. Es uno de los discursos antivacunas que surgieron hace meses y que han sido refutados por falsos, por los especialistas.

Una mujer que dijo ser médica pediatra y trabajar en OSEP, Mendoza, revivió el argumento antivacunas esgrimido casi desde el inicio de la vacunación en el mundo, pero en terreno local.

Llamó a no colocar una sola vacuna Covid más dado que, según mencionó, estas tienen óxido de grafeno, una sustancia que calificó como veneno, que tiene efectos magnéticos y producirá la muerte.

Se expresó así, desde un discurso anti vacunas, en el marco de una manifestación en contra del pase sanitario.

Se trata de argumentos esgrimidos por quienes se han opuesto a la vacunas, que circularon ampliamente en redes e incluso videos de personas que, con elementos metálicos adheridos a su cuerpo tras la inoculación contra el Covid, buscaron demostrar su presencia. Sin embargo, especialistas de todo el mundo han salido a refutarlo y el informe al que hacen referencia no tiene aval científico.

Desde la obra social confirmaron que la mujer trabaja en OSEP y que está de licencia. Al mismo tiempo, el director de la obra social, Carlos Funes, se encargó de subrayar que desde OSEP alientan la vacunación.

Supuesta médica de OSEP difundió información falsa sobre las vacunas  y el director de la obra social salió a aclarar la información falsa
Supuesta médica de OSEP difundió información falsa sobre las vacunas y el director de la obra social salió a aclarar la información falsa

Qué dijo la médica antivacunas

“En las vacunas se ha detectado a partir del informe Campra de España óxido de grafeno, una sustancia neuroconductora que circula por la sangre de todos los vacunados y va al corazón y el cerebro”, explicó.

“Es un derivado del grafito, que es como escamas metálicas que generan lesión del endotelio de los vasos sanguíneos”, continuó.

Luego esgrimió que tiene alta peligrosidad: “Los glóbulos blancos, las plaquetas y los glóbulos rojos se dirijan esa lesión generando costra en los vasos sanguíneos que generan microcoágulos que se dirigen directamente al cerebro y al corazón, esto genera paro cardiaco y ACV severísimos que llevan a la muerte, pero eso estamos viendo muerte súbita en deportistas”, apuntó.

Pidió que no se ponga una dosis más porque todas las vacunas están contaminadas con “el veneno”. En ese contexto trajo a colación el argumento ya escuchado: “Funciona a modo de imán, al estar circulando en sangre capta por radiación del celular y de esa manera se adhiere el celular”.

Es falso que las vacunas tengan grafeno

Este argumento fue difundido por el español Ricardo Delgado Marín, fundador del portal ‘La Quinta Columna’, que los medios han demostrado que contiene información falsa sobre el Covid-19.

Fue él quien popularizó la teoría de que las vacunas contienen este nanomaterial, atribuyéndole la capacidad de “controlar la voluntad”, así como propiedades magnéticas que no tiene. Es el mismo tomado en Argentina por “Médicos por la Verdad”.

El informe Campra al que hace referencia la médica también se ha puesto en duda. Es un documento elaborado por un profesor de la Universidad de Almería (UAL), Pablo Campra de Madrid, pero no es un informe oficial de dicha universidad. No es un estudio publicado en una revista científica ni ha sido revisado por pares.

Tampoco demuestra que la vacuna de Pfizer lleve óxido de grafeno.

Tras la viralidad de la publicación, la Universidad de Almería emitió un comunicado que sostiene: Es “rotundamente falso que la UAL haya realizado un estudio científico con los resultados que están siendo publicados”. Y recalcaron que como institución académica, “apoyan sin fisuras las vacunas como instrumento científicamente incuestionable para luchar contra el coronavirus”.

Reuters publicó recientemente que no hay evidencia de que las dosis aprobadas contengan este material. Explica que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC, por sus siglas en inglés) divulgaron un reporte, a finales de julio pasado, en el que recogieron algunas de las principales narrativas falsas que circulan acerca de las vacunas. Entre ellas, que las dosis de Pfizer-BioNTech contengan óxido de grafeno.

Anteriormente, voceros de Pfizer y Moderna dijeron a Reuters que sus vacunas anti-Covid no contienen esta sustancia.

“La vacuna de Pfizer-BioNTech está elaborada con ARN mensajero, lípidos, cloruro de potasio, cloruro de sodio, fosfato de potasio monobásico, fosfato de sodio dibásico dihidtratado y sacarosa. No incluye óxido de grafeno, según se observa en un informe publicado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA, siglas en inglés)”, detalla.

Ocurre otro tanto con otras vacunas según documentos de la FDA o de la Agencia Reguladora de Medicamentos y Productos Sanitarios de Reino Unido, que detallan sus ingredientes.

En el caso de los otros sueros como Cansino, Sinovac y Sputnik tampoco se encontraron registros de óxido de grafeno entre sus ingredientes.

Matthew Diasio, miembro del Congreso de Ciencia e Ingeniería de la Sociedad Química Estadounidense explicó que los líquidos que contienen grafeno u óxido de grafeno en cantidades significativas tienden a ser de color marrón oscuro o negro. Si las inyecciones tuvieran “incluso un 1% de grafeno o de óxido de grafeno”, el líquido se vería negro o al menos oscuro, dijo Diasio.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA