Mejora el nivel de lectura, pero aún hay 2 de cada 10 alumnos de 3er grado que “no pueden leer”

La DGE salió con los números del Censo de Fluidez en la mano a destacar que sigue la disminución de los estudiantes en niveles críticos y la incorporación de comprensión en la primera medición de este año. Mostró que hay un correlato entre el desempeño en esta habilidad y la lectura.

Mejora el nivel de lectura de los estudiantes de Mendoza pero aún hay 2 de cada 10 alumnos de 3er grado que “no pueden leer”
Foto: Orlando Pelichotti
Mejora el nivel de lectura de los estudiantes de Mendoza pero aún hay 2 de cada 10 alumnos de 3er grado que “no pueden leer” Foto: Orlando Pelichotti

Los resultados de la primera instancia del Censo de Fluidez Lectora 2024 le devolvieron resultados positivos a la Dirección General de Escuelas (DGE). Una vez más, como desde que implementa la estrategia, salió orgullosa a mostrar que su apuesta le ha dado resultados en los números, para tirar por el piso a quienes la cuestionaban. Es que según destacaron desde el área, hubo mejoras en todos los años y niveles.

Pero además, profundización de la estrategia y, tal cual anunció desde el inicio esta gestión, se avanzó en la evaluación de la comprensión lectora de los alumnos. Justamente, otro de los temas sobre los que se habían alzado voces en contra advirtiendo que solo con la lectura no se garantiza la compresión. La DGE había pedido tiempo para un avance escalonado y ahora empieza con esta segunda etapa.

“Hemos tenido, comparado con la primera medición del 2023, mejora en todos los años”, subrayó Tadeo García Zalazar, ministro de Educación, Cultura, Infancias y DGE.

Lo que se hizo fue comparar los resultados de cada cohorte en la primera medición de 2023 con los obtenidos por los mismos chicos este año.

En 3er grado, hubo una reducción de 30 puntos porcentuales (pp) de los estudiantes que se encontraban en nivel crítico, en relación a esos mismos chicos cuando el año pasado estaban en 2° grado. Pasaron de 49,3% a 19,7%. Sin embargo hubo una leve desmejora respecto del desempeño de la tercera medición del año pasado: por aquel entonces, 48,5% de esos chicos no superaron el nivel básico mientras que ahora son 51%.

Pero además, hay 2 de cada 10 alumnos de 3er grado que, no acceden a la correspondencia grafema fonema y por ende “no pueden leer”, según la definición de la DGE del nivel crítico.

Censo de Fluidez Lectora. Escuela Julio Lemos de Godoy Cruz.
Foto: Orlando Pelichotti
Censo de Fluidez Lectora. Escuela Julio Lemos de Godoy Cruz. Foto: Orlando Pelichotti

Se trata de un grado sobre el que está haciendo foco la política educativa nacional. Hace unos días se lanzó Compromiso Federal por la Alfabetización, además hay una campaña nacional promovida por Argentinos por la Educación a la que adhirió Mendoza y también es uno de los grados focales de las pruebas nacionales Aprender. Es que los resultados obtenidos en las evaluaciones han generado alarma: casi la mitad (46%) de los alumnos argentinos de 3er grado no alcanzan el nivel mínimo de lectura. Esto implica que 1 de cada 2 estudiantes no comprende un texto adecuado a su edad.

El operativo apunta a evaluar a todos los alumnos de todos los niveles, tomando algunos grupos focales en los que esto es más exhaustivo: 3ro y 6to grados de primaria y 1er año de secundaria. Sin embargo, se relevan los datos de todos los estudiantes que participan los cuales son incorporados al sistema GEM lo que permite conocer el desempeño individual, detectar déficits y hacer un seguimiento para focalizar estrategias de acompañamiento. Se realiza en tres instancias cada ciclo lectivo: primer cuatrimestre, agosto y noviembre.

De los grupos focales esa fue la mayor mejora, pero además en 6to grado hubo una reducción de los alumnos en estado crítico de 8,9 pp y pasaron de 28,6% (cuando el año pasado estaban en 5° grado) a 19,7%. En tanto, en 1er año se redujo 5,8pp, de 16,6% a 10,8%. “Eso significa que hay un muy buen trabajo en las escuelas de Mendoza, tanto de gestión pública como de gestión privada y en todos los niveles educativos”, apuntó el ministro.

Este operativo tuvo el mayor alcance desde que se realiza el censo y relevó a 91% de los estudiantes. Alcanzó a 1.255 escuelas y 319.198 alumnos de primaria y secundaria tacto orientadas como técnicas.

La DGE va por la comprensión

Este año, dado el avance de la estrategia, hubo un cambio de nombre y pasó a llamarse Censo de Fluidez y Comprensión Lectora. Lo que observaron es que hay un correlato entre el desempeño en lectura y la comprensión.

