Luján quiere trasladar el aeródromo para levantar una ciudad en La Puntilla

Varios emprendimientos ya están en marcha en los alrededores. Las principales inversiones incluyen torres de seis pisos. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Varios emprendimientos ya están en marcha en los alrededores. Las principales inversiones incluyen torres de seis pisos. Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

El municipio creó un nuevo distrito entre Chacras de Coria y La Puntilla con el objetivo puesto en un desarrollo inmobiliario con perfil tecnológico empresarial, junto a los emprendimientos que ya están en marcha en los alrededores. La inversión privada en este sector ya supera los 5.000 millones de pesos.

“Observamos que la mancha urbana se extiende hacia el Sur y vemos que esta zona, que no es ni La Puntilla ni Chacras de Coria, no es potencialmente agrícola, pero apta para que se construya una ciudad densificada, concentrada que permita trabajar, vivir y estudiar”, resume Esteban Allasino, jefe de gabinete de la municipalidad de Luján de Cuyo, al referirse al nuevo distrito con perfil tecnológico-empresarial creado hace un tiempo.

Está ubicado en la zona pedemontana sobre los terrenos que hoy ocupa el Aeroclub Mendoza de La Puntilla, junto a varios emprendimientos inmobiliarios en marcha, entre los que se destacan Chacras Park y Palmares Valley. Justamente en esas 35 hectáreas del aeródromo está planteado el proyecto para edificios que no superen los 8 pisos distribuidos sobre un terreno que conservará las características del lugar y en el que podrán habitar unas 12.000 personas en forma permanente e ingresar diariamente unas 20.000 para desarrollar sus actividades, según el máster plan que elaboró el municipio en 2019.

Claro que antes de generar este espacio para el desarrolla atraer más inversiones inmobiliarias, se debe trasladar la pista y el hangar del aeroclub. En concreto, el municipio ofrece un gran terreno al sur de la ruta internacional 7, a la altura de la refinería de Luján, pero mover la estructura y acondicionar una nueva pista de aterrizaje y despegue puede llevar un buen tiempo.

Lo cierto es que el próximo año vence la concesión del terreno que perteneciera al aeroclub (fue expropiado, hoy es del municipio) y las nuevas edificaciones en los alrededores van tomando altura.

Allasino comenta que la idea de este distrito surgió “probablemente de los dos principales hitos que se han dado en este sitio: el centro empresarial Chacras Park , que son aproximadamente 12 hectáreas y el centro empresarial de Palmares Valley, Avatar. Viendo las características de estos proyectos, definimos en 2018 principios de 2019, mediante una ordenanza, un nuevo distrito, que a nombre de fantasía se denomina Tecnológico empresarial, porque creeemos que este polígono sea el que absorba la presión inmobiliaria en una zona de piedemonte”. El ingeniero, docente y funcionario asegura que las principales inversiones inmobiliarias de la provincia están en un radio de 5 km de este punto.

“Solo Chacras Park tiene un programa de 17 torres, Terrafirme está construyendo un edificio de 6 pisos y de Barbera hay 4 más de 6 pisos cada uno”. El jefe de gabinete dice que de acuerdo a master plan, “aquí está planteada la “Mendoza futura”, así la denomina nuestro intendente. Los edificios en marcha son los más avanzados, sustentables y guardan características en común: oficinas chicas, grandes amenities y departamentos para vivir, consumir y trabajar o estudiar, con la posibilidad de que toda la movilidad sea sustentable. Se trata de una ciudad de los 15 minutos que hablan los urbanistas, ya que es un lugar hiperconectado y está a 15 minutos de todo”.

Allasino subraya que por aquí también pasa el cable transoceánico de fibra óptica más importante que cruza a Chile. “Por todas estas razones, existe un gran interés de las empresas vinculadas a la tecnología de radicarse acá. Entendemos que aquí en este polígono se puede concentrar el desarrollo de la industria del conocimiento, que es la que ocupa el tercer lugar en las exportaciones provinciales, detrás de las industrias frutihortícola y vitivinícola y todo indica que en poco tiempo será el primero”.

Sobre el traslado de las instalaciones aéreas, para concretar el ambicioso proyecto municipal que busca allanar el camino para aumentar la inversión inmobiliaria, el titular del Aeroclub Mendoza, Matías Orduña, comenta que están trabajando en conjunto con el municipio para desarrollar un proyecto de aeródromo que permita trasladar las distintas operaciones que se desarrollan en la actualidad (escuela de formación de pilotos, servicio de transporte y turismo, más talleres). En estas instalaciones trabajan cerca de 20 personas en forma directa. También cuenta que han solicitado la ayuda de la Universidad Nacional de Cuyo para la definición de un aeródromo regional que cuente tanto con los mencionados servicios, como con nuevos, que permitan una proyección regional con perspectivas de largo plazo.

Foto: Ignacio Blanco / Los Andes
Foto: Ignacio Blanco / Los Andes

“Queremos que sea la principal alternativa para vuelos regionales públicos y privados, servicios aeronáuticos de interés provincial y privado”, indica Orduña. Y agrega que un nuevo aeródromo “necesita un desarrollo y construcción que estimamos al menos en 3 años y que necesita de la acción coordinada de múltiples participantes. El Aero Club Mendoza está dispuesto a liderar el desarrollo de este proyecto junto a la Municipalidad, la Provincia y a todos los agentes interesados en la concreción de este aeródromo regional.”

Orduña destaca la importante función de la entidad sin fines de lucro. Allí se concentra gran parte de los vuelos turísticos, sanitarios y de Defensa Civil. Resalta que la pista de La Puntilla “es la primera alternativa al Aeropuerto El Plumerillo, recibe en forma permanente numerosos vuelos desde todo el país. Como referencia, entre julio, agosto y septiembre, el Aeropuerto Internacional Francisco Gabrielli realizó un promedio de 190 operaciones de aviones de pequeño y mediano porte, de unas 90 aeronaves diferentes. Mientras que el Aeroclub Mendoza tuvo un promedio de 96 operaciones de 30 aeronaves diferentes.

El aeroclub fue fundado en 1915 funcionó en Los Tamarindos primero (actual aeropuerto provincial y sede de la IV Brigada Aérea. Por decisión nacional, en los 50 fue trasladado a Agrelo por unos años. Esta pista también fue expropiada, hasta en que en 1973, Mario Casale y otros socios donaron 35 hectáreas de La Puntilla. Años más tarde, el terreno fue expropiado por la provincia y dado a la Municipalidad de Lujan de Cuyo, quién entregó la pista en comodato al Aero Club Mendoza, contrato que vence en 2023.

Sobre el traslado del aeroclub, Allasino destaca: “pretendemos que el aeroclub siga creciendo, y que en algún momento pueda transformarse en aeropuerto alternativo a la zona metropolitana de Mendoza. Hay que encontrar el financiameinto para construir en conjunto con ellos la alternativa de aeropuerto, siempre pensando en 20 a 30 años para adelante. Mantenemos una excelente relación con la gente del aeroclub y tanto el distrito, como el futuro aeródromo son dos proyectos fundamentales para el desarrollo económico: la industria del conocimeinto y industria turística”.

Tenemos algo para ofrecerte

Con tu suscripción navegás sin límites, accedés a contenidos exclusivos y mucho más. ¡También podés sumar Los Andes Pass para ahorrar en cientos de comercios!

VER PROMOS DE SUSCRIPCIÓN

COMPARTIR NOTA