Ómicron: estiman que los casos pueden llegar a quintuplicarse

Hisopados DINAF
Continúan los hisopados con alta positividad y mucha gente haciendo fila y esperando.  

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Hisopados DINAF Continúan los hisopados con alta positividad y mucha gente haciendo fila y esperando. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El Gobierno trabaja arduamente para tener activo al máximo el sistema primario de salud haciendo foco en los testeos y la vacunación. Además, recalcan la importancia de cumplir con las medidas sanitarias para evitar contagios y que el sistema se colapse frente a una variante altamente más contagiosa que las anteriores

La ola de aumento de casos sigue creciendo en nuestro país, y Mendoza no se muestra ajena a la situación. La llegada de Ómicron ha generado un crecimiento exponencial de los casos de Covid-19 en las últimas semanas. Tal como lo expresó en conferencia, el miércoles, la ministra de Salud Ana María Nadal, en una semana esta nueva cepa “nos ha ofrecido un escenario totalmente diferente del que teníamos”.

“Hoy se transita otra pandemia, cambió completamente el curso de la enfermedad y con esto, el curso de la curva de contagios (...) podemos observar que en el transcurso de un mes hemos aumentado 2900% la cantidad de casos”, manifestó la ministra en referencia a lo sucedido en las últimas semanas.

Y es que como expresó la funcionaria y aclaran los distintos especialistas, Ómicron se caracteriza por ser una variante mucho más contagiosa, que provoca una explosión de casos, aunque al parecer por el momento no causaría cuadros graves. De aquí la alta demanda de vacunas y test, y el bajo impacto en la ocupación de camas. Frente a esta situación desde el Gobierno trabajan arduamente para tener activo al máximo el sistema de salud primario con el desafío de que no se colapse.

“El desafío es el mismo desde el minuto uno de la pandemia tener preparado el sistema, estar trabajando permanentemente. Es una situación extremadamente cambiante, entonces se está trabajando y abordando sobre la marcha la situación”, explicaron desde la cátedra de salud.

Y agregaron: “El sistema no colapsa, está tensionado, pero trabajando, baja la letalidad, baja la internación, aumentan los testeos y ahí se ha puesto el foco. Se está priorizando para tener totalmente activo el sistema primario de salud, haciendo foco en los testeos y la vacunación. No sabemos cuándo este brote termine, no se pueden hacer previsiones. Ómicron ha demostrado que pega repuntes altos y luego baja”.

Si bien, la cantidad de testeos ha aumentado, el alto grado de contagiosidad de la nueva cepa, hace que los centros se encuentren con una gran demanda de gente que necesita hisoparse, lo que representa un desafío para el sistema.

Ante este contexto, en diálogo con canal C5N Hugo Pizzi, médico infectólogo, advirtió: “Los casos van a seguir subiendo, es muy probable que se multipliquen por cinco, va a estar complicado. Por eso en esta etapa tenemos que apelar a la solidaridad y a la responsabilidad”.

Y agregó: “Ómicron es tan contagiosa que realmente se hizo dueña de la situación. No solo es muy contagiosa, sino que tiene rapidez, puede llegar a contagiar a un grupo en minutos”.

Asimismo, en concordancia y en diálogo con Los Andes, Victoria Codina, médica infectóloga (mat. p 9112) explicó: “A Ómicron se debe la gran cantidad de casos, es una cepa muy contagiosa, en base a la evidencia que tenemos hasta ahora, creemos que no genera cuadros tan graves, pero sí produce un gran volumen de casos. Tiene una forma explosiva este brote. Ya lo hemos visto en otras partes del mundo. Es característico de la cepa aumentan los números de forma explosiva”.

Como principales síntomas Ómicron presenta: cuadros de fiebre baja, decaimiento, dolor corporal, cefalea y síntomas de la vía aérea superior fundamentalmente, al parecer no agrede a los pulmones ni afecta el gusto y el olfato. Al parecer esta cepa no sería tan agresiva.

“Lo que sabemos por ahora es que no mata, solo ha habido cuatro personas fallecidas en distintos países, pero todos los demás infectados evolucionan en su casa”, remarcó Pizzi al medio porteño.

Por su parte Codina explicó: “Si uno va a las cifras de terapia intensiva e internación no ha crecido en la misma medida que los casos, esto se debe en parte a la vacunación, y a la forma clínica, que parece, tendría esta cepa con cuadros más bien leves”.

Asimismo, la profesional aclaró: “Todos los tipos de cepas tienen un porcentaje de cuadros graves que van a requerir internación, cuando mayor es el número de personas contagiadas mayor es el número de personas que van a tener cuadros graves con internación”.

Para Pizzi, el desafío sigue siendo Delta la cual causa cuadros graves incluso la muerte, sobre todo en los no vacunados: “La evidencia y la experiencia nos muestra que hay que vacunarse”.

AUMENTO DE CASOS, PREVENCIÓN Y RESPONSABILIDAD

En cuanto al aumento de casos Codina especificó: “Influye en el aumento de casos que la gente se está desplazando por el verano y las vacaciones, también que los síntomas no son tan notorios, y el virus que es más contagioso, todo esto hace un combo que deviene en la explosión de casos”.

Y agregó: “Puede suceder que en algún momento el sistema colapse, depende de nuestro comportamiento fundamentalmente. Sabemos que hay una pequeña proporción de casos que va a requerir internación, y una pequeña proporción que va a fallecer culpa de la infección, esos números van a depender del número de contagiados”.

Asimismo, la profesional remarcó que, si el contagio se da sin ningún tipo de freno, si como población no ponemos ningún tipo de voluntad para frenar el contagio y respetar las medidas para evitar contagiar, el impacto de internación y mortalidad va a ser mayor.

“Hoy en la provincia estamos con número de casos en aumento, el número de internación está en un leve aumento, no como en el número de casos, pero todavía no sabemos cuál va a ser la meseta de este brote”, advirtió la médica.

Codina se refirió a la vacunación y la consideró una cuestión de responsabilidad el completar las dosis faltantes o el iniciar el esquema de inoculación. “No hay que entrar en pánico, pero sí ir a vacunarse. Hoy entra la cepa Ómicron, pero no sabemos cuál ingresa después. Tenemos que asumir que la pandemia no se ha terminado”.

Además, la infectóloga recomendó: “Ahora lo que tenemos que hacer es utilizar barbijos, aislarnos en caso de tener síntomas compatibles, consultar con nuestro médico en caso de contacto estrecho con un positivo, y completar el esquema de vacunación. Es lo único que se puede hacer en este momento, no entrar en pánico o enojarse. La idea es hacer muchos testeos para conocer los casos y evitar la trasmisión en forma temprana. Hoy con el contexto que hay, en mi opinión personal no viajaría, no es el momento, pero depende de las decisiones de cada persona”.

En cuanto a un posible aumento de restricciones opinó: “El problema de las restricciones es que no van solas, tienen un impacto en lo económico negativo. Seguramente las autoridades aumenten las restricciones en cuanto se vea que existe algún sufrimiento del sistema sanitario, que no se pueda contener la cantidad de enfermos”.

“Hay que cumplir con las medidas sanitarias, hacer actividades al aire libre, estar en contacto con pocas personas, y vacunarse”, cerró Codina.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA