Por la crisis, la DGE aumentará 15% las raciones para meriendas y comedores escolares

Hay alumnos de familias carenciadas que en las escuelas encuentran el único plato de comida al que acceden en el día. Foto: José Gutiérrez / Los Andes
Hay alumnos de familias carenciadas que en las escuelas encuentran el único plato de comida al que acceden en el día. Foto: José Gutiérrez / Los Andes

A partir de junio se destinarán 500 millones de pesos más para reforzar la alimentación de los niños que asisten a escuelas y jardines de la provincia.

La crisis económica que golpea fuerte a las familias mendocinas más pobres tiene su correlato en la demanda de mayores raciones de alimentos en las escuelas, donde se les ofrece una merienda o el servicio del comedor escolar.

Es por eso que, para paliar la necesidad nutricional de muchos chicos, la Dirección General de Escuelas (DGE) incrementará las partidas alimentarias a partir de junio, en una inversión de 500 millones de pesos.

Así lo reconoció el titular de la Dirección de Alimentación Escolar, Franco Pulido, a Los Andes frente al fenómeno en crecimiento de una mayor asistencia de parte del Estado.

Consecuencia de la crisis

Hasta el momento son 220.000 raciones, entre desayunos y meriendas, para atender a 1.300 escuelas y 40.000 raciones de comida en 900 instituciones que incluyen jardines maternales, primarias y secundarias.

El nuevo desembolso permitirá incrementar esas partidas en un 15% a partir de junio, cuando también comiencen a manifestarse con mayor fuerza las bajas temperaturas invernales.

El incremento mes a mes de la inflación en el país y en Mendoza de un 6,6% se siente más en las familias con bajos recursos, que no alcanzan a cubrir las necesidades alimenticias y los chicos en las escuelas muchas veces encuentran el único plato de comida al que acceden en el día.

La DGE destina 3.000 millones de pesos y sumará 500 millones más, lo que representa un 15% de incremento.

Frente a la crítica realidad, son los directivos de las escuelas los que van haciendo con tiempo la demanda de mayores raciones, sobre todo pensando que este año se recuperaron 10.000 chicos más que en 2021, luego de la pandemia de coronavirus.

“Los directivos son los que nos hacen el pedido porque tenemos un vínculo directo con ellos. Y también ahora vemos esta problemática especial en la secundaria porque aumentó la matrícula. Es por eso que para 2022 aumentamos el presupuesto en un 60% y ahora agregamos los 500 millones más”, amplió Pulido.

El funcionario reconoció que por los aumentos en los alimentos, los lácteos son un producto crítico en las subas y es por eso que se han incrementado las partidas.

“Desde el año 2018 la DGE toma este servicio, que antes era brindado por Desarrollo Social, y ahí empezamos a trabajar en las meriendas con otros productos como pan, queso y frutas. Sobre todo en las zonas más carenciadas y en las escuelas rurales reforzamos esta prestación”, agregó Pulido.

Qué se come en las escuelas mendocinas

Por otro lado, el funcionario comentó que el menú se repite cada dos semanas y que es variado con las comidas más populares, que incluye carnes, verduras e hidratos de carbono, como pastas, entre otros alimentos.

A la hora de resolver el menú, según aseguró Pulido, los nutricionistas tienen en cuenta las necesidades nutricionales de acuerdo a la edad de los estudiantes. Así van variando las porciones de lácteos, carnes, verduras y frutas a través de la contratación a distintos proveedores.

En detalle: en el caso de meriendas y desayunos en los jardines maternales se dan seis lácteos en la semana, con cinco días de leche y uno de sándwich de queso. En la primaria son cuatro días de lácteos, con tres de leche y uno de queso, y en la secundaria son dos días, con uno de leche y uno de queso.

Impacto nutricional

La DGE, en conjunto con el Ministerio de Salud, Desarrollo Social y Deportes de la provincia, implementan el programa Aprender con salud, en donde se recorren los distintos establecimientos escolares para evaluar el peso y la talla de los alumnos de primaria.

El primer operativo del ciclo 2022 del programa para el control y promoción de la salud de estudiantes de escuelas primarias de la provincia se realizó el último martes en la escuela 1-744 Pedro Felipe Vacas, de Maipú. Allí se realizaron controles de peso y talla y exámenes clínicos, de agudeza visual y salud bucal a los estudiantes.

El programa que desarrollan en conjunto la Dirección General de Escuelas y el Ministerio de Salud fue creado en el año 2016 y se vio interrumpido durante 2020 y 2021 por la pandemia. Hasta la fecha, se han examinado 47.93 alumnos de SEOS, nivel inicial y primario que pasaron por los controles de salud.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA