Más de 29 mil mendocinos recibieron tercera dosis: diferencias entre adicional y refuerzo

Vacunan con una tercera dosis contra la Covid-19 a grupos de riesgo. Foto: Ignacio Blanco
Vacunan con una tercera dosis contra la Covid-19 a grupos de riesgo. Foto: Ignacio Blanco

Se distinguen por su finalidad, tiempo de aplicación y población objetivo. Se usa mayormente la vacuna de AstraZeneca y como segunda opción Sputnik 1.

El curso acelerado -autogestionado- para entender vocabulario, conceptos y otras cuestiones sanitarias básicas asociadas a la pandemia de Covid, no termina nunca. Cuando se había incorporado el esquema de vacunación y cómo proceder en cada caso o la asimilación de los esquemas heterólogos, surgen las terceras dosis y la confusión por sus diferencias.

En este sentido hay que discriminar entre dosis adicional y refuerzo y considerar que se aplican luego de completar el esquema inicial que en la mayoría de los inoculantes que han llegado a Mendoza consta de dos dosis.

En Mendoza se han colocado 21.121 dosis adicionales y 7.983 refuerzos, según consta en el Monitor Público de Vacunación, es decir 29.104 terceras dosis. Esto en menos de un mes, desde que se abrió la campaña para el primero de los grupos señalados, el 28 de octubre. Para tener una noción del avance, puede señalarse que los últimos cuatro días se sumaron 4 mil personas.

Implica que accedieron 2,58% de los habitantes que en Mendoza ya tenían esquema completo con dos dosis o inoculante de una sola aplicación, que hasta ayer eran 1.130.042.

Entre estas terceras dosis hay tres diferencias fundamentales: la intencionalidad con la que se aplican, cuándo y a quiénes (por ahora).

En voz de la ministra de Salud de la Nación, Carla Vizzotti, ha quedado plasmada la diferencia: “La tercera dosis complementa el esquema primario para ampliar la protección. Y el refuerzo, después de haber recibido el esquema primario recomendado, lo que hace es reforzar la inmunidad en forma periódica y eso es al menos 6 meses después de haber recibido el esquema primario”.

En definitiva, el primer caso apunta a fortalecer la protección de quienes, por alguna causa, puedan tener atenuada su respuesta inmune, como adultos mayores e inmunodeprimidos. Es por ello, que ese segmento ha sido el destinatario, además de adultos que han recibido vacunación con Sinopharm.

Podría interpretarse como un complemento del esquema primario y apunta a completarlo.

En cambio, en el caso del refuerzo, se considera que las personas ya completaron el esquema primario pero dado que se ha observado un proceso de disminución de la respuesta luego de un tiempo, se recomienda esta nueva dosis para apelar a la memoria y mantenerla en niveles elevados.

“Ampliaremos”

El caso del refuerzo es igual a lo que sucede con la vacuna de la gripe, que debe aplicarse anualmente, y de hecho, se cree que la vacuna Covid se incluirá en el calendario con refuerzos periódicos para todos.

La ministra Vizzotti manifestó la semana pasada que la expectativa es que antes del otoño de 2022 se amplíe la vacunación de la tercera dosis (refuerzo) contra el Covid-19 para toda la población. Por el momento, se ha destinado a quienes tienen mayores riesgos, ya sea por su nivel de exposición o por la posibilidad de desarrollar cuadros graves.

El director de Salud de la Municipalidad de Godoy Cruz, Martín García, remarcó este punto al destacar que aunque por el momento se habilitó para algunos grupos, con orden de prioridad, esto se irá extendiendo al resto de la población paulatinamente.

Quiénes y cuándo

En el caso de la aplicación adicional deben haber pasado al menos 4 semanas desde la colocación de la segunda dosis. Por el momento se ha destinado a personas que hayan recibido el esquema completo con la vacuna china Sinopharm y que tengan más de 50 años. Además se ha incluido en este grupo a personas con comorbilidades, que puedan tener debilitado su sistema inmune, que hayan completado las dos dosis con cualquiera de las vacunas disponibles. Esto incluye a pacientes oncológicos activos, con tratamiento inmunosupresor o inmunobiológico, con VIH y con inmunodeficiencias primarias.

En tanto, la dosis de refuerzo se coloca luego de los seis meses de la última aplicación. Desde el 15 de noviembre se habilitó en la provincia para mayores de 70 años y personal sanitario. Está destinada a pacientes que tengan cualquier esquema de vacunación, incluso combinado y para definir prioridades se considera nivel de riesgo, tiempo transcurrido desde que se completó el esquema y exposición.

La directora de Inmunizaciones de la provincia, Iris Aguilar, explicó que se está usando el desarrollo de AstraZeneca, fundamentalmente, pero también puede apelarse al primer componente de la vacuna rusa Sputnik, también conocida como Sputnik light, que se toma como aplicación única.

García señaló que en general se está usando la primera porque hay mucha disponibilidad, mientras que la segunda se deja para cuando no haya.

Recordó que la prioridad dentro del personal de salud está en quienes atienden áreas críticas, que fueron los primeros en vacunarse en enero y febrero, pero esperan en breve extenderlo, especialmente a quienes trabajan en atención primaria y vacunadores.

Cabe recordar que para recibir la tercera dosis adicional es necesario llevar el carnet de vacunación, el DNI y en quienes lo requieran, una constancia de diagnóstico o tratamiento. La persona debe acudir a los centros de vacunación Covid de la provincia.

En tanto, para el refuerzo se requiere inscripción para que se otorgue un turno, el cual se obtiene en la página del Gobierno de Mendoza. Puede accederse en www.mendoza.gov.ar/vacunacion-covid-19.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

Temas Relacionados

COMPARTIR NOTA