Restaurar los humedales del río Paraná tras los incendios llevará más de 300 años, según científicos

Investigadores coincidieron en que hay que frenar los incendios para evitar “un colapso ambiental que tendrá un punto de no retorno que ni siquiera se podrá revertir con restauración activa”.

Incendios en el delta. / Foto: Gentileza
Incendios en el delta. / Foto: Gentileza

Extinción de especies, alteraciones del clima y pérdida de fertilidad en los suelos son algunos de los efectos ambientales más severos de los incendios en las islas del Delta del Paraná, por lo que especialistas en ecología advirtieron que “se van a necesitar entre 300 y 400 años para recuperar el humedal que teníamos”.

”Continuamente se están quemando los mismos sitios en los humedales y los animales y la vegetación no están ajustados ecológicamente para soportar el fuego”, explicó a Télam Paola Peltzer, doctora en Ciencias Naturales y profesora adjunta de la cátedra de Ecología de la Restauración de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la Universidad Nacional del Litoral (UNL).

Los incendios en las islas del Delta del río Paraná se propagaron durante la noche frente a Rosario, donde se podían ver enormes columnas de humo.
Los incendios en las islas del Delta del río Paraná se propagaron durante la noche frente a Rosario, donde se podían ver enormes columnas de humo.

Entre los efectos de los incendios intencionales en los humedales del Paraná Medio, registraron 83 especies de plantas y animales quemados por el fuego.”Los más afectados fueron los anfibios, los reptiles y algunos mamíferos que no podían escapar ante semejante desastre”, describió Peltzer y agregó que como las quemas se dan en las épocas reproductivas de estas especies se tiende a una “extinción local y posteriormente regional”.

Para Rafael Lajmanovich, investigador principal del Conicet y también coordinador del estudio, los incendios “están provocando mayores efectos sobre los humedales y lo más lamentable es que atrás de la desaparición de todos estos sitios haya un plan de querer cultivar ahí arriba”.

”Estaríamos hablando de consecuencias ambientales muy grandes porque no podemos reemplazar a los humedales por cultivo, es una locura”, indicó Lajmanovich, profesor titular de la Cátedra de Ecotoxicología de la Facultad de Bioquímica y Ciencias Biológicas de la UNL.

Sobre este punto, precisó que “sin los humedales el tipo de clima que tenemos se alteraría y cambiaría todo el ciclo biológico de un montón de especies”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA