viernes 7 de agosto de 2020

Nueva modalidad exigida y la hostia en la mano. / Imagen ilustrativa
Sociedad

San Rafael: rompieron el distanciamiento social para pedir que vuelvan a darles la hostia en la boca

Un grupo de católicos se manifestó en la puerta del seminario diocesano y se expresó en contra del nuevo protocolo para comulgar, exigido frente a los contagios de Covid-19. El organizador fue imputado.

Nueva modalidad exigida y la hostia en la mano. / Imagen ilustrativa

La justicia de San Rafael imputó al organizador de una manifestación pública protagonizada por un grupo de religiosos que se niegan a recibir la hostia en la mano durante las misas, tal como lo indica el protocolo de prevención del Covid-19 dispuesto ante la apertura de iglesias y templos.

El fiscal Fabricio Sidoti acusó al organizador y responsable de convocar a la marcha, por la violación de las medidas sanitarias, como infracción al artículo 205 del Código Penal (prisión de seis meses a dos años por propagación de una pandemia), en el marco de los decretos provinciales y nacionales de aislamiento y distanciamiento social.

La protesta de fieles católicos se realizó el domingo 5 de julio-trascendió en la jornada de ayer- en la puerta del seminario diocesano, ubicado en Avenida Tirasso 1800 de San Rafael, donde muchos creyentes protestaron en la vía pública contra la medida de recibir la hostia en la mano, y no en la boca, como ocurría antes.

Al lugar arribó personal policial, que solicitó a los presentes que se retiren y se inició una investigación judicial. La irrupción de los uniformados se dio mientras se encontraban rezando, e inmediatamente el organizador se hizo cargo de la situación.

Desde la fiscalía se indicó en las últimas horas, que aún quedan pendientes medidas a cargo de la Unidad Investigativa para individualizar a la gente que concurrió a la misma y determinar más imputaciones. Los pesquisas aclaran que la tarea no será sencilla ya que muchos de los asistentes al encuentro estaban con tapabocas, por lo que la identificación se dificultará en caso de no contar con fotografías o filmaciones.

El vocero del Obispado de San Rafael, José Antonio Álvarez, repudió la actitud de los fieles que se manifestaron a pie y en vehículos para pedir un cambio en la forma de comulgar y que obliga a los sacerdotes a dar la comunión sólo en la mano.‪

Católicos consultados explicaron que el reclamo obedece “a tener fe firme, ya que recibir la hostia en la mano está mal por qué quedan partículas de Jesucristo y caen al suelo, y es como despreciarlo”.

‬‪En agosto de 1996 la Conferencia Episcopal Argentina recibió la autorización de la Santa Sede para dar la comunión de esta manera, práctica que fue decidida por motivos de higiene y para unificar el ritual con países vecinos, momento en el que también se generó controversias.