martes 4 de agosto de 2020

Sociedad

Qué es PIMS, la inflamación generalizada que la Covid-19 provoca en niños y adolescentes

Si bien suelen ser asintomáticos o tener cuadros leves, se han descrito casos con PIMS, un síndrome de rápida evolución que los puede llevar a cuidados intensivos. El ministerio de Salud lo incluyó como nueva definición de caso

Ni bien comenzó a circular el nuevo coronavirus se observó que los niños y adolescentes tenían una reacción diferente frente a la infección. En principio se creyó que no los afectaba demasiado y que la transitaban asintomáticos. Luego comenzaron a apreciarse otras manifestaciones, en general leves, pero diferentes de aquellas que estaban descritas en adultos.

Pero con el correr de los días se sabe que ese grupo etario presenta una sintomatología diferente y diversa a la que se le ha puesto nombre: PIMS, síndrome inflamatorio multisistémico pediátrico.

Lo que se ha visto más habitualmente es una reacción inflamatoria sistémica con afectación a nivel gastrointestinal y cutáneo y que en algunos casos puede tener consecuencias a nivel cardiovascular.

Ya en mayo la Organización Mundial de la Salud (OMS) había alertado sobre esto y la necesidad de tener más información al respecto. El sustento son los datos que aportan desde centros de atención de países con más circulación. Chile ya está reportando casos de chicos afectados y a nivel mundial se advierte que algunos tienen una evolución rápida a cuadros complicados, con internación en terapia intensiva aunque con baja mortalidad.

Por ello, a partir del criterio para definir un caso sospechoso en este marco de la OMS, el Ministerio de Salud de la Nación sumó un nuevo criterio para niños, niñas y adolescentes menores de 18 años.

Se trata del quinto que incluyen para definir un caso sospechoso e involucra a quienes a esa edad presenten síndrome inflamatorio multisistémico.

Los afectados deberán presentar fiebre durante más de tres días acompañada de dos de los siguientes síntomas:

- erupción cutánea o conjuntivitis bilateral no purulenta

- signos de inflamación mucocutánea (en la boca, manos o pies)

- hipotensión o shock

- disfunción miocárdica, pericarditis, valvulitis o anomalías coronarias

- evidencia de coagulopatía

- diarrea, vómitos o dolor abdominal;

- marcadores elevados de inflamación, como eritrosedimentación, proteína C reactiva o procalcitonina, como así también ninguna otra causa evidente de inflamación (incluida la sepsis bacteriana, síndromes de shock estafilocócicos o estreptocócicos).

En el hospital pediátrico Humberto Notti de la provincia, atendieron 5 chicos con cuadros de sepsis asociados a Covid-19. Se trata justamente de una inflamación en todo el cuerpo provocada por sustancias que libera para combatir una infección.

Por el contrario dos niños que fueron internados en el sanatorio Fleming no presentaron estos cuadros: uno de ellos estuvo asintomático los 42 días de internación mientras que una niña tuvo un cuadro respiratorio leve.

Piden información

En mayo, la OMS publicó una definición sobre estos casos y solicitó que se realizaran más reportes al respecto para tener más información.

“Recientemente se han descrito grupos de niños y adolescentes en Europa y en Norteamérica que han tenido que ser ingresados en unidades de cuidados intensivos aquejados de un cuadro inflamatorio multisistémico de características similares a la enfermedad de Kawasaki y al síndrome de choque tóxico”, advertía.

Señalaba que se han descrito cuadros clínicos agudos acompañados de un síndrome hiperinflamatorio que evoluciona a insuficiencia multiorgánica y choque. La entidad informó que si bien las manifestaciones clínicas de la enfermedad son generalmente más leves en los niños, también se indica que algunos niños necesitan ser hospitalizados y sometidos a cuidados intensivos.

“Es fundamental caracterizar este síndrome y los factores de riesgo de presentarlo, comprender sus causas y definir intervenciones para tratarlo. Todavía no se conoce por completo el espectro de esta enfermedad y no se sabe si su distribución en Europa y Norteamérica refleja un patrón real o si hay casos no detectados en otros lugares. Por consiguiente, deben recogerse urgentemente datos normalizados para describir los cuadros clínicos, su gravedad, los desenlaces y las características epidemiológicas”, recalcaba.

El diario La Tercera de Chile da cuenta de que los pediatras de ese país ya están en alerta por el tema.

Allí ya han detectado casos, se informa que afecta más a chicos de entre 6 y 10 años y usualmente entre dos y seis semanas después de haber contraído el virus.

“En Nueva York, por ejemplo, el 80% de los casos de este síndrome ha terminado en una UCI (Unidad de cuidados intensivos), aunque la letalidad está en un 2%”, detalla. Y cita a Cecilia Piñera, infectóloga y pediatra del Hospital Exequiel González Cortés: “El sistema inmunológico se desregula completamente, aunque el coronavirus ya no esté presente. Por eso que se afectan muchos órganos, como pueden ser corazón, sistema digestivo, coagulación, y, a diferencia de los adultos, casi sin compromiso pulmonar”.

En una nota relata el caso de un niño que presentó fiebre muy alta, incluso con delirios y al que le costó bastante lograr el diagnóstico.

Otros criterios

El Ministerio de salud de la Nación aclaró que de todas formas siguen vigentes los criterios anteriores para la definición de caso sospechoso. Uno de ellos, el primer criterio para toda persona (de cualquier edad) que presente dos o más de los siguientes síntomas ya conocidos:

-fiebre de 37.5°C o más

- tos

- dolor de garganta

- dificultad respiratoria

- pérdida reciente del sentido del gusto y/o del olfato que viva

-que haya estado en una zona de transmisión local del nuevo coronavirus

- o que resida o trabaje en instituciones cerradas o de internación prolongada; sea personal esencial (de las fuerzas de seguridad, Fuerzas Armadas y quienes brindan asistencia a personas mayores)

- habite en barrios populares o en comunidades de pueblos originarios.

Otro de los criterios que sigue vigente es alguien que presente dos o más de los síntomas mencionados, sin otra enfermedad que los expliquen y requieran internación, más allá del nexo epidemiológico.

Y se expresa además que “se considera caso sospechoso a los contactos estrechos de un caso confirmado de Covid-19 que presenten uno o más de los síntomas característicos de Covid-19; como así también a cualquier persona que presente pérdida reciente del sentido del olfato y del gusto de reciente aparición, sin otra causa definida ni otros signos o síntomas”.