Romina Durán, directora de Evaluación de la Calidad Educativa, explicó que después de hacer la lectura, los estudiantes tuvieron un tiempo para la relectura y para contestar preguntas relacionadas con tres procesos cognitivos fundamentales para la comprensión lectora, que son el de obtención de información, interpretación, evaluación y reflexión.

“Al observar los primeros resultados, podemos notar que hay una relación entre los niveles de fluidez lectora y el desempeño en comprensión. Es decir, a mayor nivel de fluidez lectora, mayor nivel de comprensión tienen los estudiantes”, afirmó.

Por ejemplo, en 3er grado, 52% de los estudiantes con nivel crítico en fluidez lectora respondieron correctamente hasta 2 preguntas de comprensión mientras que 84% de los estudiantes con nivel avanzado en fluidez lectora respondieron correctamente 3 o más preguntas de comprensión. En 6° grado y 1er año, fue aún mayor y 96% de los estudiantes de nivel avanzado pudieron responder más de la mitad de las preguntas de comprensión.

Mejora el nivel de lectura de los estudiantes de Mendoza pero aún hay 2 de cada 10 alumnos de 3er grado que “no pueden leer”
Foto: Orlando Pelichotti
Mejora el nivel de lectura de los estudiantes de Mendoza pero aún hay 2 de cada 10 alumnos de 3er grado que “no pueden leer” Foto: Orlando Pelichotti

“Esto nos permite saber cómo acompañar a cada uno de los grupos de los estudiantes”, explicó Durán.

Cabe aclarar que el texto que se les da está específicamente seleccionado para cada nivel. “Son estrategias diferenciadas que se hacen para abordar cada uno de los grupos y las distintas problemáticas. Pero en términos generales, en todos hemos tenido resultados positivos que hacen que el sistema educativo de Mendoza, todos los años, esté haciendo un esfuerzo por mejorar y eso se enmarca en una ley provincial que tenemos, que es la Ley Provincial de Alfabetización”, mencionó García Zalazar.

Durán explicó que a partir de este primer relevamiento ahora se avanzará en seguir fortaleciendo los niveles de fluidez lectora de los estudiantes críticos y, a su vez, también ir acompañando los procesos de comprensión a medida que el nivel de fluidez de los estudiantes va avanzando. A partir de esto se espera que, con la mejora en la comprensión, mejoren los índices de los distintos espacios curriculares, como matemática, otra área en la que la DGE comenzó a enfocar sus acciones este año.

“Como dijimos en un primer momento cuando lanzamos el censo de fluidez lectora. -subrayó- la fluidez lectora es un primer paso hacia la comprensión, los resultados de los operativos lo muestran, los estudiantes que avanzan en fluidez lectora avanzan en la comprensión y esto después es trasladable a todas las otras áreas de conocimiento.”

El censo más grande del interior del país

En tanto, el ministro hizo hincapié en que por la cobertura, se trata del censo más grande del interior del país.

“Este censo de fluidez lectora y de comprensión lectora que se hace justamente a más de 320.000 alumnos de todos los niveles, es importantísimo porque es el operativo de medición más grande del interior del país luego de la prueba nacional Aprender, es el que más cantidad de chicos y chicas abarca en todo el país. Entonces, también estamos muy contentos porque Mendoza tiene un sistema de evaluación diferenciado del resto del país y además se incorporó la comprensión lectora”, remarcó.

Tadeo García Zalazar,  Ministro de Educación, Cultura, Infancias y Director General de Escuelas de la provincia de Mendoza

Foto: José Gutierrez / Los Andes
Tadeo García Zalazar, Ministro de Educación, Cultura, Infancias y Director General de Escuelas de la provincia de Mendoza Foto: José Gutierrez / Los Andes

Ahora, con los resultados en mano, se implementarán estrategias diferenciadas para los estudiantes y escuelas con resultados más magros.

García Zalazar detalló que con datos por escuela y por cada grado en particular, se sabe dónde hay que reforzar contenidos, material didáctico y capacitaciones. “En todos esos ítems se va a hacer un trabajo especial con cada escuela, con cada dirección de línea y aspiramos a que esos resultados en la medición de agosto sigan mejorando un poquito más y mejoren mucho más para la medición de noviembre”.

En cuanto a las estrategias mencionó que son diversas. En algunos casos son talleristas o refuerzos de cantidad de horas de esos chicos que tienen niveles críticos.

“Tenemos también una incorporación de material didáctico de libros para el segundo semestre y tenemos también muchas capacitaciones previstas, diferenciadas, obviamente, por grado y por nivel educativo. Esas capacitaciones van a empezar en el mes de julio. Ya va a estar disponible una plataforma que tiene la provincia para inscripción y luego hacer esas capacitaciones, todas esas capacitaciones van a tener una aplicación práctica, es decir, no solo se enseña teoría didáctica, cómo mejorar determinados aprendizajes, sino luego se hace un trabajo práctico en los cursos donde los docentes hacen su actividad cotidiana o diaria en la escuela”, apuntó.

Seguí leyendo:

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA